“Quiero conseguir una ficción ‘made in Valencia’ que cuente historias universales”

0
18

Rafael López / 4º Periodismo

Como una persona con la que es fácil estrechar lazos, pero a la vez exigente, metódica y perfeccionista en el ámbito laboral. Así es como se define Guillermo Alcalá-Santaella, antiguo alumno de Comunicación Audiovisual en la CEU-UCH. Según apunta el realizador alicantino, son rasgos muy importantes a la hora de conseguir buenos resultados tanto en el plano personal como en el profesional. En éste último campo está de enhorabuena. La producción valenciana ‘La Sierra’, obra del antiguo alumno, fue la encargada de abrir la 5ª edición del Festival de cortometrajes Requena y… ¡Acción! el pasado 1 de junio en el Teatro Principal de la ciudad tras cosechar éxitos.

Pregunta. ‘La Sierra’ ha sido la encargada de abrir la 5ª edición del Festival de cortometrajes Requena y… ¡Acción! ¿Cómo vivió la experiencia?

Respuesta. Muy buena. La verdad es que le tengo mucho cariño a Requena, si bien ha sido el municipio que ha recogido casi la totalidad del rodaje del cortometraje, también es un lugar que conozco desde pequeño por amigos y familiares que tienen casa allí.

P. Desde que concluyó su rodaje en 2016, ‘La Sierra’ ha participado en diversos festivales y concursos y ha cosechado varios premios.

R. Es muy gratificante ver que el trabajo que has desarrollado durante tanto tiempo es reconocido, significa que alguien ha conectado con la historia y, sobre todo, con el mensaje que uno desea transmitir. Y luego está el hecho de que no solo premian tu trabajo, sino el de todo el equipo.

P. Ha trabajado de ayudante de producción y guionista desde que se licenció en la CEU-UCH en el año 2011, La ‘Sierra’ es su tercer cortometraje tras ‘La petite fille’ (2014) y ‘Continuidad de los parques’ (2015). ¿Qué faceta es la que más le apasiona?

R. Sí, he trabajado llevando a cabo labores de auxiliar o ayudante de producción, coordinador de figuración o location scouting en publicidad. Pero realmente lo que me apasiona es desarrollar y trabajar el guion y la dirección de mis propios proyectos. Mi trabajo como director es lo que más me gusta, sin lugar a dudas.

P. ¿Qué historias le gustaría contar con la ficción?

R. Pienso tan a menudo en esto que me pregunta… La verdad es que hay infinidad de asuntos que pienso que deberían ser tratados, sobre todo aquellos por los que la gente debería salir a la calle y quejarse en voz alta. Como crítica a la sociedad en la que vivimos me quedo con el cine de Ken Loach ycomo ejemplo de lo que es en esencia la condición humana, con todas y cada una de las historias de Cesc Gay, me encantan.

Guillermo con el actor Antonio Valero.

P. ¿Ha pensado pasar al largometraje?

R. Y tanto que he pensado en ello. Pero a día de hoy o tienes una productora fuerte que te respalde, o únicamente puedes llevar a cabo una producción independiente de muy bajo coste en donde estás obligado a trabajar al margen de la industria. Y esta segunda opción es factible, pero se han de alinear los astros para que haya alguna posibilidad.

P. Pero seguro que tiene algo en mente para hacer.

R. Empecé con Miguel Herráez, ex profesor mío al que tengo mucho aprecio, un interesantísimo proyecto sobre Julio Cortázar y la ciudad de París hace dos años. Pues bien, lo que empezó como un proyecto de cortometraje documental se ha convertido en un proyecto híbrido de largometraje entre ficción y documental. Es uno de los tantos proyectos en los que trabajo cuando mi labor cotidiana me lo permite y, afortunadamente, a día de hoy hay un productor de cine y televisión que reside en París que está empujando el proyecto. Parece ser que se van a estrechar lazos con alguna coproducción extranjera, no obstante quiero ser cauto y no hacerme ilusiones.

P. ¿Qué significa para usted crear una productora audiovisual?

R. Es un proceso todavía en fase de desarrollo en el que estoy trabajando desde hace tiempo. ‘Marallavi Films’ es un proyecto que representa mis últimos cuatro años de trabajo y todo aquello por lo que estoy luchando a día de hoy, tanto las producciones que tengo en marcha como los servicios de producción que ofrezco como freelance.

P. ¿Cuándo nació y con qué objetivo?

R. ‘Marallavi Films’ nace ante la necesidad de seguir aprendiendo y mejorando en el ámbito audiovisual, pero sobre todo, surge a raíz del deseo que tengo de poder seguir produciendo contenido de ficción y documental. Los Marallavi son un pueblo ficticio africano que surge a raíz de una conversación que tengo con mi pareja rememorando a los bosquimanos, recordando la película ‘The gods must be crazy’ (Los dioses deben estar locos). Algunos de sus valores representan en cierto modo aspectos con los que personalmente me siento identificado.Curiosamente, meses después de llevar a cabo esta idea de proyecto, la ONG valenciana ‘Formación Senegal’ me contacta para dirigir la producción de un documental rodado entre Ndem y Mbacke Cadior (Senegal).

P. ¿Cómo ve el panorama audiovisual valenciano?

R. Tengo muchos amigos de Valencia y Alicante que no paran de trabajar en una producción y a la semana siguiente están en otra. Ese es un síntoma de que las cosas van por buen camino. Pienso que en nuestra Comunidad hay profesionales del sector con mucho talento que demuestran inscansablemente que podemos producir todo tipo de contenido audiovisual y, sobre todo y lo más importante, contenido de calidad. Pero para ello las empresas productoras y los responsables de evaluar las producciones que llegan a la administración han de confiar más en el criterio del creador/artista.

P. Con la apertura de la televisión autonómica cree que habrá más espacio para la ficción ‘made in València’?

R. Sí, pero tiene que haber un filtro, no pienso que todo valga. Nuestra meta ha de ser la de conseguir una ficción ‘made in Valencia’ no exaltando y enalteciendo los elementos representativos de nuestra cultura, sino creando historias universales. Soy valenciano y vivo en Alicante desde hace casi siete años y me encanta nuestra “terreta”, pero pienso, y es solo mi opinión, que se han de empezar a producir y a crear historias que afecten a la gente y a la sociedad en su conjunto.

P. Desde que finalizó sus estudios no ha parado de crear historias. ¿Qué consejos le daría a los alumnos de Comunicación Audiovisual?

R. Algo de lo que no me di cuenta siendo estudiante de Comunicación Audiovisual era que, aparte de los proyectos propios de la Universidad, también podían llevarse a cabo otros proyectos al margen. Mi consejo es que si alguno de estos alumnos tiene una idea o algo en mente que crea que pueda valer la pena, se aproveche de todo aquello que esté a su alcance. No hay que tener vergüenza a la hora de intentar ir a por algo. Hay que ir a por ello sin más. Yo, siempre me he valido de los consejos de aquellas personas que sé que van a ser sinceras conmigo. Y lo sigo haciendo. Es esencial.

P. ¿Qué elementos cree que debe tener en cuenta un realizador para crear una gran pieza audiovisual?

R. Todo depende de para qué sea esa pieza. Tanto si es para un cliente que te ha contratado o se trata de una producción en donde tienes poder de decisión, incidirás más en aspectos que se asemejen a tu estilo como realizador. El ritmo del montaje, el empleo medido de los silencios, el tratamiento sonoro, el uso del color y la luz, el subtexto en las acciones de los personajes (si los hay) y en la historia… todo ello son elementos que cualquier realizador ha de saber manejar, pero sobre todo, lo más importante es la relación que estableces con tu equipo técnico y artístico. Una actitud cercana y disciplinada con tus compañeros de trabajo es lo más importante.

P. Entre sus creaciones artísticas, también está la publicidad. ¿Para que empresas ha realizado trabajos?

R. Cuando he hecho publicidad lo he hecho ejerciendo de localizador o de auxiliar y/o ayudante de producción. Algunas de estas empresas son A Productions, Chief Productions o Eyeforce, entre otras.

P. ¿Cómo cuida la fotografía en sus proyectos?

R. Por citar algunos, he tenido la suerte de trabajar con Anna Grenman (La petite fille) o Nacho Toledo (Continuidad de los parques) como directores de fotografía en algunos de los proyectos de ficción que he dirigido. En ficción delego totalmente esta responsabilidad al director de fotografía, pero en el documental es distinto. Ya no porque sean géneros que se diferencian en muchos aspectos, sino porque en los proyectos de documental en los que he trabajado, aparte de dirigirlos, he sido yo quien los ha fotografiado. Esta es una de las experiencias más gratificantes que he tenido cuando he trabajado este ámbito. Todo realizador ha de tener conocimiento sobre la fotografía y su uso. De lo contrario, jamás llegará a ser bueno.

P. ¿Cómo se visualiza en un futuro profesional?

R. Me veo con nuevos proyectos y continuando algunos que tengo pendientes. Me veo volviendo a trabajar con amigos con los que coincidí hace años en otras producciones. También me veo trabajando en proyectos a nivel nacional e internacional. Pero sobre todo, me veo aquí, en mis ciudades. En Valencia y Alicante. Me encanta crear en mi tierra.