Juan Antonio Ortega: “Si se hundiese la Constitución la Transición se convertiría en un intento fracasado”

0
76

Informa Marta Moreno / Imágenes: Rocío Muñoz

La Universidad CEU Cardenal Herrera concluyó con éxito este miércoles sus Jornadas ‘Memoria y Legado de la Transición’, un evento que reunió a figuras destacadas de aquellos años cruciales para la historia de España. Bajo la moderación de Vicente Navarro de Luján, rector honorario de la universidad, la última mesa redonda contó con la participación de Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona, exministro adjunto al Presidente del Gobierno para la coordinación legislativa y ex ministro de Educación y Ciencia, y José Manuel Otero Novas, ex ministro de Educación y Presidencia.

En su intervención, Juan Antonio Ortega ofreció una perspectiva única al presentar el periodo de la Transición como una obra teatral dividida en tres actos. Comenzó remontándose al origen del franquismo, destacando la larga duración del régimen marcada por diferentes fases y adaptaciones. “Veníamos del franquismo”, enfatizó Ortega, “una época que duró mucho, casi 40 años. Siempre fue el mismo, Franco, pero no siempre fue lo mismo”.  Desde el Golpe de Estado en 1936 hasta la muerte de Franco en 1975, delineó la evolución del gobierno hacia un nacionalcatolicismo, atravesando momentos de confrontación interna y cambios políticos significativos.

El exministro también abordó, en el segundo acto de su crónica teatral, los desafíos de a los que se enfrentó la sociedad española en el periodo anterior a la Transición, una fase de incertidumbre caracterizada por el surgimiento de nuevas fuerzas políticas ansiosas por dar forma al futuro de España. “Cuando muere Franco, la Transición se nos echa encima como algo inevitable”, sentenció, “a todo esto se sumó el terrorismo de la mano de ETA”. Así, manifestó que el cambio debía producirse inmediatamente, “la cuestión era cómo”. Para ello, Ortega indicó que se debían producir tres situaciones: la reconciliación entre las dos Españas, una serie de diálogos entre todas las fuerzas políticas y la conciencia de elaborar una constitución. Para Ortega, “la Transición fue una transacción”. Finalizó su metáfora teatral con una advertencia: “Si se hundiese la Constitución de 1978, la Transición se convertiría en un intento fracasado”.

A continuación, la ponencia de Ortega fue complementada magistralmente por José Manuel Otero Novas, hoy nombrado Doctor Honoris Causa por la CEU UCH, quien mostró una visión perspicaz sobre los eventos que marcaron la Transición española. Otero Novas recalcó la labor del grupo Tácito, del cual fue miembro fundador, al igual que Ortega, en la redacción de artículos que sentaron las bases para la Constitución. “En España no podías decir en voz alta que pertenecías a un partido ni muchas otras cosas”, expresó el exministro, “pero nosotros, el grupo Tácito, las supimos decir con habilidad”.

 Además, siguiendo la intervención de Ortega, Otero Novas ofreció una reflexión sobre las estrategias políticas y los desafíos que enfrentaron durante aquellos años.  “Después de que Franco llegara a poder, todos comienzan a pensar en el postfranquismo”, señaló. Del mismo modo, profundizó en la estrategia política que siguió el Partido Comunista Español durante este periodo, comparándola con las maniobras políticas que Lenin llevaba a cabo en el comunismo ruso. Finalmente, concluyó su intervención haciendo especial énfasis en la importancia de prepararse para el futuro: “Hoy una vez más conviene tener presente que todos los regímenes políticos acaban, como la vida misma. Por ello, hay que preparar lo de después”.

Posteriormente, se dio paso a una ronda de preguntas en la que fueron cuestionados sobre diferentes aspectos del gobierno y la política actual. Asimismo, se presentó la posible comparación de la legalización del Partido Comunista en España con la legalización de Bildu, a lo que Otero Navas respondió: “A Bildu les diría lo mismo que les dije al PCE cuando apareció su solicitud de legalización en mi mesa: “En el momento que actúen con violencia, serían deslegalizados””.

En última instancia, el acto de clausura de las Jornadas ‘Memoria y Legado de la Transición’ estuvo a cargo del Rector de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Higinio Marín, quien transmitió su gratitud a los ponentes y asistentes por su contribución a la reflexión histórica y “por querer hacer de la participación política un acto responsable”. Marín destacó el compromiso de a institución con la promoción del diálogo y la convivencia como pilares fundamentales de la sociedad contemporánea. “Creo que nuestras universidades no hacen más que cumplir su vocación como si fuera su latido”, concluyó.