• Alumnos de Magisterio conocen el uso de estas piezas para crear experiencias docentes dentro del aula

Nada más entrar en el aula, las estudiantes de Magisterio del CEU en Elche se encontraron con la primera sorpresa: en una gran mesa en medio de la clase, se apilaban miles de piezas de Lego, desparramadas a la espera de que alguien jugara con ellas. Y las que iban a jugar eran ellas, dentro de un taller, impartido por Juan Gadeo Calera, impulsor de experiencias de aprendizaje innovadoras a través de la Metodología LEGO® SERIOUS PLAY®.

Las alumnas de Magisterio CEU en el taller de Lego

Y a ciencia cierta que jugaron, que disfrutaron y que aprendieron otra forma diferente de enseñar a sus futuros alumnos y alumnas cuando sean maestras. Porque durante las dos horas que duró la sesión, Gadeo, consultor y formador, consiguió que conocieran las enormes posibilidades que de las piezas de Lego para poder crear experiencias dentro del aula. “Además”, aseguran Noelia Carbonell y Helena Pascual, profesoras de Magisterio del CEU en Elche, “les ha servido para potenciar el trabajo en equipo, el compañerismo, saber expresarse, para contar cuentos… “.

El objetivo final, según estas docentes, era “empoderar a los profesores para que se salgan de la clase tradicional y vean la cantidad de posibilidades que tienen, clases más impactantes porque se trabaja jugando y el alumnado lo pasa bien y aprende de manera más vivencial y lo que se vive no se olvida”.

Y así fue para futuras maestras como Lidia Gironés o Carolina Cutillas, para quienes este tallers les ha servido para conocer nuevas metodologías y técnicas “que nos sirven para potenciar la creatividad, la imaginación y el desarrollo integral de nuestros futuros estudiantes”. Para Carolina López, la iniciativa le ha sido útil para ampliar el conocimiento respecto al aprendizaje: “Es una forma curiosa para interactuar con los niños y niñas y creo que tiene una gran utilidad para conocerles mejor”. Algo en lo que coinciden María Castro y Miriam Barceló, quienes apuntan que “a través de las piezas puedes desarrollar tu creatividad combinándola con la diversión y te ayuda a conocer a los niños y apreciar cómo son capaces de resolver diferentes situaciones”.

La utilidad del uso de estas tradicionales piezas de juego infantil, sirven, según la futura profesora Yurena López para que “el alumno desarrolle el potencial que seguro no sabía que tenía. Además, podemos ayudar a los niños y niñas a superar el miedo escénico y la vergüenza de hablar en público”. Y es que además de potenciar la imaginación de los niños, como afirma Isabel Rubio, con “unas fichas puedes hacer que tus alumnos muestren sus intereses y motivaciones mediante la creatividad”, reconoce María Dolores Morote, también estudiante de Magisterio.