Ralphie Choo y pup puppy actuarán este sábado en el Centre del Carme en los ‘Conciertos desde la cama’

0
292
RALPHIE CHOO

Informa Adriana Palao / Imagen: Centre del Carmen

El Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) iniciará este sábado 8 de mayo una nueva temporada de Conciertos desde la cama. Tras el éxito de su primera edición, ‘Conciertos desde la cama’ regresa este 2021 deconstruyendo la escena de grupos emergentes vinculada al ‘new pop’ y sus nuevas expresiones artísticas.

En esta línea, el próximo sábado, 8 de mayo, tendrán lugar los primeros conciertos, en los que el claustro gótico del CCCC acogerá una escenografía creada ex profeso por el artista valenciano Ovidi Benet en torno a una habitación ‘centennial’. Por su parte, el ciclo cuenta con la colaboración de Vibra Mahou, la plataforma musical de Mahou Cinco Estrellas, que se suma a la celebración impulsando experiencias únicas para vivir encuentros inolvidables en torno a la música en València.

Así, a la cabeza de la programación se encuentra Ralphie Choo, de 21 años y afincado en Madrid, que, en los últimos tiempos, se ha configurado como uno de los artistas emergentes más potentes de la capital. Según dicen, su música puede entenderse como un sueño recurrente, que se va haciendo un hueco cada vez más grande en la mente de quien lo escucha, y esa definición es perfecta, porque encasillarlo es difícil.

Además, sus temas son resultado de experimentos y fusiones hechos desde la habitación, de cualquier cosa que le guste y de sonidos que van desde la ‘bossa’ al flamenco, pasando por el ‘hip-hop’ experimental, el R&B, la salsa o el ‘jazz’.

Por su parte, actuará la artista local Pup puppy. Perteneciente al colectivo valenciano de música experimental y arte visual Dominio, se caracteriza por explorar, musicalmente hablando, a través de la improvisación y el uso de ‘field recordings’. Se trata de un pop errante empapado en voces líricas, gritos y ASMR.

El evento se celebrará atendiendo a las medidas de seguridad que marcan las autoridades sanitarias, de tal modo que el aforo se limitará a 150 personas sentadas y se garantizará la distancia mínima interpersonal de 1,5 metros. Igualmente, el uso de mascarilla será obligatorio tanto para acceder al espacio como durante los conciertos.