El trabajo del grupo “Fisioterapia Activa, Terapia Manual y Análisis de Imagen” busca establecer medidas preventivas que alerten de la posible aparición de una lesión y poder anticiparse

prevenir lesiones en deportistas

Martes, 08 de noviembre de 2022.- El grupo de investigación Fisioterapia Activa, Terapia Manual y Análisis de Imagen de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha iniciado un estudio con deportistas que busca establecer medidas preventivas que alerten de la posible aparición de una lesión y poder anticiparse a ella. Para este trabajo, los investigadores han optado por utilizar técnicas de imagen, concretamente la termografía y la ecografía Doppler, centrándose en la lesión de tendinopatía rotuliana de los jugadores de voleibol.

Hasta ahora, la prevención de lesiones principalmente está enfocadas a la medición de la carga interna de entrenamiento, según estos expertos que pretenden explorar otras acciones preventivas. “La termografía infrarroja es una técnica de imagen segura, inocua y no invasiva que nos permite registrar la radiación infrarroja del cuerpo y lo traduce en temperatura. Gracias a su elevada sensibilidad podemos observar cambios térmicos mínimos que nos alertan de incipientes procesos fisiopatológicos que pueden ser la antesala de una lesión”, advierten.

Por ello, con esta técnica pueden adelantarse a la aparición de la lesión y poder actuar de forma prematura. “Por otro lado, la ecografía Doppler nos permite analizar al tendón desde una perspectiva poco usual, como es la vascular, que nos informa sobre el estado del tejido a lo largo de la temporada deportiva, avisándonos de posibles cambios”.

A partir de aquí es donde el estudio se centra en unir la información de estas dos técnicas de imagen, junto a los datos de las lesiones ocurridas durante la temporada. “Con el objetivo de poder establecer medidas preventivas que nos alerten de la posible aparición de una lesión y poder anticiparnos. Buscamos prevenir lesiones en deportistas”.

Beneficios para el deportista y para los clubes

Los investigadores están trabajando con el Club Voleibol Almoradí, que compite en la Superliga Masculina 2 de Voleibol, donde son líderes de su grupo. “Nos hemos decantado por el voleibol por su alta prevalencia de tendinopatía rotuliana. Se trata de un deporte de salto con alta demanda de este tendón, lo que lo hace ideal para este estudio”.

Con los jugadores de este equipo están realizando las mediciones que les permitirán establecer pautas y medidas de prevención, beneficiosas para los deportistas y los clubes, porque “puede llegar disminuir el número de lesiones”, aseguran. “Debemos tener en cuenta que las lesiones, no solo son un problema de salud, sino que también constituyen un factor de merma en el rendimiento individual y del equipo, y que además se traduce en pérdidas económicas. Los grandes equipos de diferentes disciplinas ya se han percatado de estos beneficios y cada vez son más los que están incorporando esta tecnología en su plan de prevención”.

Este estudio forma parte de un proyecto pre-competitivo otorgado por la Fundación Universitaria San Pablo CEU con una duración de 2 años, liderado por Jesús Sánchez Mas.  El grupo de investigación está integrado por los también profesores de la CEU UCH Cristina Orts Ruiz, Cristina Salar Andreu, José Martín Botella Rico, Sergio Montero Navarro, Javier Molina Payá y Sonia del Río Medina.

Artículo anteriorMáster en Diseño de Producto: el ‘creative hub’ abre sus puertas
Artículo siguienteMiércoles, 9 de noviembre de 2022