Mislata abre una ventana al Sáhara

0
586
Celebración de la ceremonia del té
Celebración de la ceremonia del té

El espíritu del Sáhara inunda Mislata. Bajo un sol propio del desierto africano, el aroma a té verde escapa, junto a una suave música tradicional, de las haimas instaladas en el centro de la ciudad. En el interior de estas tiendas, símbolo del nomadismo saharaui, dos mujeres nativas ataviadas con coloridas túnicas se muestran abstraídas en una peculiar ceremonia de preparación del té, una costumbre saharaui símbolo de hospitalidad y cordialidad ante las visitas. El pasado fin de semana, decenas de curiosos compartieron experiencias con el desconocido y olvidado Sáhara.

Hace ya 18 años, un grupo de vecinos de Mislata apostó por el bienestar social y fundó la Asociación Humanitaria Internacional de Mislata (AHUIM), una organización sin ánimo de lucro que persigue la sensibilización de la población para llevar a cabo proyectos de ayuda y cooperación en Mozambique y el Sáhara. Por eso la localidad valenciana se ha convertido durante los últimos días en ‘Una ventana al Sáhara’. Este es el lema de las jornadas que, hasta el próximo 8 de noviembre, pretenden “demostrar que la causa saharaui es una causa activa y que todavía existe una ‘ventana’ de esperanza para el pueblo africano”, explica Ramiro Montoya, coordinador de proyectos de AHUIM.

Mediante convivencias, mesas redondas, proyecciones de documentales, venta de artesanía tradicional y otras muchas actividades, AHUIM pretende interactuar estos días con los vecinos de Mislata y alcanzar su faceta más sensible. “La curiosidad y el boca a boca es lo que permite que te vayan conociendo”, comenta la voluntaria Mª Luz Expósito y añade convencida: “La constancia en la organización de actividades es fundamental para hacerse oír”.

Hacerse oír. Literalmente. Al amparo de esta premisa, los tambores invadieron Mislata el pasado sábado en una batucada que recorrió la avenida principal de la localidad. El sonido festivo de la libertad saharaui atrajo a multitud de curiosos.

Voluntarios AHUIM en la batucada
Voluntarios AHUIM en la batucada

“España tiene mucho que decir en el conflicto del Sáhara, como potencia administrativa del territorio”. Así justifica Montoya la importancia de las actuaciones desde España. Sin embargo, el miembro fundador de AHUIM critica con dureza la “gran hipocresía” en los sucesivos gobiernos españoles: “Mientras los partidos están en la oposición, censuran la falta de acción en el Sáhara, pero, cuando llegan al poder, ignoran las resoluciones de la ONU sobre los derechos y la libertad del pueblo saharaui”.

Por ello, el trabajo de asociaciones como AHUIM se convierte en esencial. Este trabajo, no obstante, se ve gravemente amenazado por la coyuntura económica mundial. “Las ayudas internacionales se reducen y también hay recortes en los presupuestos municipales”, declara Expósito. Ante estas limitaciones, la “clave”, según Montoya, es “que lo que se haga, se haga bien”.

‘Niños del desierto’

Los protagonistas en estas jornadas de ‘Una ventana al Sáhara’ son los niños, los ‘niños del desierto’ que dan nombre al principal atractivo de las jornadas: una exposición fotográfica sobre la infancia.

Isabel contempla reflexiva las fotografías que cubren las paredes del Centre Jove del Mercat. “Es impactante el contraste entre la miseria que les rodea y la esperanza en los ojos y las sonrisas de los niños”, comenta la visitante.

El objetivo de la exposición, que combina fotografías profesionales con instantáneas de los voluntarios de la asociación, es “trasmitir la mirada personal del que conoce la realidad saharaui en primera persona”, explican desde AHUIM. Todo insistiendo en el papel protagonista que tiene la juventud en el conflicto saharaui. “Como en toda sociedad, los jóvenes saharauis admiten cada vez menos los engaños, ya nadie les controla y no sabemos qué puede pasar en cualquier momento”, concluye Montoya. De las nuevas generaciones depende el devenir del Sáhara Occidental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *