Fernando Tejero: «En España tenemos una cultura maravillosa»

0
434

Jaime Roch / 4º Periodismo

El Teatro Olympia de Valencia acogió el pasado mes de febrero la representación de la obra ‘La cantante calva’, interpretada por Fernando Tejero y Adriana Ozores, entre otros. La obra de Eugène Ionesco es una de las más representativas del llamado teatro del absurdo y llegó a la capital del Turia de la mano de su director, Luis Luque, en una versión de Natalia Menéndez. El actor cordobés, que alcanzó popularidad tras participar en series de televisión como ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’, se subió de nuevo a las tablas de un teatro, su parcela preferida , según manifestó, después de 20 años como intérprete.

Fernando Tejero con sus compañeros de reparto de ‘La cantante calva’. / Foto: Redacción

Pregunta. ¿Cómo se define Fernando Tejero?

Respuesta. Legal, sincero, honesto y muy amigo de la gente que quiere y de lo que realmente le gusta.

P. ¿En qué momento supo que lo suyo era el mundo de la interpretación?

R. Fue desde muy joven. Mi abuelo era un gran aficionado al teatro y me inculcó su pasión. La verdad es que todavía recuerdo la primera función que vi, me impresionó mucho, parecía una caja de música con gente en su interior que te querían contar algo. Desde entonces la afición fue en aumento y empecé a leer mucho teatro y a interpretar todos los personajes.

P. Su pasión se ha convertido en su profesión ¿Hay algún personaje que le gustaría interpretar?

R. Si tuviera que decir uno, diría a un villano.

P. ¿Cómo fueron sus inicios en el teatro?

R. Estando en la escuela de Cristina Rota tuve la suerte de ser uno de los escogidos para hacer un espectáculo allí, en la misma escuela. Era un homenaje a Lorca. Me vio Alberto San Juan, uno de los fundadores de la compañía Animalario. Empecé haciendo teatro con ellos y así fue como me descubre Luis San Narciso y me propone para ‘Los lunes al sol’ y para ‘Torremolinos 73’, y todo fue en cadena.

“Tengo capacidad para ver al otro y sentirlo y eso es bueno para dirigir una obra”

 

P. Rodó varias películas como ‘Días de fútbol’ (2003), con la que obtuvo el Premio Goya al actor revelación. ¿Qué supuso para usted ese premio?

R. La verdad es que una satisfacción muy grande. ‘Días de fútbol’ era mi tercera o cuarta película, imagínese la ilusión. De todas formas, los premios que tengo, me han ayudado para seguir trabajando. Me volvieron a nominar de nuevo a los cuatro o cinco años de este Goya. Pero para mí, el mayor premio es estar 20 años dedicándome a esto y no haber parado. Eso es fantástico y espero que pasen otros 20 en la misma sintonía.

P. ¿Cómo ve el panorama audiovisual español?

R. El cine ha recuperado taquilla, incluso hay películas que han superado a las americanas. Pero hay que seguir apoyando al cine español, que todavía no está aceptado por nosotros mismos al 100%.

P. ¿Cree que no nos valoramos lo suficiente?

R. No nos sabemos vender bien. En España somos un poco acomplejados, parece que valoramos más lo de fuera. Y también es importante no criticar antes de ver los trabajos. Debemos ser conscientes de que en España tenemos una cultura maravillosa.

P. ¿Alguna vez ha pensado pasar de la interpretación a la dirección?

R. Me lo han ofrecido, pero creo que todavía me queda mucho que aprender, me da mucho vértigo, aunque nunca es tarde. Creo que tengo capacidad para ver al otro y sentirlo y eso es muy bueno para dirigir a alguien. Pienso que acabaré dirigiendo teatro.