Alumnas de Fisoterapia se embarcan este verano 2019 en un viaje solidario a Senegal

0
141

Redacción: Lucía María Julià / Imagen: CEU

Alexandra, Marion, Sabrine y Constance son las cuatro estudiantes de Fisioterapia que viajarán a Bignona, en Senegal, para participar en una nueva misión solidaria del 27 de julio al 18 de agosto.

Durante esas tres semanas, las cuatro jóvenes francesas, acompañadas también por el profesor Jorge Camara, realizarán labores de Fisioterapia atendiendo cada una a un paciente por hora. “Hablamos con un médico de allí y nos dijo que hay muchos pacientes con problemas cardiovasculares, eso repercute a nivel neurológico… Entonces primero queremos realizar un programa para esa gente, porque ellos tienen muy pocos recursos”, explica Alexandra, una de las estudiantes.

Además de trabajar en los hospitales, también se desplazarán hasta las aldeas para atender a la población rural. “La gente no tiene dinero para ir al hospital y tampoco disponen de un coche para desplazarse… Nosotras queremos llegar a todos y, por eso, estaremos tres días a la semana en las aldeas”, expone Alexandra.

Igualmente, las cuatro jóvenes invertirán una hora diaria a la formación del personal porque “no saben qué es la Fisioterapia, un mismo médico se encarga de todo”, reitera la estudiante. Por ese motivo, desde España ya han elaborado varias infografías que pondrán en el hospital.

Desde que las estudiantes francesas propusieron la idea a la Cátedra de Solidaridad, la preparación para el viaje no ha cesado. Los cinco participantes han estado preparando vacunas y recogiendo de los hospitales de España y Francia una gran cantidad de material sanitario para llevarlo allí. Igualmente, crearon la página de Facebook “Physio Senegal” para recaudar todo el dinero posible.

Este viaje se enmarca dentro del proyecto de misiones solidarias que la universidad realiza, junto con la Asociación GUP, en Bignona. Y esta será la primera vez que la facultad de Fisioterapia vuele hasta allí para aportar su grano de arena en la aldea. “Había misiones para muchas carreras, pero no para Fisioterapia. Nosotras queremos iniciar un hábito para que todos los años alumnos de esta titulación viajen allí y continúen la labor que nosotras vamos a empezar”, insiste Alexandra y prosigue: “Queremos que lo que hagamos en Senegal se quede allí, que lo que aprenda un enfermero en esas tres semanas le sirva de ayuda para todo el año”.

Para ella, estas misiones son fundamentales porque contribuyen a que los países más pobres mejoren. “Si estudiamos Fisioterapia también es para ayudar. Aunque somos estudiantes, lo que nosotras podamos realizar allí para ellos ya es mucho”, destaca.

Se acerca la fecha de partida y a las cuatro jóvenes no les faltan ganas. “Estamos deseando ir ya. Sabemos que será una experiencia personal y profesional”, resalta Constance. Alexandra coincide con su compañera: “Es complicado porque no sabemos lo que nos vamos a encontrar, pero estamos emocionadas porque sabemos que lo van a agradecer y vamos a aprender mucho de cada uno”.