“El inicio de la vida es una verdad objetiva, no un tema de intereses”

0
605

César Nombela, catedrático de Microbiología

Miracles Hernández / 4º Periodismo
 

El científico César Nombela (Carriches, Toledo, 1946), catedrático de Microbiología, ha sido el ponente invitado a la Jornada “¿Puede el científico decidir sobre la vida? Verdad científica y dignidad humana”, organizada por el grupo de investigación en Bioética del CEU-UCH que dirige el profesor Emilio García. A lo largo de su trayectoria, el investigador ha presidido el Consejo Superior de Investigaciones Científicas hasta el año 2000 y en la actualidad es miembro del Comité de Bioética de España.

El científico César Nombela en su reciente visita al CEU-UCH. / M. H.
El científico César Nombela en su reciente visita al CEU-UCH. / M. H.

Pregunta. ¿Cree usted que algunos científicos pueden tener algún interés en determinar el momento del origen de la vida humana?
Respuesta. Un científico no puede tener otro interés que la verdad científica y ésta demuestra que la vida humana tiene su origen con la concepción y, a partir de ese instante, es cuando comienza la existencia de un individuo de la especie humana que se va desarrollando a través de un conjunto de etapas salvo que haya algún impedimento natural por defecto de inviabilidad o interpuesto, por ejemplo, cuando se produce un aborto.
P. ¿Podemos afirmar, por tanto, que el inicio de la vida es un hecho objetivo?
R. Tanto el origen como el final de la vida humana están clarificados por la ciencia. La primera realidad corporal es el cigoto, por tanto, desde el momento de la fecundación de los dos gametos de los cuales todos hemos surgido, comienza la existencia de un individuo de la especie humana. Por tanto, podemos afirmar que el inicio de la vida es una verdad objetiva, no una cuestión de intereses.
P. ¿Considera que hay que poner límites a la investigación científica?
R. Todo científico debe tener una actitud a favor de la vida humana, de las obligaciones del hombre con la naturaleza y con su propia naturaleza biológica. La ciencia debe ser un afán por conocer y ahí no veo que tenga que existir ningún límite a la capacidad humana. Lo que pasa es que la técnica por la que se accede al conocimiento tiene que ser respetuosa a la hora de intervenir, especialmente cuando se trata de los seres humanos.
P. Y es en ese momento cuando surge la Bioética…
R. Efectivamente. El progreso de la ciencia, de las ciencias de la vida, da lugar al nacimiento de la Bioética como conjunto de referencias sobre la moralidad de ciertas intervenciones. No podemos desarrollar un medicamento simplemente experimentando con seres humanos porque sí, sin respetar sus derechos. La ética, a lo largo de toda su historia, acaba desembocando en los valores, algo que se aprende intuitivamente y la bioética fundamental de hoy es la que está inspirada en los valores.
P. ¿Qué derecho tiene un científico para decidir sobre la vida humana?
R. La vida humana es una referencia fundamental en la Bioética y nadie puede violentar ni interrumpir ni destruir la vida de un ser humano en cualquier etapa. La dignidad tiene que ser el punto de referencia de cualquier científico y su observancia a lo largo de su existencia, desde el inicio hasta el fin.
P. ¿Existen circunstancias en las que puede estar justificado experimentar con seres humanos?
R. Sí, por ejemplo en los ensayos clínicos de medicamentos, pero incluso en esos casos la referencia de que la dignidad humana debe ser salvaguardada por parte de la ciencia es fundamental.
P. Usted ha afirmado recientemente que necesitaríamos que nuestra investigación universitaria fuera más rentable. ¿Qué reformas plantearía usted?
R. Tal como la universidad pública está organizada, la investigación no merece el reconocimiento que debería porque la tentación es darle el mismo tratamiento a los grupos más productivos como a los menos. Para lograr una mayor rentabilidad, necesitamos más plataformas de transferencia del conocimiento que articulen el traslado de la labor de los investigadores al sector productivo y a la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *