Derrota en la sede de Ciudadanos

0
87
Crónica de dos debutantes en noche electoral: Carlota Mendoza y Elena García / Imagen: Europa Press

La llegada a la sede fue de lo más tranquila. Llegamos pronto y tuvimos que estar un rato a la espera junto al resto de periodistas. Todos los profesionales nos acogieron de una manera amable y nosotras intentamos debutamos en la noche electoral escondiendo nuestro sentimiento de “infiltradas”.

Mientras aguardábamos a que comenzara, sonaba música jazz y el resto de personas afrontaban la noche con tranquilidad. Sin embargo, nuestro sentimiento de impaciencia se disparaba. El desplome de Ciudadanos se hacía presente, poco a poco, y el silencio empezaba a cobrar protagonismo.

Alrededor de las 22:30 comenzó a entrar gente y pronto se dirigieron a las pantallas para estar al tanto de los resultados. No demasiado agradables, claro, pero resultados que debían ser asumidos, y que ya se esperaban tras las encuestas. Poco duraron en la sede las personas que se acercaron que tal cual habían llegado decidieron marcharse, lo que nos dejó bastante desconcertadas, ya que el ambiente continuaba quieto.

Tras varios minutos en la sala, necesitábamos algo de acción, pero desde luego el puesto que ocupaba ciudadanos no contagiaba mucho entusiasmo. Poco después de las 23:00 la gente se volvió a reunir alrededor del televisor cuando Albert Rivera había comenzado su discurso. Declaró que no dimitiría sino que convocaría un congreso, dejando su futuro en las manos de los militantes de Ciudadanos.

Su declaración fue recibida con aplausos aunque con una sensación de decepción, e incertidumbre por el futuro del partido. Tras las palabras de Rivera compareció en la sala María Muñoz Vidal junto al resto de representantes quien afirmó: “Amigos, las victorias se celebran y de las derrotas se aprende». Un discurso breve, pero claro. Ciudadanos intentaría remontar en un futuro, y se comprometía a seguir defendiendo la libertad y la igualdad en las Cortes Generales. Muñoz bajó de la tarima bastante conmocionada y abrazó a sus compañeros tras lo cual abandonó la sala vaciándose la sede de Ciudadanos con mucha velocidad. La derrota era clara.

Mientras se recogía la sala, los periodistas continuaban redactando las crónicas de esta noches electoral en la cual nosotros  nos sentimos más involucradas entre los mayores del periodísmo. Sólo se escuchaban frases sobre fotos y palabras de los discursos del partido. Para nosotras y desde Novatos 10N ésta ha sido una oportunidad que no esperábamos poder disfrutar tan pronto.