• Estudiantes de diversos orígenes y carreras comparten su pasión por el cuarto arte en la Camerata y Orfeón del CEU
  • A pesar de la pandemia, los jóvenes han interpretado un inolvidable concierto de final de curso en el Paraninfo de la Universidad CEU Cardenal Herrera
Un momento del concierto de Fin de Curso, protagonizado por la Camerata del CEU bajo la batuta del maestro Palau. Fotografía de Emma Mercadal

Jóvenes de España, Francia (una de ellas, de Isla Reunión), Italia, Hong Kong, Taiwan, Líbano y Jordania. En diferentes cursos de Dentistry/Odontología, Médecine Vétérinaire/Veterinaria y Farmacia. Una clara diversidad geográfica y académica con dos nexos: la confianza en el proyecto educativo del CEU y su pasión por la música.

Se trata de Yuem Lam, Santa-Lou, Yasmina, Pauline, Louise, Ting-ya, Emma, Alice, Fayssal, Gabriele e Inmaculada, los integrantes de la Camerata y el Orfeón de la Universidad CEU Cardenal Herrera durante este extraordinario curso que ahora concluye.

Diversidad geográfica y académica con dos nexos: la confianza en el proyecto educativo del CEU y su pasión por la música

Algunos continuarán sus estudios en septiembre y tendrán la posibilidad de seguir combinando clases y pentagramas; otros inician desde ya una nueva etapa enfocada al ejercicio profesional. Pero, en el equipaje vital de todos, permanecerá, sin duda, esta intensa experiencia, coronada con un colofón inolvidable: el concierto final de curso que han ofrecido recientemente a la comunidad universitaria en el Paraninfo, bajo la batuta del Maestro Palau y la coordinación del profesor César Blecua.

 

Estos jóvenes han demostrado que la música trasciende fronteras y ayuda a superar todo tipo de obstáculos y dificultades, como las que han tenido que afrontar durante este complejo curso marcado por la crisis sanitaria, sin posibilidad de viajar a sus países de origen y ver a sus familias, o ensayando a través de Zoom o Teams.

Solo hay que preguntarles qué significa el cuarto arte en sus vidas para entender cómo han sido capaces de conciliar carreras tan complejas como Veterinaria, Odontología y Farmacia con las exigencias del Orfeón y la Camerata del CEU, y tan lejos del confort y seguridad de sus hogares.

El poder de la música

 “La música ha sido mi pasión desde que tengo recuerdos. Empecé a tocar el violín, el piano y el arpa a una edad muy temprana. Creo que es un idioma que te permite conectar con otros músicos cuando no hablas la misma lengua”, afirma Yuen Lam Stephanie Tse, estudiante de 4º de Dentistry procedente de Hong Kong. La futura odontóloga asegura sentirse “muy honrada de formar parte de la orquesta y compartir esta maravillosa experiencia con mis compañeros”.

«Para mí, la música es otra forma de comunicarme con la gente y de transmitir mensajes”

De un modo similar se expresa su compañera de curso, carrera y Camerata, Ting-ya Wang, originaria de Taiwan: “El violín siempre ha sido una gran parte de mi vida. Niccolo Paganini siempre me ha encantado, y mi sueño desde que lo descubrí fue experimentar la cultura musical europea. Ahora que he venido a España, he tenido la suerte de tener la oportunidad de tocar en un auditorio y es un honor poder actuar con estos talentosos músicos”, subraya la estudiante en referencia al concierto final de curso en el Paraninfo del CEU.

“Siempre estoy con una sonrisa en la cara; hago música con esa energía y dando lo mejor que puedo. Toco la viola desde los 7 años y hoy no puedo vivir sin ella y sin la música. Durante muchos años he tocado con mi orquestra en residencias de ancianos compartiendo alegría y todo tipo de música. Para mí, la música es otra forma de comunicarme con la gente y de transmitir mensajes”, cuenta Santa-Lou  Barriere Mateos Domínguez, estudiante francesa de 2º de Mèdecine Vétérinaire.

La fuerza del equipo

Esta pasión también la comparten sus compatriotas y compañeras de curso Pauline Di Natale y Louise Decroos. Para la primera, que toca el violín en diversas orquestas desde hace muchos años, “la música es fantástica y compartirla con los demás solo puede mejorarlo, ya que te permite encontrar a gente maravillosa con estos mismos sentimientos”. Para la segunda, apasionada del violonchelo desde pequeña, la clave también reside en el equipo. “Creo que la música une a la gente; nos desconecta del mundo para que nos conectemos a los demás compartiendo momentos y emociones”, asegura. Y añade: “Formar parte de un grupo de música mientras estudio la carrera, me permite continuar con mis pasiones y me hace crecer más cada día».

«La música nos desconecta del mundo para que nos conectemos a los demás compartiendo emociones»

La benjamina del grupo, Yasmina Nehmé, estudiante de primer curso de Veterinaria, de origen libanés, asegura que la música es una gran parte de su vida, “una manera de expresar todo lo que siento”. La joven violonchelista afirma sentirse orgullosa de tocar con sus compañeros, “que tienen más experiencia que yo y me ayudan a mejorar. Son muy amables y comparten mi misma pasión”, destaca.

Por su parte, Emma Mercadal, estudiante francesa de 3º de Odontología, reconoce que, aunque empezó a practicar el violín cuando era pequeña, no tenía experiencia en orquestas y por eso agradece mucho la oportunidad de integrarse en la Camerata del CEU. “La orquesta me ha enseñado, por la pluralidad de las voces, a escuchar de manera diferente. Y es quizás una de la cosa más hermosas que me ha dado la música: saber escuchar, en la historia narrada por la orquesta, la singularidad de cada voz”, señala.

Valores compartidos

La Camerata de la Universidad CEU Cardenal Herrera se completa con otra violinista, la estudiante de 3º de Mèdecine Vétérinaire, Alice Pramotton, que también se muestra “muy feliz y llena de gratitud por poder compartir mi pasión por la música con amigas talentosas”. La estudiante francesa asegura que esta orquesta “es un paréntesis de felicidad y de amor que nos desconecta del estrés de los estudios y nos inspira valores positivos de dedicación y de conexión”.

Los miembros del Orfeón viven su experiencia musical con el mismo entusiasmo. Así, para Faisal Khayyat, cuyo concierto final de curso significó también la despedida del mundo universitario, “la música es un idioma universal que permite a las personas expresarse independientemente de su nacionalidad o idioma”. El, por poco, estudiante de 5º de Dentistry, de origen jordano, se define como “un tenor que disfruta haciendo música y compartiéndola con otros para difundir mensajes de paz y amor”.

«La música es un idioma universal que permite a las personas expresarse independientemente de su nacionalidad»

Un amor por el canto que también comparten los otros dos miembros del Orfeón que participaron en el concierto final de curso: el italiano Gabriele Marzorati, de 2° de Dentistry, y la contralto española Inmaculada Morocho, estudiante de 4º de Farmacia.

Un concierto histórico

Todos ellos participaron en un evento extraordinario: el concierto final de un año no menos extraordinario. Una velada muy aplaudida a causa de las numerosas dificultades que tuvieron los músicos para ensayar, las dudas respecto a la posibilidad de celebrarse con público presente en el auditorio, así como la atinada elección de las obras y su ejecución.

Tras unas emotivas palabras del Maestro Palau, la vicerrectora de Estudiantes y Vida Universitaria, María José González Solaz, y el profesor César Blecua, el concierto incluyó una interesante selección de obras: My Way, Caruso, Con Te Partirò, Connais – tu le pays, Romanza de “Mignon”, Concierto para Viola y Orquesta de Karl Stamitz. op 1 Primer movimiento Extracto; El Cisne, y Las Cuatro estaciones de Vivaldi. Una actuación que emocionó a los estudiantes y profesores que acudieron al auditorio, así como a los que se conectaron a la retransmisión digital.

En definitiva, con más de treinta años de experiencia, coordinados por César Blecua y dirigidos por el maestro José Manuel Palau, el Orfeón y la Camerata de la Universidad CEU Cardenal Herrera constituyen dos espacios de primer nivel para disfrutar de la pasión por la música junto a compañeros de otras nacionalidades.

Un momento del concierto Final de Curso. 

Artículo anterior«Me gusta la investigación que hace avanzar la Oftalmología y beneficia al paciente»
Artículo siguienteJueves, 1 de julio de 2021