Paco Plaza: «El cine es una ventana al alma de las personas»

El antiguo alumno de la CEU-UCH estrenará a principios de 2019 su nueva película: ‘Quien a hierro mata’, protagonizada por el actor Luis Tosar

0
521

Jaime Roch / 4º Periodismo

El Festival de Cine Antonio Ferrandis de Paterna homenajeó en su tercera edición al director valenciano Paco Plaza por su lograda trayectoria cinematográfica. Es el creador de las películas ‘REC’ junto a Jaume Balagueró, y ‘Verónica’, por la que fue nominado a los Premios Goya a la mejor dirección y al mejor guión original. El valenciano siente devoción por Luis Buñuel y asegura que el cine de terror “nos sirve como catarsis para enfrentarnos al horror que encierra la vida”.

Pregunta. De sus películas, ¿con cuál se queda?
Respuesta. Con la última que he hecho y que se estrenará a principios de 2019. Se llama ‘Quien a hierro mata’ y trata sobre la historia de venganza emocional de un narcotraficante gallego y el enfermero que le cuida en una clínica geriátrica. Tiene a Luis Tosar como gran protagonista. El guión no es mío, pertenece a Juan Galiñanes y Jorge Guerricaechevarría, pero cuando llegó a mis manos me entusiasmó tanto que decidí rodarlo.

P. ¿Qué características debe de tener un buen guión?
R. Toda película se articula en base a lo que les ocurre a los personajes que aparecen en ella. En un guión debe ser fácil empatizar con las emociones de sus personajes. Es muy importante conectar con ellos para que nos importe lo que ocurra en la historia.

P. ¿Y qué le motiva de los personajes?
R. El cine es una ventana al alma de las personas porque nos ayuda a entendernos y a ponernos en la piel de los demás. Creo que las personas somos muy similares en el fondo porque tenemos las mismas inquietudes, los mismos anhelos, y el cine es una herramienta para comunicarnos.

P. ¿Cómo logra eso un director de cine?
R. Con honestidad y sin que interfieran motivos externos para satisfacer una necesidad del público o una moda que, en todo caso, se desconoce porque nadie sabe lo que quiere el público. Yo intento transmitir lo que a mí me emociona porque el cine, como cualquier otro arte, es la expresión del sentimiento humano y yo intento transmitir los míos porque son los que conozco. No hay nadie original porque todos sentimos amor, odio, celos, envidia y alegría.

P. ¿El terror es aquello que más le ha emocionado?
R. El cine es un espejo donde mirarnos, reconocernos y descubrirnos. Siempre me gustó pasar miedo y dar sustos a los demás. El cine del terror es la vertiente más lúdica del cine y el género más agradable de rodar porque es divertido y festivo. Creo en el cine como experiencia colectiva del espectador, y la comedia y el terror son los géneros más disfrutables en comunidad.

P. ¿Cómo definiría Paco Plaza el cine de terror?
R. Es un cine muy didáctico porque vivimos en una sociedad que vive de espaldas al dolor, a la muerte y, únicamente, glorifica la juventud y la belleza. Creo que este género nos sirve como catarsis para enfrentarnos al horror que encierra la vida.

P. ¿Y el miedo tiene el mayor exponente en la muerte?
R. Convivir con el miedo te enfrenta con la realidad de la crudeza del mundo. Pasar miedo es un ejercicio muy bueno para las neuronas y para el cuerpo, y este cine apela a algo muy atávico de nuestra historia porque la supervivencia de nuestra especie está basada en el miedo.

P. ¿Cree que hay diferentes tipos de terror?
R. Sí, existe el terror psicológico, crudo o físico. Cuando hice ‘Rec’ apelé a un terror más físico para lograr una experiencia sensorial en una montaña rusa de emociones. Por otro lado, cuando hice ‘Verónica’ quería usar el terror para hablar del cambio de la infancia a la adolescencia. Esta película es un drama sobre el dolor de crecer y el abismo de sentirse una persona diferente, y el terror me servía como una herramienta metafórica para explicar ese abismo.

P. ¿En cada película hay tintes autobiográficos?
R. Es imposible hacer una película y no plasmar quien eres. La personalidad está impregnada en todo lo que hago.

P. ¿Qué influencias cinematográficas ha tenido?
R. Luis Buñuel es el director con el que más he aprendido porque es el que mejor ha trabajado la puesta en escena en la historia del cine. Creo que ha sido el que mejor ha sabido condensar la esencia de la que trata la escena y explicarla con los mínimos recursos posibles. Tiene una austeridad y una concisión que solo es comparable con Akira Kurosawa y Carl Theodor Dreyer. Además de estos tres directores, Roman Polanski o Ingmar Bergman también saben llegar a la esencia de la historia que están contando con las herramientas propias del cine.

P. ¿Con qué película de Buñuel se quedaría?
R. Con ‘Viridiana’, una película de 1961. Tiene una puesta en escena muy elegante pero tiene muchísimo humor con una crítica política muy hiriente basada en la sociedad de su tiempo, me encanta.

P. ¿Y Carlos Saura?
R. Me ha motivado mucho porque creo que es el heredero de Buñuel. Para hacer ‘Verónica’ me inspiré mucho en su película ‘Cría cuervos’, una obra del año 1976. De hecho, creo que mi película es una secuela confesa de su película.

P. ¿Qué obras literarias le han inspirado?
R. Leer La Metamorfosis de Kafka cuando tenía 13 años me impactó y, especialmente, un fragmento en el momento en que sale Gregorio de la habitación y sus padres le tiran manzanas para alejarlo: «Gregorio se giró con toda la rapidez que le fue posible, es decir, con una lentitud exasperante». Esa frase hizo mucho que pensar porque lo más rápido siempre puede llegar a ser lo más lento. En cuanto a las novelas de terror, de joven leía a Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft. Ahora estoy centrado en la literatura iberoamericana de género y leo María Fernanda Ampuero, Samantha Swelin y Mariana Enríquez porque trabajan el terror desde una perspectiva muy nueva.

P. Visita Paterna en el ciclo de Antonio Ferrandis, ¿cómo definiría a ‘Chanquete’?
R. Chanquete ha sido un icono para toda una generación de españoles y su muerte fue un trauma nacional. ‘Verano azul’ es un serie con la que crecimos muchos jóvenes y donde aprendimos valores como la amistad, el respeto o el primer amor. Esa serie me cambió la manera de ver el mundo y se recordará siempre.