Adrián Igual, alumno de tercero de Comunicación Audiovisual del CEU, y Alberto López Chiralt, alumni de esta misma titulación, conversan en torno al trabajo que este joven realizador y co-fundador de Contraplá, expuso en Mediarte el año pasado: “La Muda”. Un corto de ficción que, además, ganó el premio en su categoría en el certamen Proyecta.

Alberto, a la izquierda, conversa con Adrián sobre cine

El estudiante explica al profesional por qué se ha fijado en esta obra.

Adrián: Vimos en una clase de segundo “La Muda”, como ejemplo de cómo podría llegar a quedar un cortometraje nuestro en unos dos años. Aunque me parecía imposible alcanzar tan gran nivel en tan poco tiempo, me puse como meta conseguirlo. Me pareció que, pese a ser un TFG, esa obra podía competir con cualquier cortometraje profesional que hubiese visto antes. Me encantaría crear algo así, sería algo de lo que sentirse orgulloso para siempre…

(Ver el corto completo)

Y arranca el diálogo:

Adrián.- Alberto, ¿qué es lo que más te costó grabar durante el rodaje?

Alberto.- Lo primero, muchas gracias por tus palabras respecto a “La Muda”.
Sin lugar a dudas, lo más costoso de filmar fueron las escenas en las que había interacción con el agujero recreado en la pared. Era un auténtico quebradero de cabeza tener que mover cada vez toda la estructura construida, y meter al equipo de foto en un espacio tan reducido para grabar dichas secuencias. No obstante, debo decir que curiosamente también fueron las escenas más divertidas de rodar.

‘Cada trabajo y cada proyecto forma parte de un aprendizaje continuo y nos ayuda a mejorar constantemente’

Adrián.- En este tiempo ya has emprendido muchos proyectos. ¿De qué parte estás más orgulloso de tu obra?

Alberto.- No sabría decir exactamente qué me produce más satisfacción al echar la vista atrás. Creo que es importante estar orgulloso siempre de todo lo que uno hace, con sus defectos y con sus limitaciones. Al fin y al cabo, cada trabajo y cada proyecto forma parte de un aprendizaje continuo y nos ayuda a mejorar constantemente.

Puede que ahora, reflexionando sobre esto, si tuviese que escoger aquello de lo que estoy más orgulloso, creo que sería la progresión. El aprendizaje y la mejoría que he experimentado con los años en la carrera. Creo que poco queda de aquel chaval que se lanzaba a rodar sin apenas haber planificado nada.

Adrián.- ¿Cómo te sueles comportar de cara a los actores? ¿Un consejo para actuar con ellos?

Alberto.- Lo más cercano posible. Para mí es la clave. Mostrarte siempre próximo a ellos y que sientan tu confianza.

En un rodaje tienes que tomar decenas de decisiones en minutos, pero siempre has de ser capaz de reservarte tu mejor cara para los actores, pues dependes absolutamente de ellos para que el proyecto salga adelante.

Un importante consejo que recogí del director español Paco Cabezas es que siempre has de acercarte a los actores en la escena para hablar y corregir alguna cosa. Nunca les hables a voces en medio del set. No hay nada peor para un rodaje.

‘En un rodaje tienes que tomar decenas de decisiones en minutos, pero siempre has de ser capaz de reservar tu mejor cara para los actores’

Adrián.- ¿Cómo es tu proceso de búsqueda de referentes?

Alberto.- A la hora de buscar referentes cada maestrillo tiene su librillo. Como es obvio, no existe ningún camino marcado. En mi caso, identifico cuál es la esencia del proyecto, hacia dónde queremos ir.

Una vez detectada la base del proyecto, intento enmarcarlo en una estética específica. A partir de aquí, investigo en Internet acerca de series, películas, documentales y demás piezas audiovisuales que me aporten aquello que busco.

‘Es importante analizar bien el proyecto y adaptarse a él para saber cuáles son sus necesidades’

Adrián.- Está claro que no tienes unos referentes fijos de los que siempre “cojas un poco”, ¿no?

Alberto.- Efectivamente. Cada proyecto nace con una esencia única, con lo que tener unas referentes fijos para mí sería un error.

Desde luego, cada cual tiene su estilo y siempre va a tender hacia él, pero más allá de eso es importante analizar bien el proyecto y adaptarse a él para saber cuáles son sus necesidades.

Adrián.- Muchas gracias.

Alberto.- A ti.


Pregunta extra de Actualidad CEU.- Alberto, ¿cómo se siente uno al volver al aula y conversar con alumnos que admiran tus logros y te piden consejos?

Alberto.- No sé si admirar sería la palabra, pero sin duda es un orgullo inmenso ver que alumnos conocen algunas de mis obras. Para mí es especialmente emotivo, ya que considero al CEU como mi casa. Si, además, se junta que estas piezas sirven para motivarles, ya no podría sentirme más realizado.

AC.- Gracias.

Alberto.- A vosotros.


Los dos jóvenes creadores han conversado también sobre MediArte, junto a Lorena Selva y Álvaro Leivas.