Las comarcas recogen el patrimonio social que trasciende a los municipios

0
447

El conseller Alejandro Font de Mora invita a mirar atrás “para resolver el presente y el futuro”

A. P. y M. R. / El Rotativo
Demostración de Cant D’Estil por parte de la Associació d'Estudis del Cant Valencià / Soma Comunicación
Demostración de Cant D’Estil por parte de la Associació d’Estudis del Cant Valencià / Soma Comunicación

La geografía del Valle de Ayora que lo convirtió en paraje adecuado para la instalación de la central de Cofrentes, la revolución industrial que conllevó la fábrica de cerámicas en el palauet Nolla en Meliana o la destrucción de las acequias de Burjassot por la expansión urbanística de Valencia capital. Son hechos que trascienden a sus municipios para afectar a toda su realidad comarcal y que se pusieron de manifiesto en el II Congreso de Historia Comarcal celebrado en la Universidad CEU Cardenal Herrera.

El conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, valoró así el papel de las comarcas como “uno de los elementos que nos caracteriza como seres humanos” e invitó a continuar estudiando estas realidades ya que, según comentó en la inauguración del encuentro, “en la historia de nuestros antepasados se puede encontrar claves para resolver situaciones presentes y futuras”.
Un ejemplo de ello lo marcó el recorrido por la historia de la normativa sobre planificación urbanística del municipio de Valencia que realizaron los profesores Daniel Monleón y José Luis Gisbert. Los urbanistas pusieron de manifiesto la necesidad de que los planes territoriales de cada pueblo tenga en cuento el de los pueblos cercanos, ya que toda la comarca se ve afectada. Entre otras muchas cosas, “el puerto de Valencia y el de Sagunto están llamados a entenderse”, declaró Monleón, quien enumeró las distintas actuaciones que transforman la vida de todo el área metropolitana.
En las comarcas, la tradición cultural conforma un rico patrimonio, como también fue demostrado por el investigador Manolo Marzal, quien destacó que el Cant Valencià d’Estil es “uno de los cuatro pilares de la tradición oral en España, junto al flamenco, la jota y la asturianada”.
Las diputaciones se erigen como garantes del diálogo entre municipios, tal como expresó el vicepresidente primero de la Diputación de Valencia,  Juan José Medina: “El único objetivo, la única necesidad y la posibilidad de contribución de las diputaciones es la vertebración del territorio llamado comarca”.
Un territorio que, en palabras del organizador del congreso, el también profesor del CEU-UCH Francisco Cardells, supone la realidad “más cercana”. El director territorial de Cultura en Valencia, José Alfredo Pellicer, reiteró la idea de que es necesario un “mayor conocimiento” y  una “sensibilización” hacia las comarcas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *