Celia Simó: «Observar cómo la audiencia conecta con nuestra historia y cómo ‘La Casa Encogida’ deja una marca en el público gijonés es verdaderamente gratificante»

0
179

Información Gonzalo Escrig / Imágenes: Zhanzhi Chen

Embarcarse en la creación de una pieza audiovisual siempre representa un desafío, y este desafío se intensifica aún más cuando se trata de tu primera obra. Pocos estudiantes tienen el privilegio de afirmar que han sido no solo invitados sino también galardonados en un prestigioso festival de cine, y Celia Simó es una de esas excepciones. Estudiante de tercer año en Comunicación Audiovisual en la Universidad CEU Cardenal Herrera, Simó ha logrado, a través de su cortometraje ‘La Casa Encogida’, abrirse paso en la industria y consolidarse como una prometedora figura emergente en el mundo audiovisual. EL ROTATIVO ha tenido la oportunidad de hablar con ella sobre sus vivencias como directora novel y su emocionante periplo hasta el Festival Internacional de Cine de Gijón.

Celia, ¿cómo surgió la idea para dirigir tu primer cortometraje, ‘La Casa Encogida’? ¿Hubo alguna inspiración específica detrás de la trama?

La trama está basada en un relato escrito por Laura Fargueta durante su época de instituto y busca explorar, de manera profunda, cómo la opresión puede desencadenar catástrofes. La idea de adaptarlo a un cortometraje fue sugerida por nuestro productor, Gonzalo Escrig. Tras presentar la idea al resto del grupo, decidimos hacer una votación y su guion salió elegido. Fue la combinación de géneros la que creó una narrativa única que quisimos llevar a la pantalla.

Dirigir un cortometraje puede ser un desafío, especialmente para un estudiante. ¿Cuáles fueron los mayores obstáculos que enfrentaste durante el proceso de dirección y cómo los superaste?

El principal reto o desafío fue el tiempo limitado para completar el rodaje. Al final, este cortometraje formaba parte de una asignatura y había unos plazos muy estrictos que cumplir, como los de cualquier productora profesional. Superamos este desafío mediante una meticulosa planificación y coordinación del equipo. La colaboración y el respaldo incondicional de la Universidad CEU UCH fueron fundamentales para superar cualquier dificultad técnica o logística, permitiéndonos concentrarnos en la creatividad y la ejecución eficiente de la visión que teníamos para el cortometraje.

Viajar con un equipo de doce personas al Festival Internacional de Cine de Gijón es una experiencia única. ¿Cómo describirías la reacción de tu equipo y la tuya al enteraros de que el cortometraje sería proyectado en un festival de esta naturaleza?

La noticia de que ‘La Casa Encogida’ sería proyectada en el Festival de Gijón desató una ola de emoción y gratitud tanto en el equipo como en mí. Fue el reconocimiento del arduo trabajo y la dedicación de cada miembro del equipo. La oportunidad de presentar nuestra obra en un escenario tan prestigioso nos llenó de orgullo y motivación para seguir explorando en el mundo del cine.

‘La Casa Encogida’ ha sido seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Gijón. ¿Cómo ha sido la respuesta del público hasta ahora y cómo te sientes al ver que tu trabajo es reconocido en un escenario tan prestigioso?

La respuesta del público en el Festival de Gijón ha ido más allá de nuestras expectativas. Observar cómo la audiencia conecta con nuestra historia y cómo ‘La Casa Encogida’ deja una marca en el público gijonés es verdaderamente gratificante. El reconocimiento en un festival de renombre como Gijón ha elevado no solo la categoría de la película sino también el de Kinema Productions, lo cual es un logro significativo en el competitivo mundo del cine.

¿Puedes compartir algunos momentos destacados o anécdotas interesantes que hayan ocurrido durante la filmación o presentación del cortometraje en el festival?

Durante la filmación, cada momento fue singular, pero destaco la camaradería del equipo, que hizo que los desafíos fueran más llevaderos. En el festival, la interacción con el público gijonés y las oportunidades de networking resultaron unas experiencias enriquecedoras. Además, las reacciones y comentarios del público durante la proyección consolidaron la validez y el impacto de nuestro trabajo.

La comunicación audiovisual es un campo amplio. ¿Cómo has aplicado lo que has aprendido en tus estudios de tercer año en la Universidad CEU Cardenal Herrera en la realización de ‘La Casa Encogida’?

Los conocimientos adquiridos en la Universidad CEU Cardenal Herrera fueron esenciales para afrontar tanto los aspectos técnicos como los creativos de la dirección. La formación recibida nos dotó de las herramientas necesarias para abordar desafíos con confianza y aplicar de manera efectiva las habilidades aprendidas en la concepción y realización de ‘La Casa Encogida’. Sin nuestros profesores, Elvira Canós y Manolo Millán, no hubiésemos llegado tan lejos. Ellos fueron los que tuvieron que aguantar nuestras discusiones a lo largo de todo el proceso y se convirtieron no solo en mentores sino en psicólogos personales.

Como directora, ¿cuál es tu enfoque o estilo distintivo en la creación de cine? ¿Hay algún cineasta o película que haya influido significativamente en tu trabajo?

Mi enfoque se centra en explorar temas profundos a través de la narrativa visual, buscando provocar una conexión emocional con el espectador. Admiro el trabajo de cineastas como Alfred Hitchcock o Quentin Tarantino, cuya capacidad para impactar emocionalmente y su búsqueda de la excelencia artística han influido en mi enfoque creativo y narrativo. Si uno ve el cortometraje, puede observar claras referencias tanto en el guion como en el estilo visual.

Después de la experiencia con ‘La Casa Encogida’, ¿tienes planes para futuros proyectos cinematográficos? ¿Hay algún género específico o tema que te gustaría explorar en tus próximas creaciones?

Me gustaría explorar diversos géneros y temas, tal vez centrándome en historias que desafíen las percepciones convencionales y exploren nuevas formas de narrativa visual. La experiencia con ‘La Casa Encogida’ ha sido inspiradora y ha fortalecido mi compromiso de seguir creciendo y evolucionando como cineasta.