Porcinos FC levanta la Kingdom Cup en el Palau Sant Jordi de Barcelona ante más de 12.000 asistentes

0
172

Informa Marc Ferriz / Imágenes: Kings League

La Kingdom Cup, concebida para ser la primera competición de fútbol mixto de la historia, ha acabado coronando al Porcinos FC de Ibai Llanos y Gemita, siendo el primer trofeo que levanta este club desde que nació el proyecto de la Kings League. Más de 12.000 personas llenaron el Palau Sant Jordi para disfrutar de la final four y las actuaciones de The Tyets, Beret, Íñigo Quintero y RVFV, que sirvieron para poner a tono la gran final.

Unas semifinales con favorito

La final four comenzaba con el enfrentamiento en la primera semifinal entre Porcinos FC y Kunisports. El encuentro se inició con un choque igualado, manteniendo el marcador en un empate sin goles. Sin embargo, la dinámica del juego cambió drásticamente cuando Kunisports logró romper la paridad en el 3 contra 3, gracias al gol magistral de Mireia Nagel. Sin embargo, la alegría de los de Agüero fue efímera, ya que apenas un minuto después, Porcinas FC niveló el marcador con un empate.

A medida que avanzaba el partido, Porcinas se apoderó del control, demostrando un dominio destacado que se reflejó en el marcador, llevándose una ventaja significativa de 5-1 al túnel de vestuarios. La exhibición de Porcinas en el primer tiempo fue magistral, dejando claro que estaban decididas a imponer su supremacía en el terreno de juego.

La segunda parte del partido continuó siendo un auténtico espectáculo, con Porcinos consolidando su superioridad en el campo, esta vez con el equipo masculino. Sus recursos ofensivos y una defensa sólida les permitieron ampliar su ventaja hasta alcanzar un impresionante 9-1, sentenciando de manera contundente el resultado final del encuentro. La exhibición de los chicos y las chicas de Porcinos se erigió como una realidad innegable, consolidando su posición como el equipo favorito para llevarse la Kingdom Cup.

La ‘Mostoleta’ en busca del doblete

En la segunda semifinal, el inicio del partido estuvo marcado por un golazo espectacular de Nicole Rubio, que catapultó al equipo presidido por DjMariio con una ventaja temprana. Ultimate Móstoles, decidido a mantener el control en el marcador, amplió la brecha con el 2-0 gracias a Mellado, quien, cabe destacar, anteriormente había jugado para XBuyer Team. Sin embargo, la determinación de los Buyer no tardó en manifestarse y, ya en la segunda mitad, Roger Carbó recortó distancias anotando el 2-1.

El encuentro se volvió aún más intenso con los constantes ataques de los ‘macarras’, que buscaban revertir la situación. Sin embargo, un error en la portería por parte de Roger Carbó resultó en un giro sorprendente, ya que Ultimate Móstoles aprovechó esa oportunidad para anotar el 4-1 mediante un gol doble. Esta anotación no solo amplió la ventaja, sino que también sirvió como golpe definitivo para la clasificación de Ultimate Móstoles para la gran final.

Las chicas emparejan la final

Tras las semifinales, el ambiente de la gran final de la Kingdom Cup envolvía al Palau Sant Jordi en una atmósfera cargada de emoción. En el primer acto del enfrentamiento, con ambos equipos femeninos, el partido se encontraba muy igualado hasta que Mapi Vilas, con una destreza magistral, anotó un auténtico golazo que abría el marcador. Sin embargo, la euforia de los Porcinos se vio momentáneamente frustrada cuando Ultimate, con una respuesta contundente, logró el empate, desatando la euforia en el estadio.

La incertidumbre y la paridad en el marcador mantenían a la afición en vilo, creando un ambiente lleno de euforia en el Palau. Con el empate a cuestas, el destino de la Kingdom Cup estaba ahora en manos de los equipos masculinos. Es entonces cuando la final se vio envuelta en polémica cuando el portero de Ultimate Móstoles, al salir a tapar un balón, sacó una parte del pie del área, terminando la jugada fuera de los límites establecidos. Aunque el juego se reanudó, la situación tomó un giro inesperado cuando, a mitad del partido, se detuvo para recurrir al VAR.

Un desenlace polémico

La revisión del VAR desencadenó un caos en el campo, ya que se determinó que hubo una infracción y se concedió un penalti shootout a favor de Porcinos. El portero de Móstoles recibió una tarjeta amarilla, obligándolo a abandonar el campo, y dado que el equipo no tenía otro portero disponible, se vio obligado a sustituirlo con un jugador de campo que, lamentablemente, no podría regresar al juego tras volver al banquillo cuando volviera el portero titular.

Los árbitros y jugadores se vieron envueltos en discusiones y protestas, mientras el público expresaba su descontento con silbidos y cánticos de «tongo». Después de intensas deliberaciones, se llegó a una resolución: hasta el minuto 7 de la segunda parte, Ultimate Móstoles jugaría con un jugador menos. Posteriormente, el portero titular podría reincorporarse, pero el jugador que ocupó su lugar no tendría permitido regresar al campo.

De esta forma, en un giro dramático, Kirian Honorato asumió el rol de portero para Móstoles y se enfrentó al penalti, mientras el estadio se volcaba en apoyo al delantero, ahora convertido en portero, del Ultimate Móstoles, quien finalmente lograría detener el penalti. Sin embargo, el equipo de DjMariio pagó muy caro ser un jugador menos y terminó encajando hasta 5 goles más, uno de ellos contando doble, y solo logrando encontrar portería en un tardío gol de Ubón.

Con Pablo Hernández como gran estrella, Porcinos resolvió así el encuentro con un contundente 7-2 que le sirvió para ser campeón invicto de la Kingdom Cup, recibiendo así los 100.000€ del premio y levantando ante el Palau el primer trofeo de este club desde que se iniciara el proyecto de Gerard Piqué a principios de este mismo año.