EVAP celebra su 20 aniversario con una decena de empresarias valencianas “imparables”

0
131

Informan Laura Fargueta y Daniela Matallin / Imágenes: EVAP

El Palacio de Congresos de Valencia ha acogido recientemente el acto de celebración del 20 aniversario de la Asociación de Empresarias y Profesionales (EVAP). Todo un referente en el mundo empresarial valenciano integrada por más de 350 empresarias y profesionales de todos los sectores del mundo económico valenciano que ha trabajado durante los últimos veinte años para reivindicar el papel de la mujer en el ámbito del emprendimiento, su potencial como líderes durante las próximas décadas y su capacidad para romper esquemas.

El acto contó en su apertura con la bienvenida institucional presidida por el alcalde de Valencia Joan Ribó quien reivindicó durante su intervención que “la economía no puede ser ni eficiente ni real si no cuenta con la visión del 50% de la población y no puede dar soluciones a problemas que no contempla”. Tras las palabras del alcalde valenciano, la ponencia magistral fue impartida por la catedrática de Ética y Filósofa Política de la Universidad de Valencia doña Adela Cortina Orts.  La jornada estuvo constituida por tres mesas redondas en las que se abordaron relacionados con el liderazgo de la mujer en diversos ámbitos como son la presencia de la mujer en la ciencia, el liderazgo en la empresa y la mujer como líder del futuro en la sociedad.

Pilar Mateo: “Debemos plantearnos el desarrollo de los países del hemisferio sur”

Moderada por la galardonada con el permio Rei Jaume I al Emprendimiento 2022, Ángela Pérez, la primera mesa redonda abordó la realidad de la mujer en la ciencia. Una mesa de debate que puso de relieve la escasez de mujeres en las carreras STEM: solo hay un 12,9% de mujeres en el campo de la informática y apenas el 25% de investigadoras, biólogas o tecnólogas llegan a la cima de sus carreras. Las mujeres se topan con unas barreras invisibles que no existen para los hombres.

Las dos ponentes, Pilar Mateo y Nuria Oliver, científicas emprendedoras y ganadoras del Premio EVAP a la Integridad (2014) y a la Diversidad (2017) respectivamente, compartieron sus reflexiones en torno al futuro de la ciencia durante los próximos 20 años. En este sentido, Nuria Oliver subrayó que nos enfrentamos a diversos retos que amenazan nuestra supervivencia como especie: el cambio climático, la crisis energética, la polarización, entre otras. “No vamos a poder afrontar estos retos sin la ayuda de la investigación científica y tecnológica”, aseveró. Por otro lado, Pilar Mateo destacó que la aplicación de los valores morales, los ODS marcados por la Asamblea General de las Naciones Unidas, solo benefician a los países occidentales: “Debemos plantearnos el desarrollo de los países del hemisferio sur. Tiene que haber soluciones globales”, concluyó.

Ambas reflexionaron sobre los posibles motivos de que haya tan pocas mujeres en las empresas STEM. Oliver estableció, en ese sentido, cuatro causas: los estereotipos de género, los sesgos de género, la falta de visibilidad y la cultura extremadamente sexista y misógina, especialmente, la denominada cultura brogrammer del mundo de la informática. Muchas mujeres que ya están en el sector tecnológico lo abandonan por no poder soportar una cultura tan agresiva contra ellas. Mateo añadió la importancia de reivindicar subvenciones para mujeres independientemente de su edad a la hora de emprender. Haciendo referencia a la capacidad femenina de la rápida resolución de problemas, añadió que “todas las mujeres a lo largo de la historia hemos sido científicas muy pragmáticas. Detrás de cada mujer, hay una inventora”. La charla concluyó compartiendo ambas sus sueños personales. “Mi sueño es que las mujeres den brochazos de esperanza por el mundo”, cerró Pilar Mateo, mientras que Oliver afirmó: “Contribuir a que la Inteligencia Artificial sea lo mejor que nos ha pasado a la humanidad”.

Asunción Oliver: “Todos tenemos algo de emprendedores, pero tenemos que sacarlo a la luz”

Tras el análisis del papel de la mujer en la ciencia, la segunda mesa redonda estuvo moderada por Nuria Lloret, catedrática de Administración Digital de la UPV y presidenta de AECTA y contó con la presencia de cuatro ponentes que se centraron en el liderazgo en la empresa incidiendo en la falta de referentes en sus respectivos sectores. “Necesitamos que las mujeres formen parte de la toma de decisiones”, comentó Teresa Busto, presidenta de ENTALENTA y premio EVAP a la Diversidad en 2019. “El mundo necesita empresarias que sudemos por la noche. Hay que lanzarse”, animó Asunción Oliver, fundadora del Instituto Valenciano de la Visión en 1987 y propietaria y directora de Asunción Oliver Ópticas. Reyes Martí, directora general de Pirotecnia Martí, destacó la invisibilización de la mujer en el sector de la pirotecnia y compartió su experiencia: “No querían contar conmigo por ser una mujer”.

Las ponentes debatieron en torno a cómo fomentar que las mujeres jóvenes se animen a entrar en el mundo del emprendimiento. “Es algo que debe empezar desde la escuela, desde la educación”, opinó Oliver. “Todos tenemos algo de emprendedores, pero tenemos que sacarlo a la luz”. Busto destacó que el problema de la escasez de mujeres empresarias tiene una base común con la falta de mujeres en las carreras STEM: “En las mujeres ocurre algo en particular: los estereotipos de género desde que somos pequeñas. Nuestros referentes son empresarios hombres, directivos, ingenieros. Eventos como este son fundamentales para crear referentes”. Aristoy continuó: “Es un camino muy difícil, se sufre mucho, pero pocos empresarios se arrepienten de serlo. Hay que ser valiente”.

Bustos también reflexionó sobre los tres factores por los cuales las mujeres empresarias tienen menos visibilidad: “Las propias mujeres no nos creemos lo que somos, nos avergüenza decirlo. El segundo problema es que la sociedad no nos reconoce. Ni siquiera las instituciones nos dan visibilidad”. Al hilo de expresado por Bustos, Oliver afirmó que el futuro lo ve con optimismo, porque para ella la mujer cada vez tiene más visibilidad y está más convencida de su valor: “Mi ilusión es que haya más empresarias, más emprendedoras”.

Teresa Gisbert: “Debemos parar los pequeños detalles antes de que se convierten en grandes problemas machistas”

Finalmente, la tercera mesa redonda se centró en la mujer cómo líder del futuro en la sociedad. Presidida por Auxiliadora Borja, decana del Colegio de la Abogacía de Valencia, contó con perfiles tan diversos como Patricia Campos, Mayte Carrasco, Silvia Gil y Teresa Gisbert: expiloto militar y entrenadora de fútbol, periodista corresponsal de guerra, teniente coronel de la Guardia Civil y Fiscal Superior de la Comunitat Valenciana, respectivamente.

“Todas las personas tienen distintas inquietudes, debemos ser nosotros mismos sin querer parecernos a los demás”, empezó Silvia Gil. Mayte Carrasco siguió: “A todas nos han dicho que no alguna vez, cuando quisimos hacer algo igual que los hombres. Tenemos que ser unas angry woman, a través del enfado llega el cambio”. Gisbert destacó la importancia de que transmitamos el valor de la igualdad: “Cuando de joven me presenté al examen fiscal, era la única mujer en la sala. Cuando visité mi primer piso, me preguntaban dónde estaba mi marido cuando yo era la fiscal”.

A lo largo de sus intervenciones, las cuatro ponentes reflexionaron respecto a cómo el machismo perjudica también a los hombres: “Todos debemos dejar de ser machistas, seamos hombres o mujeres y estando en la situación en la que estemos”. Gisbert recalcó que, aunque sí hay hombres que comprenden, apoyan y luchan, hay muchos otros que no, sobre todo entre los más jóvenes. “Si no intervenimos ahora, en un futuro no se podrá reparar. Debemos parar los pequeños detalles antes de que se convierten en grandes problemas machistas”, terminó.

El acto concluyó con las intervenciones de la presidenta de la EVAP, Eva Blasco, junto al presidente de la Generalitat Ximo Puig. Ambos elogiaron la labor de visibilización de mujeres que ha llevado a cabo la EVAP durante los pasados veinte años. “Hemos construido una red de mujeres que trasciende la asociación y que contribuye a cambiar la foto en el mundo empresarial valenciano”, terminó Blasco, quien afirmó: “Juntas somos imparables”.