Caddy Adzuba: “El 90% de los niños y las mujeres es víctima de la masacre del Congo”

0
608

Bajo el lema ‘La violencia sexual como arma de guerra en la República Democrática del Congo’, la periodista y activista congoleña Caddy Adzuba explicó el pasado martes en la Universidad CEU Cardenal Herrera, en un acto organizado por la Fundación Mainel, que el 90% de niños y mujeres congoleñas son víctimas de la masacre.

La periodista congoleña Caddy Adzuba, durante su intervención. / Foto: CEU
La periodista congoleña Caddy Adzuba, durante su intervención. / Foto: CEU

La periodista congoleña explicó a los asistentes el problema que supone la violencia sexual en su país. Más de 50.000 mujeres han sido víctimas de la violencia sexual en el este de la República Democrática del Congo. “Aunque la violencia contra la mujer está presente en todo el mundo, en el Congo se utiliza como arma de guerra”, subraya  Adzuba, que lucha por los derechos humanos en el país africano.

Aunque la media de mujeres torturadas es de 50.000, la periodista quiso señalar que los efectos salpican a más de 250.000 personas. “Una mujer violada en el Congo no puede reconocerlo, ya que será repulsada tanto por su marido como por la sociedad”, subrayó Adzuba.

“Una mujer violada en el Congo no puede reconocerlo pues será repulsada”

Estos ataques no son aleatorios, sino que son “una estrategia de guerra para desestabilizar a la comunidad, que ya no tiene fuerza para defenderse”, apuntó Adzuba. La periodista relató cómo hace casi una década los rebeldes atacaron su pueblo y violaron a 104 jóvenes, mujeres que a día de hoy son portadoras del VIH. Un hecho que para Adzuba demuestra que es un ataque planificado y, por tanto, un genocidio.

Con la intención de ayudar a estas mujeres, Adzuba promueve la reinserción de la mujer violada en la sociedad congoleña. Puesto que tras la violación la sociedad repudia a la mujer, la asociación que promueve la periodista ayuda a estas mujeres a curarse físicamente y a reintegrarse en su comunidad. Otro de los objetivos es que las mujeres se acepten a ellas mismas.

Los estudiantes de Periodismo y Ciencias Políticas que estaban presentes en el auditorio se estremecieron al oír la historia de una mujer congoleña a la que los rebeldes decapitaron sus genitales y violaron ante sus familiares. Adzuba insistió en que éste es solo un caso de tantos, los que tiene como objetivo desestructurar la sociedad.

El compromiso internacional

La riqueza de la tierra del Congo es uno de los motores de la situación que se vive en el país (“que no disfrutan sus ciudadanos”, subrayó Caddy Adzuba). Uno de los materiales más valiosos es el coltán, mineral con el que se fabrican los dispositivos móviles y los ordenadores. Ante la intervención de las grandes multinacionales, Adzuba apeló a la conciencia de todos y a solicitar un uso legal de los minerales, no sólo explotándolos, sino invirtiendo en la zona afectada para impulsar la sociedad.

Caddy Adzuba trabaja en Radio Okapi, una iniciativa de la ONU, para defender los Derechos Humanos y la construcción de la paz, a pesar de haber sido amenazada de muerte. Además es miembro de la Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación del Este de Congo y de otras entidades que trabajan por curar las heridas físicas y psíquicas de las mujeres congoleñas víctimas de abusos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *