Un misterioso rubí, eje de una historia para un debut literario

El Palacio de Colomina de Valencia acogió la presentación de la novela El misterio del rubí: Reencarnación. La obra supone el debut como escritor del antiguo alumno de la CEU-UCH Kevin Villar, un joven de 23 años graduado el curso pasado en Periodismo y Comunicación Audiovisual.

La historia, ambientada en el pueblo italiano de Arezzo, gira en torno a Massimiliano di Genaro, un joven inquieto de 22 años, graduado en Historia del Arte, cuya vida se ha visto marcada por la repentina muerte de su abuelo paterno. Este hecho lo altera y le conduce a investigar y vivir una odisea en la que tendrá que averiguar qué secreto se esconde detrás de un misterioso rubí y por qué le persigue una enigmática organización.

Villar comenzó a escribir El misterio del rubí: Reencarnación durante sus vacaciones de verano de hace cinco años, cuando él tenía 18. “El libro se cocinó a fuego lento porque estudiaba una carrera”, afirmó. Por ello, fue al finalizar sus estudios cuando, después de corregir la novela, se decidió a sacarla a la luz. Lo hizo a través de Amazon, que según él, le permitió editarla de manera independiente y ahorrar costes al asumir un bajo riesgo en todo el proceso.“El libro para mí ha supuesto todo un viaje y una experiencia, me ha ayudado a encontrarme a mí mismo, ha sido una terapia y me ha ayudado a crecer”. Así definió el escritor durante el acto de presentación la importancia que ha tenido para él la creación de su novela, que le ha permitido realizar una introspección personal y hacia su autoconocimiento: “Escribir me ha hecho ver y entender las cosas desde otro punto de vista y evadirme de la realidad”, destacó. Además, resaltó que otro de los beneficios que le ha aportado escribir un libro ha sido poder compartirlo con el resto del mundo, ya que para él comunicar historias es la necesidad que nace de “escuchar y sentirnos escuchados”.

Para Villar, cualquier persona tiene “algo que decirle al mundo y nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde”, ya sea desde la realidad o a través de la ficción. En este sentido, el escritor aseguró que ambos campos -Periodismo y Literatura- no deben ser compartimentos opuestos, ya que la ficción ayuda a entender y reflexionar sobre la realidad cuando esta es “demasiado cruda”.
Por otra parte, Villar adelantó algunos de sus proyectos a medio y largo plazo, como continuar con una segunda parte de su novela y convertirla en un corto, película o videojuego de exploración. Además, el joven autor pretende aunar sus dos pasiones, ya que tiene la intención de escribir una saga en la que el protagonista sea un periodista.

Durante el acto de presentación también intervino el periodista y escritor Baltasar Bueno, quien felicitó a Villar por la publicación de su primera novela. Bueno definió al joven autor como una persona “digna de respetar, inteligente, centrada y vocacional”. Además, resaltó el hecho de que Villar haya optado por sacar a la luz su novela a través de Amazon, ya que en su opinión, a día de hoy “las editoriales no te publican si no eres un best-seller”.

El periodista también ensalzó el libro por su redacción sencilla, llana, inteligible y muy descriptiva, a través de un lenguaje fílmico y audiovisual detallado, que comparó con una cámara cinematográfica. “Se nota su preparación académica”, afirmó Bueno. Del mismo modo se expresó el profesor de la CEU-UCH Raúl Cruz, quien alabó la obra de Villar, al considerar “muy valiente” trabajar en un libro en el que hay diversas localizaciones, suceden múltiples acontecimientos y se resuelve “de una forma magistral”. Cruz elogió la agudeza del escritor al asegurar que cuando hay “saber hacer y alma”, la obra trasciende al autor. “Si se hace en un medio crudo y desnudo como es la literatura, podemos concluir que además de valentía, lo que tenemos es talento”.

En otro orden de cosas, el docente explicó la importancia que a su juicio tiene la literatura por ser el medio de expresión artística “menos contaminado” por la tecnología. “La tecnología invade el arte, estimula la creatividad, ofrece nuevas formas de pensar…pero no hay que confundir el medio con el fin”. De este modo, recordó que en la actualidad, la creación artística está tan asistida por la tecnología, que a veces es difícil vislumbrar los límites. “Pero hay algo que los algoritmos no han podido replicar por ahora. Es la capacidad de contar historias, o de algo tan sencillo y tan complicado como escribir”, subrayó Cruz, para quien la literatura es la esencia humana. “En un libro la expresión está desnuda, sin filtros, sin efectos, sin procesados”.

Esta opinión también la compartió Villar, quien aseguró que escribir un libro ha de ser “algo que te nazca”, fruto de la conciencia y de las emociones que mueven al ser humano. El autor destacó el interés del ser humano por saber y escuchar lo desconocido. “Dicen que las palabras se las lleva el viento, y de ahí nació el escribir”, sostuvo. Al mismo tiempo, recordó que la historia de El misterio del rubí: Reencarnación “la llevaba dentro y necesitaba liberarla”. Sin embargo, recordó que en un primer momento no fue fácil comenzar a escribir. “La primera vez que abrí el Word vi la página en blanco, que es lo peor que le puede pasar a un escritor hasta que llega la inspiración”. En su caso, esa inspiración le sobrevino a partir de una trágica experiencia, tras fallecer su abuela paterna. Esa vivencia lo marcó y le sirvió como escritor, al establecer un paralelismo con el protagonista de la novela, que comienza su experiencia a partir del fallecimiento de su abuelo. Por ello, durante la presentación Villar dedicó la novela a sus dos abuelas fallecidas, la última hace unos meses: “Es como si ahora esta historia tuviera otra vuelta diferente, pero la vida sigue, el tiempo no se detiene y debes continuar”, manifestó con contundencia el antiguo alumno de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera