• En estos tiempos de crisis sanitaria, la formación de los profesionales de la Salud se revela esencial, especialmente en los estudiantes de Enfermería, que deben trabajar sobre casos simulados para adquirir una experiencia previa a su incorporación a la práctica hospitalaria
La simulación clínica permite llevar al alumno a un escenario muy similar al real

“La simulación clínica nos permite llevar al alumno a un escenario muy similar al real. Se le plantea una situación simulada mediante un maniquí avanzado de la marca Laerdal® (simulación real guiada por ordenador). Se realiza por parejas o tríos, que haciendo uso de sus conocimientos y habilidades tendrán que darle solución al caso planteado”, asegura Rubén Galiano, profesor de la asignatura Cuidados al Paciente Crítico, dentro del Tercer Curso del Grado en Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche.

En la dinámica de esta formación, mientras los estudiantes realizan la práctica en una sala, el resto de los alumnos están en una sala contigua, viendo la actuación de sus compañeros y tomando notas, para más tarde guiados por el profesor realizar el Debriefing del caso. “Se realiza sin ser evaluados con el único fin de aprender y sumar experiencia”, advierte Rubén Galiano, que además de su labor como docente ejerce como enfermero especializado en Urgencias y que ha trabajado en la UCI del Hospital La Fe de Valencia durante la primera ola de la pandemia y actualmente se encuentra en la del Hospital de Elda, también en la UCI donde ingresan los casos de Covid.

Artículo anteriorMiércoles, 11 de noviembre de 2020
Artículo siguienteCasi un 15% de los adolescentes valencianos tiene alta la presión arterial y un tercio presenta sobrepeso