Desde primero, los alumnos del CEU aprenden a aprovechar al máximo las tutorías. Este curso, digitales.

La innovación forma parte del ADN de la Universidad CEU Cardenal Herrera. El CEU está firmemente convencido de que la creatividad, el pensamiento crítico y la imaginación, puestos al servicio del bien común, promueven el progreso de la humanidad.

Por eso, todos los estudiantes del CEU se preparan para el futuro con las nuevas metodologías docentes que se están demostrando más eficaces. Y, en concreto, los futuros maestros del campus de Castellón aprenden, a través de la experimentación, el mejor modo de aplicarlas para acompañar a las próximas generaciones en su proceso de aprendizaje.

El compromiso del CEU con la innovación ha revelado su solidez durante la crisis sanitaria

Este compromiso del CEU con la innovación ha revelado su solidez durante la crisis sanitaria. La pandemia ha supuesto un revulsivo para estimular la imaginación del claustro de Magisterio a la hora de adaptar los proyectos de innovación ya programados y también para implementar nuevas iniciativas con el objetivo de superar las dificultades e incluso exprimir al máximo las oportunidades formativas que llevaba aparejadas el confinamiento.

Por ejemplo, “viajando” sin salir de casa. Los alumnos de Magisterio del CEU han reforzado sus competencias lingüísticas y comunicativas dialogando virtualmente sobre temas vitales y de la máxima actualidad con alumnos de dos prestigiosas instituciones educativas europeas: la Universidad Estatal de Moscú M.V. Lomonosóv y LAB University of Applied Sciences and operate in Lahti and Lappeenranta, en Finlandia.

Los futuros maestros han diseñado materiales para estimular la creatividad de los más pequeños durante el confinamiento

Esta iniciativa, que se enmarca en el programa internacional COIL (Collaborative Online International Learning) de la Universidad CEU Cardenal Herrera -pionero en la universidad española- ha enriquecido, sin duda, los puntos de vista de los jóvenes que aspiran a educar a los ciudadanos del futuro en una sociedad globalizada. Además, les ha ayudado a sobrellevar mejor este obligado confinamiento, promoviendo nuevas relaciones con personas de su edad y diferentes culturas.

Otra propuesta innovadora que también ha cumplido la doble función de motivar y formar a los futuros maestros es la de las tutorías virtuales. Se trata de una adaptación del denominado Proyecto Ventana, que se celebró el curso pasado en las instalaciones del Centro de Simulación Avanzada del CEU, a la realidad impuesta por el confinamiento.

Muchos proyectos de innovación del CEU se vuelcan en reforzar la creatividad, que se ha demostrado clave para el desarrollo educativo

La dinámica ha sido la misma, aunque este curso se ha llevado a cabo través de plataformas virtuales: los estudiantes de primero de Magisterio han escenificado los roles de padres y maestros en tutorías simuladas que abordaban situaciones similares a las que se encontrarán en su futuro profesional.

Estos encuentros, como en la primera edición, también han quedado grabados para que todos los estudiantes analicen, de modo cooperativo, cada tutoría realizada por los compañeros. El objetivo ha vuelto a cumplirse: los estudiantes han aprendido a sacar el máximo partido a la necesaria colaboración familias-escuela.

Escolares de la provincia de Castellón han disfrutado de los cuentos sonoros realizados por los estudiantes de Magisterio del CEU

El reto de la creatividad

Un buen maestro tiene que ser creativo si quiere ser capaz de estimular la creatividad de los más pequeños. Por eso, muchos de los proyectos de innovación del CEU se vuelcan en reforzar esta competencia, que se ha demostrado clave para el desarrollo educativo.

Por ejemplo, entrenando la mirada creativa de los futuros maestros pidiéndoles que elaboraran metáforas visuales sobre su vivencia del confinamiento y retándoles a diseñar recursos educativos para ayudar a los más pequeños a desarrollar su creatividad entre las cuatro paredes de sus casas. Unos materiales didácticos que, como es habitual, los estudiantes de Magisterio han compartido con las familias de Castellón en el blog de la titulación.

La vocación de servicio a la sociedad también añade un valor extra a otros dos proyectos de innovación puestos en marcha desde Magisterio CEU.

Los futuros maestros se preparan para proporcionar una respuesta educativa ajustada a las necesidades de cada niño

En uno de ellos, los estudiantes han elaborado materiales para niños con necesidades educativas muy diferentes (pequeños con diversidad funcional y pequeños con altas capacidades) y un objetivo común: que comprendan qué es el coronavirus al tiempo que desarrollan su imaginación y trabajan otras competencias. Dicho de otro modo: los futuros educadores han sido capaces de adaptarse a las diferentes necesidades de los niños en un contexto real y extremo, y de proporcionarles una respuesta educativa ajustada.

En el segundo proyecto de innovación, los aspirantes a maestros también han demostrado que pueden dar lo mejor de sí a pesar de lo adverso de las circunstancias. Nuevamente, el claustro de Magisterio del CEU ha adaptado un proyecto de innovación, diseñado previamente en un contexto de normalidad, al nuevo entorno derivado de la pandemia.

Los estudiantes de Magisterio han elaborado materiales didácticos para que los niños comprendan qué es el coronavirus

La idea inicial era que los estudiantes elaboraran cuentos musicales: unos relatos debían inventarse y acompañar con un “paisaje sonoro”, también original, realizado con los instrumentos del aula de música de la universidad o con instrumentos propios fabricados con materiales reciclados. Una vez terminadosm debían representarlos ante los alumnos de Infantil y Primaria del Colegio Doctor Errando Vilar de Almassora.

Con la irrupción del confinamiento, el proyecto tuvo que adaptarse al entorno digital. Los futuros maestros elaboraron sus cuentos musicales, explorando todas las posibilidades sonoras de los objetos cotidianos de casa, y grabaron sus representaciones para que el colegio las hiciera llegar a los más pequeños a través de los dispositivos digitales. El resultado, nuevamente, fue un éxito.