• Estudiantes del CEU de Elche y de la Universidad de Monterrey analizan la legislación de ambos países, especialmente sobre el uso y consecuencias de las redes sociales en este colectivo

Protección del Menor en España y México. ¿Cómo se articula en cada país? ¿Cómo son las leyes? ¿Se detectan los mismos problemas jurídicos? Durante seis semanas, alumnos de las universidades UCH-CEU y UDEM-MONTERREY, en México analizarán la legislación de ambos países sobre protección del Menor, y los problemas derivados de las redes sociales. Para ello, compararán la jurisprudencia en esta materia, ya que en ocasiones no existe una regulación específica, según Lola Cano, promotora de esta iniciativa internacional. Esta experta coordina el proyecto junto a Kathia Villarreal Rodríguez, de la Universidad de Monterrey, con la que comparte líneas de investigación en materia Menores.

Lola Cano, profesora de Derecho Civil y coordinadora del proyecto

“Actualmente el uso de las tecnologías y la participación en las redes sociales genera una gran problemática. Son innumerables los riesgos que los sujetos pueden sufrir como consecuencia de la vulneración de sus derechos fundamentales”, aseguran ambas profesoras de Derecho Civil. Uno de los colectivos más perjudicado, por su fragilidad, es el de los menores de edad, “pudiéndose generar muchas situaciones de desamparo”, concluyen.

Entre las cuestiones a analizar se encuentra el uso que realizan los menores de sus datos personales o de información de su vida privada. “No son conscientes de las consecuencias negativas. Que pueda ser utilizada por parte de terceros sin su consentimiento, haciendo un mal uso de la misma, convirtiéndose en una víctima”, reconoce Cano. Pero también, los supuestos en los que los menores pueden utilizar material fotográfico, videos… de otros compañeros para acosarles, siendo víctimas de bullying.

El papel de los padres en la protección del Menor

Para esta experta en el estudio de la protección al menor hay un fenómeno todavía más preocupante, el llamado “sharenting”. Es decir, la práctica de los padres de usar las redes sociales para subir información sobre sus hijos. “Ello se hace a veces por mero placer de compartir fotos, videos…, Pero, a veces, se hace por fines lucrativos, pudiendo llegar a tener grandes beneficios económicos por la publicidad de determinados productos, al número de visitas… Los niños se convierten en una atracción al alcance de cualquiera, exhibiendo su vida íntima sin límites”, asegura la docente del CEU. Esta situación, se ve agravada incluso cuando los padres están separados o divorciados y discrepan en la utilización de las redes sociales respecto de los hijos menores de edad.

“Toda esta problemática, y otras muchas, carecen generalmente de regulación específica. Tiene que ser la jurisprudencia la que resuelva en la mayoría de las ocasiones todas estas cuestiones planteadas”, advierte Lola Cano. A partir de estas problemáticas los alumnos realizarán, a través de sesiones por video conferencia, el análisis comparativo respecto a la “protección” de cada país. Además, podrán intercambiar conocimientos del funcionamiento en general de las instituciones jurídicas y judiciales de España y México, comparando los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Kathia Villarreal Rodríguez, de la Universidad de Monterrey, durante una de las sesiones

Un proyecto intercultural

Esta iniciativa se engloba dentro de la estrategia de la UCH-CEU en el uso de la metodología COIL de aprendizaje interactivo. Se busca favorecer un aprendizaje experiencial, reforzar el trabajo en equipo, potenciar las competencias interculturales y desarrollar las habilidades idiomáticas de los estudiantes en proyectos internacionales con otras universidades.

Por ello, más allá del estudio comparado sobre la protección de menor y el interés superior del mismo, los estudiantes también viven una experiencia diferente. “Que se lo pasen bien adquiriendo una formación jurídica complementaria internacional, sin necesidad de un desplazamiento físico, haciendo una inmersión en una cultura diferente. Teniendo la ocasión de conocer a otros compañeros que están estudiando Derecho a miles de kilómetros, compartiendo con ellos inquietudes, proyectos…. Sin duda es una experiencia muy enriquecedora en todos los sentidos”, asegura Lola Cano.

Para ello, los estudiantes se conectan de forma síncrona través de TEAMS todos los martes a las 15:30, hora española. las 8:30, en México. Este primer año participan alumnos del CEU de 1º de Derecho de la asignatura de Introducción al Derecho Civil y de 4º de la asignatura Prácticas Integradas, y estudiantes de 1º de Derecho de la asignatura de Persona y Familia (UDEM). La idea es que el proyecto tenga una continuidad y que cada año los alumnos profundicen en una materia relacionada con los Menores.

¿Cómo está siendo la experiencia?

Lola Cano, profesora de Derecho Civil: “A nivel personal, ha sido magnífica y he tenido ocasión de conocer a una profesional interesada también por estos temas de protección del menor. Cuestiones que, a pesar de su trascendencia práctica, sin embargo, no son objeto de estudio en profundidad en el Grado en Derecho, ni en España ni en México. Además, también ha servido para estrechar lazos con una de las mejores Universidades de habla hispana, la UDEM de Monterrey”.

Juan José García Facorro

Juan José García Facorro, alumno de 1º de Derecho: “Desde mi punto de vista, al vivir en un mundo cada día más globalizado, resulta vital el poder colaborar con otras universidades que nos permitan conocer el Derecho bajo la óptica de distintos países. Permitiéndonos así conocer aparte de su sistema judicial su forma de vida y su cultura, lo que nos proporciona un punto de vista mucho más amplio de la propia justicia española”.

Adela Gallego Aura

Adela Gallego Aura, alumna de 1º de Derecho: “Está resultando muy formativo desde un punto de vista académico, pues es una forma muy novedosa de aprender. Nosotros tenemos que investigar y explicarles el Derecho español, y ellos hacen lo mismo con el Derecho mejicano, para que podamos comparar nuestros ordenamientos. Este proceso no solo nos está aportando conocimientos, sino también habilidades sociales. Tenemos que trabajar en equipo con alumnos de otro país, con el que nos hemos dado cuenta de que compartimos muchos valores. Precisamente por esto, respecto a lo personal, esta experiencia está resultando muy enriquecedora”.

Martín Lara García

Martin Lara García, alumno de 1º de Derecho: “Está siendo una oportunidad para aprender sobre Derecho Civil con otros compañeros no sólo de otra Universidad, ni de otro país, si no otro continente. Esta experiencia es de lo más productiva y enriquecedora a nivel educativo, ya que permite aprender con un enfoque distinto al convencional”.

Julio Gómez Ballester

Julio Gómez Ballester, alumno de 1º de Derecho: “Este proyecto se realiza con personas de universidades de otros países con las que podemos compartir diferentes puntos de vista y formas de trabajar. Es una oportunidad para compartir experiencias y mejorar nuestra forma de comunicarnos con los demás. Además, nos permite aprender de otras culturas y perspectivas. Por ello pienso que esta experiencia es muy enriquecedora para mi titulación y para mi desarrollo personal”.

Artículo anteriorDigitalización en Salud, la experiencia de Sanitas
Artículo siguienteMiércoles, 10 de marzo de 2021