Diego Saniz: “Dentro de muchos años la gente buscará y verá cómo era la sociedad española en 2020 a través de nuestros cortometrajes”

0
1770

Informa Mario Baquero / Imagen: Cinema Jove

La 35ª Edición del Festival Internacional Cinema Jove de Valencia ha acogido la proyección del último trabajo del joven director Diego Saniz titulado ‘Te jodes y baila’. Una historia que cuenta cómo David, un joven que trabaja, tiene amigos y le va bien con las chicas, siente vacío hasta que llega Elena a su vida. El Rotativo tuvo la ocasión de hablar con Saniz sobre este trabajo donde a través de la historia de David aborda una cuestión tan complicada y actual como las redes sociales en nuestro día a día y en la juventud, así como también hablamos sobre su trayectoria y sus inquietudes.

En tu cortometraje ‘Te jodes y bailas’ tratas un tema bastante polémico como son las redes sociales y la forma de comunicarse y conocerse las personas en la actualidad, ¿cuál es tu punto de vista respecto a esto?

Hay mucha gente de nuestra generación que se enfada un poco, porque las generaciones anteriores a las nuestras hacen comentarios del estilo: “Ya nadie se compromete”. El cortometraje no tiene la intención de criticar las redes sociales, quizás ha causado una crítica inconscientemente, pero la intención es tratar con humor la forma ridícula en la que usamos las redes sociales. De todas formas, soy muy nostálgico con la relación clásica entre los seres humanos, como por ejemplo de nuestros abuelos que han estado toda la vida juntos, han sido felices, pero en cambio nosotros podemos estar con diez personas en un año y estar con una persona y vivir la ilusión durante una semana. Esto es lo que busca nuestro personaje, enamorarse y sentir ese amor que ha visto en las películas, que ha visto en sus padres/abuelos, en la gente de su alrededor, pero no lo encuentra.

¿Buscas mostrar a las demás generaciones nuestro punto de vista sobre el amor y nuestros sentimientos?

Sí. Es como decir: “Hey, nosotros lo pasamos mal también” porque hay gente que frivoliza un poco lo que nos pasa. Yo he tenido amigos que lo han pasado bastante mal, que han estado muy deprimidos, han sentido un vacío existencial. Pertenecemos a una generación que no ha pasado hambre, no ha pasado ninguna guerra, ha hecho lo que ha querido… y esa falta de supervivencia ha hecho que pensemos en otro tipo de cosas, y nos preguntemos qué es lo que necesitamos.

Eres director, pero también el productor de ‘Te jodes y bailas’: ¿Cómo ha sido tu experiencia como productor?

Hace dos años que cree Kabiria Films junto con Manu, un compañero de la escuela de cine (ECAM). Yo estudié montaje y trabajo de montador, y tengo mis propios proyectos. Manu estudió dirección, y decidimos juntarnos porque queríamos desarrollar nuestros proyectos. Comencé haciendo mi primer corto auto-producido (5ºC), y fue entonces cuando me di cuenta que era interesante empezar a hacer cosas con un poco más de recursos, pidiendo ayudas a instituciones, a empresas privadas, en fin, financiarnos. La verdad es que nos está yendo muy bien, ya que en dos años hemos producido ocho cortometrajes y todos han funcionado bien, viéndose en plataformas como Amazon Prime y Movistar+.

Por lo que me cuentas, habrás vivido en primera persona cómo ha influido la pandemia en rodajes de proyectos audiovisuales. ¿Os ha afectado mucho?

Nosotros en Kabiria hacemos muchos videos corporativos, publicidad… y para este tipo de contenido muchas empresas y clientes que teníamos se han reinventado y se han pasado al ámbito digital, por lo que las productoras pequeñas han tenido un gran papel para darles ese servicio. Muchas empresas han dejado de hacer eventos y han pasado a hacer videos dando un discurso junto con algunos planos. Por otro lado, muchos videoclips y cortometrajes que teníamos aprobados se han retrasado, pero prácticamente todo se ha podido rodar. Sí es cierto que se ha notado que el presupuesto ha incrementado por el hecho de tener que disponer de métodos de prevención como mascarillas, PCR para el equipo, etc. y hemos tenido que adaptarnos a las nuevas normas. Aprovecho para darle las gracias a los ayuntamientos y comunidades autónomas porque no se han descuidado y han buscado soluciones para llevar todo esto adelante. Si no me equivoco nuestro sector ha sido uno de los más seguros, no ha habido apenas contagios, y eso me alegra mucho, porque dentro de la industria hemos sabido estar concienciados con el problema y llevarlo adelante.

¿Por qué este título: ‘Te jodes y bailas’?

La frase proviene de un grupo de música que me encanta, ‘Cala Vento’, y es una frase que resume un poco lo que nos pasa con un tono cómico. Lo que viene a decir es que tú sabes lo que te está pasando, el bucle de enamorarse, luego sentirte vacío y luego empezar otra relación, pero no puedes solucionarlo y lo único que te queda es seguir hacia delante.

¿Lo presentáis en algún otro festival?

Nosotros comenzamos con el festival de Málaga, luego en el Medina Film Festival, ahora en Cinema Jove y en unos días se proyectará en Cortada (Vitoria-Gasteiz), seleccionador de los Goya. Podríamos decir que ahora mismo está arrancando ese recorrido. Además, Movistar+ nos compró el cortometraje al principio de la pandemia y ahora nos lo ha comprado Telemadrid.

Hablemos de la creación, de la inspiración. ¿Tienes algún referente te motive y te inspire para tus creaciones?

Soy muy friki de la historia del cine, por lo que mis inspiraciones vienen de los grandes directores históricos más que del audiovisual actual. Mi director favorito es Robert Alman de los años 70 y también me gusta mucho Fellini. Del cine español me gusta “Garci”, Julio Diamante, Edgar Neville. Y de la parte más actual me fijo mucho en el mundo de la animación, la ilustración… Me encanta un dibujante que se llama Adrián Tomine, hace las portadas de la revista americana ‘NewYorker’ y de hecho me sirvió de mucho para hacer el dossier del cortometraje ‘Te jodes y bailas’. Pero todo depende de cada proyecto, por ejemplo, en ‘5ºC’ hubo una gran fuente de inspiración personal, por familiares cercanos que sufrieron un desahucio, y este corto, el de ‘Te jodes y bailas’ también tiene parte de inspiración individual.

Viendo que tratas bastante tema social en tus cortometrajes: ¿Crees que es importante que se transmita un mensaje real sobre cómo se comporta la sociedad joven a día de hoy?

Sí, pero debo aclarar que trato temas sociales no como crítica sino reflejando la realidad desde dentro. Es decir, yo soy joven y se cómo me comporto y se comportan los jóvenes de mi entorno. Lo que reflejo no es lo que reflejan -por ejemplo- algunas series americanas que hablan de jóvenes, pero están escritas por hombres y mujeres que igual tienen cuarenta o cincuenta años y no saben realmente cual es la realidad de los jóvenes actuales. Algo bueno que hay es que hay un grupo de directores emergentes que están haciendo mucho cine de lo que pasa ahora, pero estando dentro de lo que ocurre. Estará muy bien que, a nivel antropológico, dentro de muchos años la gente buscará y verá cómo era la sociedad española en 2020 a través de nuestros cortometrajes.

¿Tienes algún proyecto entre manos que nos puedas contar?

Justo hace unos días terminamos de rodar un nuevo cortometraje que va un poco por la línea de ‘Te jodes y bailas’ pero en los años 50. También estoy escribiendo y desarrollando ya un largo. Este proyecto va a ser complicado, pero el objetivo es ir creciendo, sin dejar de lado el cortometraje, ya que me parece un formato muy bueno, no tanto como un paso al largometraje. Ceo que el corto es muy adecuado para comercializar, son baratos, hay plataformas, hay festivales, puede generar industria…