Alumnos de Derecho y Dirección de Empresas reciben seminarios especializados en Bruselas sobre las instituciones europeas y el funcionamiento de los lobbies

Durante su visita a la sede del Parlemento Europeo

Siempre es positivo y enriquecedor para los universitarios conocer el funcionamiento de las instituciones de la Unión Europea. Y más para aquellos que están estudiando Derecho y Dirección de Empresas. Por esta razón, un año más, las profesoras de Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, Maite Pastor Gosálbez y Adela Aura, han organizado una formación especializada en Bruselas. Durante varios días, el alumnado ha conocido el papel, como ejecutivo político, de la Comisión Europea, de la mano de José Vicente Gómez Martínez, de Dirección General de Comunicación. También las funciones y competencias del Parlamento Europea. Y, no menos importante, el funcionamiento de los lobby, con el seminario impartido por Juan Corbalán, delegado en Bruselas de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

“Consideramos que, para nuestros estudiantes, esta actividad de innovación docente en la Unión Europea, es muy formativa, tanto a nivel académico como personal. De hecho, les permite conocer in situ el trabajo que, desde Bruselas, se lleva a cabo en favor de todos los ciudadanos de la Unión Europea. La misma está, además, en línea con los objetivos de la Conferencia sobre el futuro de Europa, abierta hasta el 9 de mayo de 2022”, aseguran las docentes.

De manera similar se manifiesta Julio Gómez Ballester, alumnos del doble grado de Derecho y Dirección de Empresas después de regresar de Bruselas. “Me parece de vital importancia conocer las instituciones europeas ya que sus decisiones nos influyen y mucho. Además, es una oportunidad de conocer salidas profesionales muy interesantes para de cara a nuestro futuro laboral”, concluye.

La Unión Europea como aula

Ciertamente, imbuir a los jóvenes del espíritu europeísta es uno de los objetivos de esta iniciativa, que se viene realizando desde hace seis años. “Y más ahora, en época de crisis, que está puesto en entredicho”, aseguran las dos profesoras. Con todo esto, ambas pusieron en marcha esta iniciativa pensando en los beneficios de un proyecto de innovación docente en la Unión Europea.

“Los alumnos siempre han valorado esta experiencia como muy positiva. En primer lugar, porque los seminarios son eminentemente prácticos. Asimismo, les abren las puertas del extranjero, con vistas a futuras prácticas, en las instituciones y organismos internacionales que visitamos. Además, dado que no todos son en español, sino algunos en inglés, toman conciencia de la importancia de los idiomas en la vida profesional”, remachan.

Del mismo modo piensa Adela Gallego, alumna de segundo de Derecho. “Es muy importante conocer qué es la Unión Europea, qué ha supuesto la creación de esta y cuáles son las funciones que lleva a cabo. Sobre todo, porque el Ordenamiento Jurídico que constituye la Unión Europea hoy en día se ha convertido en parte integrante de nuestra realidad política y social. Esto es así ya que cada año se adoptan muchas decisiones que influyen en la realidad de los Estados Miembros de la Unión y, por ende, de sus ciudadanos. Además, como futura profesional, es necesario conocer la estructura de la Unión Europea y su Ordenamiento Jurídico: conocer los Tratados, su alcance, y los conceptos utilizados para regular nuevas situaciones”.

Algunas de las alumnas durante su exposición posterior, usando Instagram como elemento de información

Trasladar la innovación docente en la Unión Europea a las aulas

Los Seminarios recibidos en el Parlamento Europeo y la Comisión encajan a la perfección en la Asignatura Derecho de la Unión Europea, que se imparte en 2º curso del Grado en Derecho. “Por eso, cuando contactamos con las instituciones para solicitar esta formación, explicamos las características del grupo de estudiantes y solicitamos, de entre los temas que ofrecen, los que mejor complementan lo aprendido en el aula. Además, al volver de Bruselas, se dedican un par de clases a revisar todo lo hecho, valorar lo aprendido…”, apuntan Adela y Maite.

Este año, como actividad innovadora, los alumnos, por grupos, han tenido que hacer un Instagram en el que, además de incluir varios post explicativos sobre la UE y sus instituciones, han destacado en historias cada una de las actividades realizadas. “De esta forma, hemos generado una experiencia de aprendizaje novedosa y colaborativa, en la que los estudiantes han tenido que adoptar un rol activo”.

Para Judith Sempere de la Rosa, alumna del doble grado de derecho y Dirección de Empresas, este proyecto le ha permitido ampliar sus conocimientos sobre las instituciones de la UE. “Únicamente conocía el Parlamento, ya que había estado hace unos años en Bruselas. Pero la comisión no la conocía, ni su funcionamiento”. De manera similar a lo que le ocurre a Alicia Orts Montiel, que cursa segundo de Derecho. En su caso, especialmente, por la formación recibida en la asignatura de Derecho de la Unión Europea.  Después de esta experiencia, se reafirma su criterio europeísta. “La Unión Europea nos representa a todos y como ciudadanos debemos de implicarnos y tomar conciencia sobre la labor que se desarrolla en dichas instituciones”.

Artículo anteriorCEU-NutriAcción colabora en la mejora alimentaria de los escolares de Mokowe School for Mentally Disabled (Kenia)
Artículo siguienteMartes, 21 de diciembre de 2021