Such: «Valencia es el área con mayor demanda de pericia caligráfica»

0
560

Según un reciente estudio, el 75% de los españoles ya no escribe a mano, la tecnología, al parecer, ha transformado los hábitos de escritura. La masiva proliferación de tablets, smartphones y ordenadores convierte a la escritura a mano en una actividad cada vez menor. Mari Carmen Such,  especialista en grafología y profesional en la materia desde hace más de una década, nos cuenta su visión sobre el tema.

mari carmen such
Mari Carmen Such en su despacho en Valencia. / Foto: M.S

Pregunta. ¿Podría contarnos cuál es su opinión al respecto?

Respuesta. Es cierto que las nuevas tecnologías han tomado un gran protagonismo en el día a día de todos y en todos los ámbitos. También es cierto que aportan grandes ventajas que no vamos a menospreciar ni rechazar, pero considero que todo ello ha de sumar, no restar. Que han de convivir con la escritura manuscrita y ser una herramienta más. La escritura a mano favorece el desarrollo y la destreza de la motricidad fina, la capacidad de concentración, el compromiso con lo escrito, el esfuerzo por mantener esa deferencia con los demás haciendo una escritura legible.

P. ¿Cómo podríamos definir la labor del grafólogo?

R. El grafólogo es el estudioso de la escritura manuscrita: de la letra, del espacio en que se ubica, del modo en que avanza. Todo ello pone de manifiesto cómo es la persona, cuáles sus capacidades, tipo de inteligencia, motivaciones… conocimientos a los que se llega tras el estudio minucioso de la interrelación de todos y cada uno de los elementos plasmados en el papel, ya que un elemento aislado no tiene valor interpretativo alguno.

P. ¿Quiénes son en estos momentos los que demandan sus servicios?

R. En el ámbito de la pericia caligráfica, aquellas personas que han de demostrar la falsedad o autenticidad de una firma o documento. También empresarios que requieren de nuestros servicios para conocer al candidato más idóneo para cubrir un puesto de trabajo. Padres preocupados por la escritura de sus hijos, bien porque no sea correcta, bien por haber perdido la calidad que tenía. Y en definitiva personas que quieren conocerse con mayor profundidad.

P. En Valencia, ¿cómo se encuentra el sector?

R. En Valencia hay muy buenos profesionales principalmente de la pericia caligráfica, quizá por ser el área que mayor demanda presenta.

P. Usted como especialista en grafología infantil, qué valoración hace de la formación académica de los menores en las aulas, ¿piensa que la tecnología le está ganando la batalla a los cuadernos de caligrafía?

R. Es incuestionable que a los niños hay que enseñarles a utilizar todas las herramientas a su alcance, que han de saber manejar ordenadores, tablets…pero sin olvidar que disponen de la “mano” para escribir y que ésta no puede quedar atrás en su uso y dominio. Ahora se están viendo las consecuencias negativas en los niños que han hecho menos tiempo de caligrafía a la hora de aprender. Es mayor su torpeza, y en consecuencia menor su velocidad y destreza.

P. ¿Cómo saber por la letra la personalidad de alguien?

R. Como decía, todo elemento plasmado en el papel da información, pero siempre de una forma interrelacionada, nunca puede interpretarse un elemento aislado ni la ausencia del mismo.
Puesto que la persona desconoce la interpretación de los elementos gráficos, la estampación de éstos es espontánea y por tanto revela en función de su tamaño, dirección, presión, ubicación en el espacio, predominio de forma o movimiento, etc. cómo es, cómo actúa y con qué tipo de inteligencia cuenta.

P. También en un estudio reciente se apuntaba a la posibilidad de conocer las futuras enfermedades que podríamos padecer por nuestra letra, ¿es eso posible?

R. No, y con este tema hay que ser muy cauteloso. Es cierto que podemos ver en la escritura alteraciones y hacérselo saber al autor para que busque al profesional pertinente, pero nunca diagnosticar. Sólo puede diagnosticar el médico, profesional que cuenta con seis años de carrera más una especialidad. En ese caso entraríamos en el terreno esotérico o adivinatorio y el estudio de la escritura es de hoy y para hoy. Además, nos debemos a nuestro compromiso deontológico que nos prohíbe manifestarnos en este sentido. Compromiso que adquirimos al obtener el Diploma de la Sociedad Francesa de Grafología, miembro a su vez de la Asociación Deontológica Europea de Grafólogos (ADEG).

En España es el Círculo Hispano Francés de Grafología, del que actualmente soy delegada en Valencia, el corresponsal de la Sociedad Francesa de Grafología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *