“Creer en la suerte en el mundo laboral es algo sin sentido”

Ramón Pérez / 1º Periodismo

Pilar Pascual del Riquelme, alumni CEU, blogger de “La Reina del Low Cost” y presentadora de Toma Nota (Canal Decasa), atiende virtualmente a EL ROTATIVO desde México. Adicta a la moda, viajera intrépida y empedernida. Como buena comunicadora y enamorada de su trabajo, recomienda comenzar a hacer prácticas desde el primer momento.

Pilar Pascual del Riquelme

Pregunta. Blogger bajo el pseudónimo de “La Reina del Low Cost” y presentadora de Toma Nota (Canal Decasa), ¿qué es lo que le llevó a estudiar Periodismo?

Respuesta. Desde los catorce años tuve claro que quería dedicarme a los medios. Me encantaba el periodismo de guerra y el de investigación. Cuando comencé a trabajar estábamos en plena crisis económica. Excepto dos periódicos, el resto habían retirado sus departamentos enfocados a este tipo de periodismo. La realidad era muy diferente a lo que había imaginado, pero comencé a trabajar como redactora de contenidos de marketing digital, y me encantó.

P. ¿Por qué eligió la CEU-UCH?

R. Siempre he estudiado en colegios católicos (Jesús-María de Orihuela y CEU Jesús-María de Alicante), mis padres estaban tranquilos al saber que recibía una educación que se basa en los valores que tenemos en casa. Los profesores universitarios pueden influir mucho en nuestra forma de ver el mundo e incluso nuestra propia profesión. Por ello prefirieron que continuara mi formación en un centro católico. Estuve en la UCH-CEU de Elche los dos primeros años de la carrera y en la de València los tres últimos. Los estudios, los equipos y el profesorado son de muy alto nivel. Tener una cámara por cada dos alumnos, unos estudios de radio o televisión totalmente equipados o tener posibilidad de salir con los equipos a grabar por toda la ciudad es algo que no se permite en todas las universidades. Es la mejor forma de aprender, sin ninguna duda.

P.¿Cuáles son los mejores recuerdos de su vida universitaria?

R.Sin ninguna duda, un buen recuerdo que me llevo de la Universidad es que allí conocí a mucha gente, muy diferente, cada uno con sus perspectivas y formas de ver el mundo, la vida y la profesión. El mejor recuerdo de todos, sin duda, es que en la plaza que hay delante de la Facultad conocí a un alumno de Derecho y ADE que hoy es mi marido.

P. ¿Qué es lo que más le ha aportado la Universidad en general y su licenciatura en particular?

R.Personalmente, me quedo con los grandes profesores que pude conocer y con los que a día de hoy mantengo el contacto y con las prácticas que ofrece la CEU-UCH, que significaron mi primer trabajo como periodista. Hay algo que sí borraría de mi paso por la universidad, y es la competitividad. Hay que esforzarse, dar lo mejor de uno mismo, pero eso nunca puede suponer pisar a tus compañeros, darles la espalda o negarles nuestra ayuda. Nuestros compañeros de clase serán nuestros primeros contactos en el mundo laboral y es fundamental tener buena relación con ellos. ¡Cuántas veces hemos hablado en clase de la importancia de la agenda del periodista y qué poco hacemos por cuidar a nuestros contactos, que son aquellos que comparten mesa y aula con nosotros! El Periodismo no es una profesión estable a nivel laboral y la vida da muchas vueltas. Nunca sabemos en qué momento vamos a preguntarle a un compañero por una oferta de trabajo o una recomendación para la empresa en la que trabaja.

P. ¿Cuándo comenzó a estudiar se imaginaba que esto iba a ser así?

R. Nunca he dejado de lado mi sueño de convertirme en periodista de investigación, pero en este momento vivo en México y no es un país seguro para este tipo de trabajo. En los comienzos, todo parece ideal. Y conforme vas teniendo contacto con el mundo laboral, te das cuenta de que esa realidad no es tan bonita como parecía. Pero, sin duda, es un trabajo que tiene muchas posibilidades. Que ofrece cientos de salidas profesionales: yo he trabajado de community manager, redactora de contenidos, responsable de comunicación online de una empresa, gestor de cuentas de agencias… Y a día de hoy soy redactora de mi propio blog y presento un programa de televisión. Nunca imaginé que mi trayectoria sería así, pero estoy muy orgullosa de todo lo que he conseguido, he sido muy feliz siempre en mi trabajo. Y creo que la clave de todo esto es la vocación.

P. ¿Cuáles fueron sus comienzos en la profesión?

R. En primero de carrera estuve trabajando como becaria en el periódico El Valle, de la zona de Alicante. Era un periódico de la comarca, gratuito y mensual. Hice mis primeros reportajes, entrevistas y acudí a ruedas de prensa. Aún no existían los periódicos digitales como los conocemos hoy. En cuarto comencé unas prácticas en el periódico digital Diario Crítico de la Comunitat Valenciana; ésta fue una de las mejores épocas de mi vida laboral. Junto con Carlos Llopis, Redactor Jefe y alumni CEU, aprendí muchísimo y disfruté de la profesión cada minuto. A raíz de una fusión, me contrataron en la agencia Search Media (ahora Increnta) como redactora de contenidos y community manager. Más tarde, fui manager de cuentas en esta misma empresa. Finalmente, decidí dar el paso e irme a Madrid. Allí comencé como freelance: seguía de redactora de contenidos para diferentes empresas y mi blog comenzaba a funcionar. Apliqué todo aquello que había aprendido de mis compañeros de SEO en Increnta. Un tiempo más tarde, viendo que la estabilidad de un freelance era imposible de manejar para alguien de mi nivel (pagando una cuota de autónomo de casi trescientos euros, una casa, las facturas y demás), volví al mundo empresa, busqué trabajo con mi currículum en mano, de puerta en puerta, y me contrataron en un showroom de moda para llevar la comunicación online. Era un trabajo de media jornada que tuve que complementar como dependienta en Inditex (Zara y Pull and Bear). Poco después, comencé con el programa de Toma Nota en Canal Decasa (de esto hace casi tres años) y, junto con “La Reina del Low Cost”, son mis dos medios de vida en la actualidad. A día de hoy sigo aprendiendo muchísimo en cada grabación del programa, de mis compañeros, que son unos auténticos profesionales, y de la dura realidad que vivimos todos aquéllos que vivimos de los medios (desde cámaras y maquilladoras hasta los propios periodistas).

P. ¿Ha tenido algún/a periodista como referente a la hora de escribir?

R. Cuando comencé la carrera, Jordi Pérez nos habló de Ryszard Kapuscinski. Recuerdo que Jordi llegó a clase vestido de negro absoluto, diciendo que aquel periodista de apellido impronunciable había fallecido. Comencé a leer sus libros, la mayoría contando sus experiencias como periodista de guerra. Me hipnotizó. Sigue siendo a día de hoy uno de mis escritores favoritos.

P. Muchos periodistas coinciden en afirmar que el Periodismo es 50% trabajo y 50% suerte. ¿Lo comparte?

R. Sí y no. Siempre he pensado que creer en la suerte en el mundo laboral es algo sin sentido. Trabajar duro, saber moverse, demostrar tu valía, ser autodidacta, conocer gente, compartir puntos de vista, leer, tener ética profesional y no parar de luchar por aquello que te apasiona son las claves para ser un buen periodista. Y luego, se le puede sumar una pizca de suerte por encontrar una oferta cuando estás buscando trabajo o ver una oportunidad donde antes no había nada.

P. Valenciana viviendo en Cancún y que ha recorrido prácticamente todos los Estados Unidos y gran parte de El Caribe, ¿desde qué lugar del mundo le gustaría escribir?

R. Sin ninguna duda, me siento una persona muy afortunada. He nacido en un país y en una familia en la que nunca me ha faltado de nada. Cuando viajas, te das cuenta de la suerte de haber nacido en el ‘lado bueno’ del mundo. Cuando estuve en Cuba, hablé durante horas con la gente de allí. Me hubiera encantado poder contar sus historias, sus alegrías, sus penas, sus necesidades… Pero no quise hacerlo porque como se suele decir: “en Cuba, las paredes oyen”. No me hubiera gustado poner en una situación complicada a nadie, ni a mí misma tampoco. Me pasa igual en México, uno de los países con mayor número de periodistas secuestrados o muertos. Sinceramente, vivir en Cancún, es un regalo. Pero eso no quita que el lugar del mundo que preferiría para escribir fuera España. Cerca de mi familia, con la tranquilidad de poder expresar tus opiniones sin temor a represalias, con libertad de expresión. Independientemente de que no sea el país que más ayude a los emprendedores ni a los jóvenes que buscan cómo ganarse la vida. Y si tengo que elegir una provincia, sería Galicia, miña terra. Con sus días de lluvia y de sol, con su melancolía en cada calle. Con su gente cercana, llena de personas que emigraron en busca de un futuro para su familia.

P. ¿Y sobre qué le gustaría escribir ?

R. Me encantaría contar las historias de la gente. ¿Cuántas personas hemos conocido a lo largo de nuestra vida? Cada una de ellas tiene una historia, unas más o menos relevantes o impresionantes. Cada día estoy más convencida de la importancia del Periodismo social, de poder ayudar a la gente con solo contar su historia. Es algo que me encantaría hacer en México, para dar a conocer al mundo cómo vive la gente aquí, cómo se ganan cada moneda, cuáles son las condiciones en las que viven. Siempre desde el respeto, nunca desde el sensacionalismo. Quizá algún día pueda hacerlo, no dejo de pensar en ello desde que vine aquí por primera vez hace tres años.

P. ¿Cuál ha sido la entrada que más te ha gustado escribir? ¿Y la que menos?

R. Creo que he disfrutado muchísimo siempre con cada post del blog, me ha encantado escribir aquellas entradas en las que recomiendo una prenda bonita y de calidad o un tratamiento de belleza que realmente funciona. Lo mejor de todo, es cuando la marca te escribe y te agradece el tiempo que le has dedicado a expresar lo que una prenda te hace sentir. No hay ningún post que no me haya gustado escribir, porque siempre he seleccionado muy bien las empresas con las que colaboro. Si ponen condiciones como “queremos leerlo antes de publicarlo” o “di esto o aquello”, las rechazo. En primer lugar, porque no puedo faltar a la confianza que tienen mis lectoras en mí, en mis palabras o en mis opiniones sobre aquello que recomiendo. Y en segundo lugar, porque si una marca decide contactar conmigo es porque le gusta mi trabajo. Y no voy a dejar que nadie elija, modifique o condicione mis textos. Porque ese es el valor de nuestro trabajo, la credibilidad de cada una de nuestras palabras.

P. ¿Es fácil compaginar su vida familiar con la laboral?

R. Depende de la época. He tenido momentos con el blog en los que me levantaba a las seis de la mañana y me acostaba de madrugada: eran muchísimos los mails que había que contestar, hacer facturas y llevar la contabilidad y la agenda de publicaciones. A eso le sumamos las horas que lleva la redacción del post, hacer las fotos, seleccionarlas, editarlas… Ir de viaje y estar constantemente con la cámara haciendo vídeos para YouTube es algo que no suele agradar a la gente que te acompaña. De momento no tengo hijos, lo que implica que puedo tener horarios y ritmos diferentes, sin seguir una rutina. Viajar constantemente es algo que quizá en un futuro sea más complicado, pero actualmente distribuyo bien mi tiempo para poder trabajar, ver a mi familia, pasar tiempo con mi marido y subirme a los aviones. Creo que una de las claves está en que tu pareja entienda tu profesión y, si es posible, que disfrute también con ella. Si hay que viajar por trabajo, ¿por qué no aprovechar para ir juntos y conocer sitios nuevos? Quizá de aquí a unos años mi perspectiva cambie, si tengo una familia, pero de momento quiero disfrutar de cada oportunidad.

P. ¿Cuál es su meta final como periodista?

R. La denuncia social, dar a conocer ayudas o soluciones para los problemas de los ciudadanos o simplemente hacer que uno mismo se quiera un poquito más. El blog, de hecho, está enfocado a todas las chicas: altas, bajas, gordas o delgadas. Da igual cuál sea tu cuerpo y tu bolsillo, puedes vestir bien y verte bien independientemente de quién o cómo seas. El mundo actual nos vende una imagen de la mujer casi imposible de alcanzar; mi blog quiere que cada lectora se sienta guapa y segura de sí misma.

P.¿Qué consejos les darías a estudiantes de Periodismo?

R. Como consejo, comienza por ser buen compañero. Es fundamental tener contactos en los medios, y los compañeros de clase serán nuestros primeros colegas de profesión. También recomiendo hacer prácticas lo antes posible. Y como último consejo, diría: “trabaja”. Trabaja duro, siempre aporta todo lo que sepas, no olvides ser curioso.

 

 

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera