Martes, 3-11-2020.- “Aunque se restrinja la movilidad entre regiones o se produzca un nuevo confinamiento en España, creo que se harán excepciones para los deportistas profesionales, pues se trata de trabajar. Seguramente habrá un control mayor y corredores para el transporte, pero el deporte profesional no puede parar por la COVID. Sería un desastre para la economía y también para la población”. Así lo ha afirmado esta mañana en la Universidad CEU Cardenal Herrera Juan de Dios Crespo. El abogado deportivo, uno de los más reconocidos a nivel mundial por sus procedimientos ante el TAS-CAS y su actuación en el caso disciplinario de Messi ante la comisión de apelación de la FIFA, ha participado hoy en el ciclo de charlas vinculadas al Título de Especialista en Dirección y Gestión Deportiva del CEU con una conferencia en torno al fútbol y la COVID.

A lo largo de su intervención, el abogado ha analizado numerosos casos jurídicos del ámbito del deporte que han sido influidos decisivamente por la crisis sanitaria, y ha advertido de que estas nuevas situaciones provocadas por la COVID se multiplicarán en el futuro. “Estamos en una inopia absoluta y no sabemos dónde estamos, ni médicamente ni deportivamente ni regulatoriamente. No sabemos las reglas. Las hay, pero son cambiantes”, ha asegurado.

Existe una dicotomía entre el reglamento de la FIFA en tiempos de COVID y las normas que cada país establezca para sus clubes deportivos en esta época, que pueden entrar en colisión. Por ejemplo, un club no puede imponer, inicialmente, una rebaja del sueldo de sus jugadores, porque el reglamento FIFA advierte que no lo puede hacer de forma unilateral, ha explicado.

Por otra parte, ante la advertencia que ha lanzado el FC Barcelona de hacer una suspensión de pagos, Crespo considera que no la va a llevar a cabo, entre otras razones porque está fichando, tanto en el equipo de fútbol como en el de baloncesto, y se puede pensar «que no están tan mal», y porque «estaría muy mal visto y afectaría a su prestigio ante futuros jugadores que quisiera fichar».

Una de las consecuencias de la COVID en el deporte también tiene que ver con el dopaje y las Olimpiadas. “Supongamos que algún deportista fue condenado en el año 2018, o 2019. Es evidente que en el año 2020 no puede competir, pero ahora, con los Juegos Olímpicos de 2021, gente que está sancionada, podrá participar. Y vamos a ver mucha gente que estaba bajo sanción y que ahora sí va a poder competir en 2021”, ha señalado.

El primer invitado a este ciclo de charlas impartidas por profesionales del deporte, vinculado al nuevo título de Especialista en Dirección y Gestión Deportiva de la CEU UCH, fue el vicepresidente del Villarreal CF, José Manuel Llaneza, el pasado 1 de octubre, al que siguió, el 28 del mismo mes, el presidente de LaLiga, Javier Tebas.