Un sistema automático de lubricación de carril eliminará los ruidos en las curvas de la red de Metrovalencia

0
241
Metrovalencia lubricación carril

Informa Patricia Montañana / Imagen: Archivo

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana instalará un sistema automático de lubricación de carril para terminar así con los ruidos que se producen en curvas puntuales de la red de Metrovalencia, tanto en la explotación de metro como en la del tranvía. Una actuación que había sido demandada por diferentes asociaciones vecinales.

Normalmente, las unidades del metro sufre, cuando circulan en algunas curvas chirridos por deslizamiento en el contacto de las ruedas con los carriles. Esto se explica porque la rueda de dentro describe menos metros que la de fuera. Este problema ya se está subsanando mediante la aplicación manual de un lubricador, sin embargo, implica una excesiva mano de obra y unos resultados menos eficaces que si se aplica, como está previsto, de manera automática.

Pruebas satisfactorias

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha adjudicado la instalación de un sistema automático que aplique un producto que lubrique el carril y suprima los ruidos de manera automática, mediante la detección previa del paso de los trenes y tranvías.

Con una inversión de 732.050 euros, el contrato se divide en dos lotes. El primero, para vías ferroviarias, dotado con 217.800 euros, afectará a las zonas de Burjassot, Empalme, Torrent, Canterería y Foios. El segundo, para vías tranviarias, con un presupuesto de 514.250 euros, se desarrollará en ocho zonas de las Líneas 4, 6 y 8 desde la parada de Sagunt hasta la Fachada Marítima. El plazo de ejecución es de un año para el lote 1 y de 15 meses para el 2.

La implantación de este nuevo sistema de detección supone la ventaja de producir un desgaste menor del carril, por lo que es más fácil y permanente en el tiempo su mantenimiento. Para no afectar al servicio de Metrovalencia, las obras se ejecutarán en servicio nocturno fuera del horario comercial.