La Corporación Blackboard concede cada año los Premios Blackboard Catalyst que reconocen la innovación y la excelencia en el uso de su plataforma, que utilizan a diario millones profesores y estudiantes en todo el mundo.

Los Premios Blackboard Catalyst premian el trabajo de las instituciones educativas en diferentes aspectos. El trabajo realizado por las Universidades CEU ha sido reconocido en la categoría “Liderando el cambio”. En esta categoría se incluyen las prácticas desarrolladas que han tenido un “efecto medible en los resultados de aprendizaje, el rendimiento de los estudiantes o el progreso académico”.

El trabajo realizado por las Universidades CEU ha sido reconocido en la categoría “Liderando el cambio» de los Premios Blackboard Catalyst

En concreto, el proyecto CEU premiado -iniciado en la Comunidad Valenciana- reconoce la integración de Blackboard con Alexa.  ‘Alexa abre CEU’, es el servicio de voz en el que los estudiantes de las tres Universidades CEU cuentan con la posibilidad de acceder al contenido de Blackboard. De esta manera, pueden consultar a Alexa sobre sus asignaturas, y el contenido específico de cada una de ellas, cuando acceden al dispositivo con su cuenta universitaria personal

«Estamos orgullosos de reconocer a los ganadores del Premio Blackboard Catalyst de este año por su compromiso de mejorar la experiencia educativa para todos los alumnos a través de EdTech y compartir estas ideas con la comunidad en general», afirmó Lee Blakemore, Director de Clientes y Presidente de Global Markets en Blackboard . «Clientes como estos nos inspiran a acelerar la innovación que impulsa el éxito de los estudiantes y estamos orgullosos de ser parte de su historia».

Alexa abre CEU

Todo empezó en septiembre. El CEU de Valencia, Elche y Castellón repartía a sus estudiantes los primeros asistentes de voz. El nuevo servicio de voz llamado “Alexa abre CEU” proporciona a los alumnos la posibilidad de acceder al contenido del Blackboard, un espacio para el aprendizaje virtual de los estudiantes, con notificaciones personalizadas, recordatorios, cuestionarios de estudio, noticias, reserva de espacios comunes de la Universidad y solicitud de trámites académicos.

Este asistente, que fue diseñado y construido por el equipo de soporte informático de la Universidad en menos de 4 meses, utiliza los algoritmos y la tecnología de voz y de seguridad de los Servicios Webs de Amazon, incluyendo AWS Lambda, Amazon Lex y Amazon Alexa. De esta forma, se configura una interfaz de voz que es capaz de mantener una conversación natural y que facilita la interacción de los estudiantes con los servicios y utilidades de CEU Alexa.

Blackboard Collaborate

Es la plataforma que las Universidades CEU decidieron implantar hace varios años para gestionar el aprendizaje de sus estudiantes.

Las posibilidades que ofrece la plataforma han sido muy útiles en las primeras semanas tras la suspensión de las clases, en marzo. La docencia presencial, que quedaba interrumpida, pudo trasladarse al entorno digital con mucha facilidad. Nada, ni los proyectos de innovacion docente, ni la defensa de las tesis doctorales, ni los claustros, ni las ECOES de Medicina se han visto interrumpidos.

A medida que han ido pasando las semanas, los profesores han ido explorando todas las funcionalidades de la plataforma. Quizá una de las experiencias más exitosas ha sido la participación de invitados externos en las clases diarias. Muestra de ello son las iniciativas impulsadas desde Marketing, Comunicación Audiovisual o los Grados de Ciencias de la Salud.

Esta práctica ha abierto muchas posibilidades de futuro ya que no siempre el invitado, dispone del tiempo para desplazarse al campus. Muchas sesiones, en todas las disciplinas se han visto enriquecidas con estas invitaciones, resueltas con el simple envío de un enlace. Este aprendizaje se incorpora al nuevo modelo de universidad que se estrena el próximo septiembre.

Blackboard Collaborate ha permitido trasladar la docencia al entorno digital, incluidos proyectos de innovación docente, defensa de tesis doctorales, claustros y ECOE

Incluso, la organización de jornadas con invitados internacionales, inviables meses antes, se han podido celebrar con un sencillo “unirse a la sesión”. Por ejemplo, en Veterinaria, y en Educación y Fisioterapia.

Para el trabajo de las competencias transversales, Blackboard, además de trabajar con la clase, permite crear grupos de trabajo a los que el profesor puede proponer un Blog, un Tablero de discusión, la creación de un Wiki o un Glosario, y por supuesto enviarles un correo electrónico. El trabajo en equipo con compañeros de otras universidades extranjeras es una de las experiencias formativas más interesantes, ya que sienta en una misma sala de trabajo a estudiantes que están a miles de kilómetros de distancia.

El compromiso del CEU con la transformación digital le ha permitido continuar con su labor docente habitual, claustros incluidos

Y también evaluar. La evaluación del aprendizaje es posible con todo tipo de pruebas que, si el profesor lo desea, pueden autocorregirse al terminar la clase. Este es otro de los aprendizajes que se extenderán en el curso 20-21, ya que el propio estudiante puede comprobar sus progresos y sus mejoras en los sucesivos intentos de resolución de la prueba.

Fuera de la actividad docente, la vida universitaria también ha podido continuar. Algunos de los Clubes de Estudiantes, han trasladado sus encuentros al entorno digital.

El curso 2020-21

Este aprendizaje digital sitúa la docencia en un nuevo escenario. La técnica que ofrecen las herramientas de Blackboard va a generar una dinámica más estimulante tanto para el profesor como para el alumno.

Pero, además, es una solución perfecta para aquellos estudiantes que no puedan asistir presencialmente a las clases. El CEU sigue siendo presencial, pero en momentos de incertidumbre contar con la tecnología que permite mantener el ritmo del aprendizaje, en cualquier circunstancia, es vital.

Los profesores, que han aprobado con nota su examen digital gracias al apoyo que les han prestado tanto los “embajadores digitales” como los equipos técnicos, junto a miles de sus colegas distribuidos por todas las universidades del mundo, están ya instalados en la docencia del siglo XXI.