Rafaela Ojeda: «Me inspiro en aquello que creo que es lo que le gustaría lucir a las personas de mi edad»

0
1012

Información e imágenes: Arantxa Ferrari

Rafaela Ojeda es alumna del Grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia. Unos estudios que compagina con la titulación del Curso Experto en Comunicación de moda de la institución universitaria. En 2020 creó en Chile su línea de joyería, Anacapri by Rafaela, dedicada a un público exclusivamente juvenil con un éxito sorprendente y rotundo. Tras trasladarse a Valencia y comprobar como sus creaciones interesan entre el público universitario Rafaela ha relanzado su marca con un nuevo éxito. EL ROTATIVO conversó con ella sobre sus inicios en el mundo del emprendimiento y los desafíos y beneficios de emprender siendo aún tan joven. 

Rafaela, ¿cómo iniciaste tu línea de joyería?

Durante la pandemia, en mi ciudad natal Concepción (Chile), fue cuando surgió la idea de emprender una línea de joyas para un público juvenil y a un precio de mayor accesibilidad. Mi madre es joyera desde hace más de veinticinco años y cuenta con su propia empresa, lo que me motivó a introducirme al negocio.

¿Cuáles son los desafíos a los que una debe enfrentarse a la hora de emprender siendo tan joven?

Lo más complicado es poder llegar a las distintas personas de tu público objetivo. Si bien no tengo tiempo para estar contestando todo, porque estoy en clases, sí que debo subir contenido a las redes sociales de mi marca y estar activa constantemente y eso resulta complicado.

¿Cuáles son las ventajas de emprender a esta edad?

El hecho de poder adquirir cierta independencia financiera y disfrutar en lo que trabajas. En lo personal, me gusta trabajar con las joyas; fotografiarlas y todo el proceso creativo que conlleva realizar el contenido. Todo ello te obliga a estar activa constantemente y crear mientras buscas nuevas formas de fidelizar a los clientes. Me permite conocer cómo funcionan los negocios y tener espacio para poder ver inspiración para mis colecciones.

¿Dónde te inspiras a la hora de elegir las joyas de la línea que estás creando?

Me inspiro en aquello que creo que es lo que le gustaría lucir a las personas de mi edad. Pero también me inspiro en marcas famosas y trato de conseguir modelos similares, pero mucho más accesibles para mi cliente. Además, estoy muy atenta a las tendencias de la moda actual.

¿Cómo surge tu interés por la moda?

Nace a través de mi madre y su tienda de joyería. Desde muy pequeña, cada vez que iba a visitarla en su trabajo, siempre quería verlo y conocerlo todo. Siendo un poco más mayor me di cuenta que me gustaría emprender en este sector. También, he tenido un gusto por la moda desde que tengo memoria, sobre todo, por la moda clásica.

¿Son importantes los accesorios a la hora de elevan o darle categoría a un “outfit”?

Son esenciales. Tú puedes estar vestida de una forma muy básica, pero si le agregas los accesorios adecuados consigues un estilocasual, formal o hasta minimalista. Los accesorios hablan mucho de una persona, pues no es lo mismo usar algo chunky, el cual te sirve para un outfit más casual, que algo más delicado.

¿Hacia dónde te gustaría expandir tu marca?

Me gustaría que creciese entre el público joven de España y que se conozca mi marca porque hasta el momento mi mayor contacto es con mi público chileno.

«Los accesorios hablan mucho de una persona, no es lo mismo usar algo chunky, que te sirve para un outfit más casual, que algo más delicado»

El hecho de estar ahora en España, ¿ha supuesto una dificultad para su desarrollo?

La verdad es que no. Al tener contacto directo con mi madre ha sido un proceso fácil. Además, cuando el resto de jóvenes me han visto usar las joyas han comenzado a comentar que les gustaban y así nació la idea. Esto hizo que me mandarán desde Chile el packing y los accesorios, creo que la mayor dificultad no ha sido el traslado si no la comunicación y la publicidad.

Tú eres estudiante de Grado de Publicidad y Relaciones Públicas, ¿lo que vas aprendiendo en tu formación universitaria te está ayudando para emprender?

Sin duda. Lo que aprendo me está sirviendo para ampliar mi conocimiento y para ver cómo puedo crecer como profesional. Me ha inspirado a seguir, pues siendo sincera todos los emprendedores y diseñadores empiezan desde la nada. Algunas asignaturas como Arte y Relaciones Públicas me han ayudado a aprender a comunicar.

Y, ¿cómo decidiste estudiar el grado de Publicidad y Relaciones Públicas con la titulación en Comunicación de Moda?

En Chile sólo existe el grado de Publicidad. Anteriormente, ya había venido a Valencia y me enamoré, pero mi camino iba ser diferente pues iba a entrar en Psicología en la universidad pública. Como siempre me ha gustado la moda revisé las asignaturas que se impartían y me vine a probar suerte, al final me decanté porque la publicidad es un campo muy amplio.

¿A qué te gustaría dedicarte profesionalmente dentro del mundo de la publicidad?

Principalmente me gusta la creatividad y, también, las relaciones públicas, pero aún me falta mucho por aprender.

¿Te consideras una persona creativa?

Sí, desde que me di cuenta que, generalmente, tengo buenas ideas y soy mucho más creativa al momento de idear que en diseñar.

Para un emprendimiento como el tuyo, ¿crees que no tener creatividad para diseñar puede ser una dificultad para ti y para tu marca?

No lo veo como una dificultad, pues el proceso de diseñar es totalmente distinto a idear cómo publicitar o escoger las joyas.

Finalmente, ¿qué consejos les dirías a los jóvenes que quieren emprender?

Les diría que es importante llevar una contabilidad ajustada a la realidad y después hay que fomentar el “boca a boca” pues tú eres la imagen principal de tu marca, a menos que un influencer te esté publicitando. Subir tus productos a redes sociales, compartirlo con tu entorno, la creación de una página o perfil es fundamental para que todo progrese.