• Más de un centenar de menores con diversidad funcional conviven en este centro escolar de Mokowe, en el condado de Lamu (Kenia)
  • CEU – NutriAcción es un proyecto interdisciplinar, dirigido por la profesora de Nutrición de la Universidad CEU Cardenal Herrera Dolores Silvestre e integrado por profesionales de diversos campos, preocupados y ocupados en mejorar la vida de las personas a través de la Alimentación

“Queremos garantizar una alimentación sana y sostenible, que permita a los niños desarrollar todas sus capacidades”

De este modo, la profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera Dolores Silvestre ha presentado el proyecto para la mejora alimentaria de los más de 100 niños y niñas, de entre 9 y 15 años, con diversidad funcional que conviven en Mokowe School for Mentally Disabled al norte de Kenia.

En colaboración con la ONG Be Social Project, se ha realizado un estudio antropométrico y de consumo alimentario que ha confirmado malnutrición sin diagnosticar en 73% de los menores. “Vimos la necesidad de una planificación nutricional, con la optimización de los recursos existentes, a partir de un análisis y evaluación de los productos y los medios disponibles, a fin de adaptar su empleo a las necesidades nutricionales y hábitos alimentarios de la población infantil a la que atiende el centro escolar”, ha explicado la profesora de Nutrición de la CEU UCH.

Así, ha comenzado su andadura este proyecto para la mejora alimentaria de los niños y niñas de Mokowe School basado en cuatro objetivos fundamentales: la reforma de la cocina del centro escolar para garantizar el tratamiento adecuado de los alimentos y la seguridad alimentaria, el desarrollo de recetas básicas locales a partir de productos autóctonos y con los valores nutricionales adecuados, y la elaboración de un menú semanal a partir de estas recetas.

La profesora de Nutrición de la CEU UCH ha explicado que la carencia de nutrientes esenciales es la causa de la desnutrición conocida como “hambre oculta”, “especialmente grave en los niños porque pasa desapercibida e impide su adecuado crecimiento y desarrollo físico y mental, amenazando su salud y sus posibilidades durante el resto de su vida”.

En este sentido, ha señalado cómo a través de este proyecto «buscamos crear un recetario con propuestas adaptadas a la realidad de la población, utilizando los alimentos y los recursos disponibles y respetando la propia cultura alimentaria”.

Además, con el objetivo de garantizar la sostenibilidad de los recursos alimentarios, la ONG Be Social Project ha apostado por el autoabastecimiento, creando un huerto ecológico y un gallinero propios. En este objetivo, ha colaborado también el grupo de investigación AviFeed Science de la CEU UCH asesorando en la creación del gallinero propio que garantiza disponibilidad de huevos, alimento de gran importancia nutricional para proporcionar proteínas de calidad, de difícil obtención con otros alimentos.

Un lugar seguro, donde se respeta la diversidad

En Kenia, todavía se vive con dificultad el nacimiento de un hijo/a con discapacidad. Muchos niños y niñas con diversas discapacidades se ven confinados en sus casas como consecuencia del estigma social, y de las duras condiciones de vidas asociadas a la pobreza y a la falta de recursos, tanto personales como materiales, de las familias. Más del 65% de la población en Lamu vive bajo el umbral de la pobreza.

Mokowe School for Mentally Disabled se ha convertido en un lugar seguro donde se atiende y respeta la diversidad. En este centro de Educación Especial, seis profesionales trabajan con más de un centenar de menores para potenciar sus capacidades y desarrollar sus habilidades.

El centro trata con especial atención a los niños con patologías neurológicas, para ello se están iniciando proyectos de colaboración con fisioterapeutas que en terreno desarrollan y forman en programas específicos de tratamientos sencillos y eficientes en cada caso. También se ha creado un aula multisensorial para trabajar con los niños y niñas con autismo.

“El valor añadido de este proyecto es el valor humano”, han subrayado desde la ONG Be Social Project.

“Los niños y niñas de Mokowe School han formado una gran familia que se quiere y se cuida”.

La alimentación, un pilar fundamental en el empoderamiento de las personas

La profesora Dolores Silvestre es la coordinadora de CEU-NutriAcción, un proyecto interdisciplinar, integrado por profesionales de diversos campos preocupados y ocupados en mejorar la vida de las personas, a través de la Alimentación.

Con NutriAcción, la profesora de la CEU UCH colabora con diferentes organizaciones en países del África Subsahariana.

“Cuando tomamos consciencia de que la alimentación adecuada y sostenible no es un privilegio sino un derecho inalienable de todas las personas, se nos abre un nuevo horizonte de responsabilidad y, con ello, la inquietud de actuar”, ha subrayado la profesora de la CEU UCH.

En este sentido, Dolores Silvestre ha señalado que para alcanzar el segundo ODS 2030, hambre zero, “la participación efectiva en este logro no se limita a paliar el hambre con la distribución de alimentos, sino que incluye desafíos desapercibidos, pero imprescindibles, para que la alimentación sea el medio constitutivo en el empoderamiento de las personas”.

Desde esta perspectiva se abren múltiples vías de colaboración que centran sus programas de ayuda en la atención integral a las personas.

“Solo desde este objetivo global que incluye la sostenibilidad, el respeto de la cultura y el autoabastecimiento con el trabajo y los medios propios, se garantiza un buen programa de ayuda alimentaria”

Artículo anteriorLunes, 20 de diciembre de 2021
Artículo siguienteInnovación docente en la Unión Europea