NEOS, CEU UCH y UCV homenajean a Benedicto XVI, “un papa incomprendido” que mostró “la verdad de Occidente”

0
505

Información e imágenes: Gonzalo Escrig

El Palacio Colomina de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia acogió la presentación en Valencia del libro ‘Vivir como si Dios existiera: Una propuesta para Europa’ editado por Encuentro bajo la dirección editorial de Ricardo Calleja. Un trabajo en el que se recopila una serie de escritos de Joseph Ratzinger agrupados en torno a la invitación que siempre hizo Benedicto XVI a lo largo de su vida, tanto a creyentes como a no creyentes, a vivir y organizar nuestra convivencia. El evento fue organizado de manera conjunta por el Instituto de Estudios Europeos de la Universidad CEU San Pablo, la Universidad CEU Cardenal Herrera, la Fundación Neos y la Universidad Católica de Valencia (UCV).

El impulsor de NEOS, Jaime Mayor Oreja. fue el encargado de abrir el acto de presentación con una intervención en la que rindió homenaje al papa Benedicto al que calificó como “el mejor en diagnosticar la verdad de Occidente y la persona más clarividente”. Mayor Oreja incidió ante el auditorio en el hecho de que la verdad está en crisis, “porque molesta” y, en este sentido, destacó la importancia de este nuevo título en torno al a figura y la obra de Benedicto XVI porque se erige como “un llamamiento esperanzado a personas que no comparten nuestra fe, para que entiendan que no se puede jugar con la naturaleza humana”.

Benavent: “La perspectiva cristiana de la realidad conduce a un mundo más humano y digno”

La presentación contó con la presencia del arzobispo de Valencia, Enrique Benavent, que se refirió a Ratzinger como «el papa de la fe», pues “todo lo que hizo en su investigación teológica, en su magisterio, estaba al servicio de la fe, de una comprensión cada vez más profunda”, asimismo señaló que fue un Papa incomprendido. “No pretendía imponerse, pero sí era capaz de exponer las razones por las cuales la perspectiva cristiana de la realidad conduce a un mundo más humano y digno”, aseguró.

Junto a Mayor Oreja y el arzobispo de Valencia también participó en el acto el cardenal y arzobispo emérito de Valencia, Antonio Cañizares, quien durante su intervención hizo referencia a la visita del entonces cardenal Ratzinger a España con motivo del IV centenario del III Concilio de Toledo. Una intervención, la del purpurado valenciano en la que reflexión profundamente En ese evento en torno a la perspectiva de Europa y España desde el encuentro entre el pensamiento griego y el pensamiento cristiano.

En este sentido, Cañizares destacó la relevancia del trabajo de Calleja y destacó la importancia del mismo como guía en el que encontrar las pautas para seguir este camino de encuentro asegurando que el libro logró “entrar en el alma auténtica de Benedicto”. Según él, aquellos que realmente creen en Dios pueden cambiar el mundo, las relaciones sociales, encontrar la libertad, buscar la verdad y luchar por los valores familiares: “Es necesario revivir nuestras raíces cristianas, ya que eso es lo que realmente necesitamos en este momento para avanzar hacia un futuro mejor para la humanidad y para España. Debemos buscar un espacio común donde sea posible el entendimiento”, afirmó.

Universidades católicas, minorías creativas en un mundo hostil

Durante el turno de intervenciones, el rector de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Vicente Navarro de Luján, destacó la importancia de recuperar el «sentido mesiánico» de Europa como un elemento esencial para transmitir no solo la fe, sino toda una cultura, ya que según el rector del CEU UCH: “Europa es un elemento instrumental de la providencia divina. Esta cultura es fundamental para comprender nuestro mundo, la Ilustración y los avances científicos en todas las áreas”. En este sentido, enfatizó sobre la necesidad de que Europa recupere su misión y se reconstruya sobre sus fundamentos cristianos.

Además del rector de la CEU UCH también estuvo presente el máximo responsable de la UCV, José Manuel Pagán, quien reconoció que tanto la Universidad Católica de Valencia como la CEU UCH, están llamadas a ser una minoría creativa que ilumine y presente a Dios en medio de la sociedad. Por ello, propuso tomar como ejemplo a la Iglesia de los primeros siglos que, a pesar de ser pequeña, no se encerraba en sí misma, sino que estaba abierta a la sociedad. Pagán destacó las circunstancias en las que vivieron su fe los primeros cristianos en una sociedad hostil, “lo que los convierte, aún hoy, en un camino a seguir pues estamos llamadas arrojar luz a nuestra sociedad”, aseveró.

Un libro para pensar el fundamento y futuro de la cultura europea

La presentación contó también con la presencia de Rafael Navarro Valls, quien destacó durante su intervención la importancia del trabajo editado porque su lectura alentaba a buscar la fe de Ratzinger, “una fe que buscaba comprender la identidad cristiana”. Según Navarro Valls, la identidad cristiana de Europa no era estática, sino que se definía como una búsqueda constante en la que, a partir de las verdades de la fe, “se intentaba comprenderlas mejor y aplicarlas de manera persuasiva y creativa a los desafíos actuales”, afirmó.

Finalmente, el editor de este nuevo trabajo en torno a la figura del papa Benedicto XVI y su legado teológico, moral e intelectual ‘Vivir como si Dios existiera: Una propuesta para Europa’, Ricardo Calleja, no dudó en compartir su experiencia personal y la de otras personas al leer a Benedicto XVI. El autor destacó el poder del mensaje cristiano para iluminar la realidad de la vida y ofrecer esperanza, sin negar los aspectos negativos. En palabras de Calleja, el propósito de este libro es hacer pensar sobre el fundamento y el futuro de la cultura europea dirigiéndose no sólo los creyentes, “sino a cualquier persona que se haga preguntas sobre el sentido de la existencia y los fundamentos de la vida común en paz, libertad y justicia; o que tenga interés por la visión cristiana que inspira la cultura europea o sienta curiosidad por conocerla mejor; o simplemente que valore la finura y erudición de uno de los intelectuales más importantes del último siglo. Quienes sí se consideran cristianos, aprenderán en estas páginas de Joseph Ratzinger a afrontar los grandes interrogantes de nuestra época con rigor, honestidad y lucidez”.