Amelia Chardin (novelista): “Tenemos que salir de nuestra zona de confort y buscar nuestra felicidad y nuestros intereses”

0
69

Informa Marta Casasús / Imágenes: Carlos Ruíz

La escritora Amelia Chardin publica nueva novela, ‘Amor tres delicias’, en la que refleja un romance intercultural que permite al lector viajar por Madrid a través de una la relación entre Nina y Rubén. Una comedia romántica deliciosa, enmarcada en la cultura asiática, de la que derivan enseñanzas sobre los “¿y si…?”. EL ROTATIVO habló con la autora sobre este trabajo y su trayectoria literaria.

¿Cómo surgió la idea de escribir esta segunda novela?

Cuando llegué a Madrid no conocía la ciudad y, acompañando a una amiga a hacer recados por Usera, fue cuando me enamoré de ese barrio. Empecé a conocer sus tiendas, recorrer sus supermercados, y poco a poco, hilé la historia en mi cabeza. La protagonista es china y, a raíz de preguntar e informarme sobre la cultura asiática, sus tradiciones y costumbres, toda la trama empezó a cobrar sentido. Pensé en lo romántica que soy y por eso escribí una novela basada en el amor donde un chico español se enamora de una chica asiática y ambos conocen sus diferentes culturas desde el punto de vista de cada uno.

Como bien ha comentado, el germen de esta novela está en su fascinación por la cultura asiática. Podemos apreciar muchos detalles de esta cultura tan distinta a la española, y en parte, desconocida por la gran mayoría de sus lectores nacionales. ¿Cómo fue el proceso de creación?

Había leído sobre varías leyendas chinas, pero, es un país muy grande y, por ello, tuve que contrastar información con personas de mi entorno que conocen, de primera mano, esta cultura. China, dependiendo del lugar donde estés, varía mucho en sus costumbres. Por ejemplo, si España ya es un país con una amplía riqueza cultural, donde el norte y sur son diferentes, en el caso de China ha supuesto un gran reto para mí.

El personaje que aporta a la novela, la cultura asiática, es Nina Chou. Una joven que siempre se encuentra en la duda entre complacer a su familia o actuar atendiendo a sus sentimientos. Por ejemplo, su familia cree que ayuda a su hermana en la peluquería, pero, en realidad, está cursando Química en la universidad. ¿Qué se esconde detrás de este personaje?

Nina Chou vive en Usera junto a sus padres, y tiene una hermana, Fang, que está felizmente casada con un joven médico chino y tiene una peluquería. Como bien dices, esta joven actúa siempre a la sombra de su familia, porque está sometida a la presión que sufre por parte de sus padres. Algunas de las presiones son sobre el matrimonio, de hecho, sus padres le organizan un sinfín de citas a ciegas. Esta es una de las razones por las que Nina, cada vez que vive un momento crucial, nos deleita con una receta que va ligada a un sentimiento emocional.

Un aspecto importante a destacar de la vida de Nina es el acoso que sufrió en el instituto. Lamentablemente es algo que está muy presente en nuestra sociedad y, a través de ella, vemos las consecuencias a largo plazo de acosar a alguien. A Nina le cuesta tener confianza en sí misma y es un complejo que le arrastra durante toda la novela. Hoy en día esta conducta cada vez tiene más visibilidad en nuestra sociedad, ¿por qué decidió incluir este aspecto en la vida de Nina?

Lo que quiero demostrar con esto es el daño que se puede llegar a hacer en una persona, y la posterior recuperación que acarrea este maltrato. A Nina le cuesta dar el paso a enfrentarse a situaciones por miedo a exponerse y volver a sufrir lo mismo. Ella prefiere mantenerse al margen, primero por el mal que le provoca, y segundo, por el dolor que pueda causar a las personas que la quieren, como en este caso su familia. En definitiva, reflejo como las acciones del pasado pueden afectar en el presente, pero al final ella se hace cada vez más fuerte y lo acaba superando.

«reflejo como las acciones del pasado pueden afectar en el presente, pero al final ella se hace cada vez más fuerte y lo acaba superando»

En esta novela los sentimientos están muy presentes y, podríamos decir que todo gira en torno al sentimiento que existe entre los protagonistas. La historia de amor de Nina y Rubén, un matemático que se cruza por casualidad en el camino de Nina, ¿qué quiere trasmitir sobre el amor?

El mensaje que quiero trasmitir es que no hay fronteras. Si estás dispuesto a aprender de la otra persona, puede ser una experiencia increíble. El amor entre Nina y Rubén rompe las barreras raciales y culturales. El amor es una de las mayores aventuras de la vida.

Antes ha comentado que fue, a raíz de la visita por Usera, lo que desencadenó esta novela romántica. ¿La creación de los personajes podríamos decir que ha sido también fruto de una inspiración de las personas de su entorno?

Todos los personajes que aparecen son ficticios. Como he comentado es mi amiga quien, en gran medida, me ha aportado algunos matices de los personajes, sobre todo del personaje de Nina, por las curiosidades que le iba preguntando sobre tradiciones y costumbres asiáticas. Siempre he querido que los personajes sean gente común que vivieran situaciones cotidianas que se nos dan a todos. En definitiva, vidas normales, pero desde diferentes puntos de vista. Aunque también debo reconocer que todos los personajes llevan un poquito de mi forma de ser.

Hablando de los personajes, la familia tanto de Nina como la de Rubén juegan un papel importante en la trama. Con ellas podemos conocer los choques generacionales y culturales, además, manifiesta la importancia del entorno y el apoyo familiar. Quizás estos enfrentamientos entre hijos y padres puedan suponer una experiencia para el lector a la hora de gestionar una situación similar. ¿Qué papel juegan los padres de los protagonistas?

Considero que las situaciones que cuento le pueden ocurrir a cualquiera y son bastantes comunes y normales, independientemente de la nacionalidad. A veces los padres quieren trazar el rumbo de nuestras vidas, pero se olvidan de que, al final, es nuestra vida y nadie nos tiene que decir cómo vivirla. Tenemos que salir de nuestra zona de confort y buscar nuestra felicidad y nuestros intereses.

«Siempre he querido que los personajes sean gente común que vivieran situaciones cotidianas que se nos dan a todos»

Centrándonos en el proceso de redacción de la novela, cabe destacar que parte de ella la escribió durante el confinamiento. Al principio tenía muy bien hilada la historia y avanzó mucho, pero una vez decretaron el estado de alarma, ¿cómo vivió esos meses de trabajo?

Cuando llegó el confinamiento, y al ser una situación en la que no había estado nunca, me costó un poco seguir escribiendo. Pero lo sentí como una oportunidad para documentarme más y, por ello, cambié algunos detalles de la novela. También debo decir que, en mi caso, la música jugó un papel muy importante. Fue como poner banda sonora a las ideas, además, con todo los que pasó, tan triste, la escritura me dio momentos de desconexión que me servían para evadirme de lo que estaba ocurriendo.

Finalmente, ¿qué mensaje enviaría a una persona para animarle a leer su historia?

Si es una persona que le gusta viajar a través de los libros, con ‘Amor tres delicias’ va a viajar a muchos destinos. Va a aprender mucho sobre la cultura asiática y va a ver las cosas desde el punto de vista de los personajes que van a ser completamente diferentes, siempre con un toque de humor y cariño.