El catedrático Francesc Torralba profundiza en la ‘lógica del don’ durante la inauguración de la cátedra Ratzinger en la CEU UCH

0
361

Información e imágenes Gonzalo Escrig

La Universidad CEU Cardenal Herrera inauguró este miércoles la Cátedra de Teología «Joseph Ratzinger», una iniciativa destinada a fomentar el diálogo entre fe y razón a través de la formación e investigación teológica en el mundo académico. Este nuevo proyecto, que lleva el nombre del pontífice emérito Benedicto XVI, se descubre como un punto de encuentro para el debate y la profundización en temas de gran relevancia para la comunidad universitaria y la sociedad en general en torno a la figura de Joseph Ratzinger.

Durante el acto de inauguración, con el título ‘De la razón instrumental a la lógica del don’, Higinio Marín, rector de la Universidad CEU UCH, destacó la importancia de la nueva cátedra y su financiación a cargo del rectorado. «Gracias por acudir a este brillante acto inaugural de la nueva cátedra Ratzinger que correrá a cargo del presupuesto del rectorado y que será administrada por nuestro capellán, Domingo Pacheco «, expresó Marín. Además, subrayó el compromiso de la institución con la promoción de grupos de lectura y estudio que respondan a la demanda de la comunidad universitaria: «Esperamos que se promueva y se ofrezcan, siempre atentos a la demanda, grupos de lectura y de estudio. Porque tratándose de la CEU UCH teníamos que poner medios y recursos para abordar este tipo de temas».

Por su parte, Domingo Pacheco, capellán de la Universidad y director de la cátedra, resaltó el perfil del invitado especial, Francesc Torralba Rosells, quien impartió la conferencia inaugural. «¿Qué puedo decir de Francesc Torralba Rosells? Le gusta cuidar el cuerpo para cuidar el intelecto y al mismo tiempo el alma», dijo Pacheco Machado, destacando los logros académicos y la dedicación de Torralba a la integración de la fe, el intelecto y el bienestar personal.

Francesc Torralba, premio Ratzinger 2023, ofreció una profunda reflexión sobre el cambio de perspectiva propuesto por Joseph Ratzinger de una razón puramente instrumental a una razón del don. Torralba abrió su discurso señalando la importancia de repensar el uso de la razón en nuestros tiempos: «Se trata de pensar una transición que se produce en Ratzinger. El uso de la razón puramente instrumental a una razón del don, de la lógica del don, tal y como él lo denomina». Esta reflexión inicial sentó las bases para un profundo análisis sobre cómo la razón, en su forma puramente instrumental, ha dominado el discurso contemporáneo, pero necesita ser complementada por una ‘razón del don’, que reconoce la importancia de la gratuidad y la donación en la plenitud humana.

Profundizando en su exposición, Torralba compartió experiencias personales y académicas que ilustraron la influencia de Ratzinger en su pensamiento: «Cuando fui a recibir el premio Ratzinger me invitaron a hacer una exhortación sobre cuál es la fecundación de Ratzinger en la historia. Me centré, pues, en la forma y visión de la razón, que es lo mismo que voy a hacer hoy aquí». Esta conexión personal con los temas de la conferencia añadió una capa de autenticidad y profundidad a su análisis.

El catedrático también abordó la necesidad de expandir los horizontes de la razón más allá de la lógica calculadora predominante: «¿Qué significa extender los límites de la razón? Lo que trata Ratzinger es de abordar una idea de racionalidad que consiga explicar al ser humano. Porque para el Papa, pensar es más que calcular. Y esto es clave frente al desafío de las thinking machines. Porque hace falta aclarar lo que significa verdaderamente pensar». Esta reflexión sobre el verdadero significado del pensamiento en contraposición al simple cálculo resonó profundamente con los asistentes, subrayando la relevancia de estos temas en una era dominada por la tecnología.

Finalmente, Torralba concluyó con una poderosa afirmación sobre la capacidad humana para vivir según la lógica del don: «El ser humano es capaz de pensar desde la lógica instrumental y la lógica del don. La lógica del don existe en las familias, asociaciones, ONG’s. Personas que dan su tiempo, ayuda y conocimientos a aquellos que más lo necesitan». Esta visión de la humanidad, capaz de trascender el puro interés propio para entregarse generosamente a los demás, resuena con la esencia del mensaje de Ratzinger, promoviendo una visión de la vida dedicada a la donación y la gratuidad como fuentes de verdadera felicidad y plenitud humana.