• María Hernández, alumna del doble grado de Dirección de Empresas y Marketing, ha cursado un año académico en la prestigiosa School of Business de la universidad FH Münster

A los dos años de comenzar su andadura universitaria, María Hernández Martínez, estudiante del doble grado de Dirección de Empresas y Marketing en el CEU de Elche, decidió que su tercer curso lo quería hacer fuera, vivir una experiencia internacional. Eligió como centro de destino la universidad FH Münster, ubicada en la región alemana de Renania del Norte-Westfalia, con la que la Universidad CEU-UCH tiene un convenio de formación. Concretamente, su School of Business, un centro de prestigio en Europa, referente en el área de los Negocios y Relaciones Internacionales. De esa manera, cuando acabe su carrera universitaria saldrá al mercado no sólo con el título de grado en Dirección de Empresas español sino también su homólogo alemán, el European Business Programme Bachelor. O lo que es lo mismo, una doble titulación internacional.

María, con compañeros de la Universidad FH Münster, durante una de las visitas a la ciudad

¿Por qué decidiste cursar este año en la Universidad de Munster?

Soy una persona que me gusta mucho cambiar de aires, porque la rutina y siempre hacer lo mismo y ver las mismas cosas, a veces, me agobia. Me gustan mucho los idiomas y también viajar y conocer gente nueva. Además, me apunté hace 2 años a la Escuela Oficial de Idiomas para aprender alemán y he estado estudiándolo hasta ahora. Otro gran motivo era el independizarme y probar eso de vivir sola, ya que creo que se aprende y se madura bastante con ello. Además, había escuchado por ahí que los chicos alemanes son muy guapos, no vamos a mentir.

¿Cómo ha sido la experiencia, personal y académica, de estar un año en otro sistema, en una de las escuelas de Negocios más prestigiosas en Europa?

Ha sido muy buena, no me puedo quejar. La universidad de aquí es genial y, además, los de la oficina de Internacionales (los que llevan la parte de Erasmus), te ayudan en lo que sea. He estudiado todo en ingles y la verdad que me ha gustado mas que estudiar en español. Obviamente, siempre hay asignaturas y profesores que te gustan mas o menos, pero en general, muy contenta. Los profesores son súper atentos y te ayudan en cualquier cosa. Cualquier duda que tengas están contentos de ayudarte y, además, al tener tanta gente internacional en su universidad viniendo cada año, son muy empáticos y entienden tu situación y te ayudan en cualquier cosa que tengas problema. He aprendido mucho, tanto académicamente como culturalmente. He hecho muchos trabajos en grupo con alemanes y gente de otros países y te das cuenta de las diferencias culturales a la hora de trabajar y, aunque a veces no ha sido fácil, se ha sacado adelante. De todo se aprende. Aquí hay dos universidades la FH y la WWU. La FH, que es en la que estoy yo, se diferencia de la WWU en que en la FH se lleva todo más a la práctica, con lo que no es tanto de estudiar de memoria si no más de hacer trabajos en grupo, redacciones y algún que otro examen. Es decir, aplicar toda la teoría que te enseñan en clase, a los trabajos y redacciones que te mandan.

te hace consciente de que tu forma de hacer las cosas no se aplica al completo a la forma de hacer las cosas del resto de los países y que hay que adaptarse y saber empatizar con otras culturas si quieres llevarte bien y sacar las cosas adelante.

María Hernández, en una de las plazas de la ciudad de Münster

¿Qué destacarías de la formación que has recibido? ¿Qué es lo que más te ha impactado y lo que más te ha aportado?

Destacaría, sobre todo, el trabajar con muchos alumnos de otros países, no solo alemanes. Creo que es importante, ya que te hace consciente de que tu forma de hacer las cosas no se aplica al completo a la forma de hacer las cosas del resto de los países y que hay que adaptarse y saber empatizar con otras culturas si quieres llevarte bien y sacar las cosas adelante.

Me ha impactado mucho lo independientes y trabajadores que son los alemanes. Son mucho de dar su opinión y argumentarla. Se lleva mucho lo de debatir en clase cada uno dando su opinión sobre un tópico en concreto que el profesor pregunte. Los profesores preguntan siempre mucho por la opinión de los alumnos. También me ha impactado la cantidad de redacciones y trabajos en grupo que mandan, más que exámenes escritos, que es a lo que estoy acostumbrada.

En general, todo me ha aportado, ya sea a través de una mala experiencia, como tanto de una buena. He aprendido a ser más independiente a la hora de trabajar y buscar información por la cantidad de trabajos y redacciones que he hecho, y a aplicar las cosas más a la práctica y no ver todo solo como algo teórico. Además, como ya he dicho previamente, he aprendido a trabajar con gente de otras culturas y a ser consciente de la importancia de las diferencias culturales a la hora de hacerlo.

¿Cómo crees que te ayudará en tu futuro profesional esta experiencia y la titulación que obtienes?

Yo creo que me ayudará bastante. Ver en tu currículum que has estado un año en Alemania estudiando creo que es bastante bueno, porque aparte de que es un país ejemplar, se da a entender que sabes lo que es independizarse y que has salido de casa a ver mundo. Además, saber un poco de alemán, aunque no sea mucho, también es bastante importante, ya que en el mundo laboral cada vez más se agradece el tener más idiomas a parte del inglés.

¿Crees que ha merecido la pena estar un año alejada de tu familia, en un país y una cultura diferentes?

Por supuesto. Ya estuve en mi último año de colegio (2º de Bachiller) estudiando fuera de casa durante un año. Me fui a Estados Unidos y cuando vine me di cuenta de lo mucho que aprendí y crecí como persona. Esta vez me ha pasado lo mismo. Para mí, se gana mucho mas yéndote que quedándote, porque aprendes un poco en todos los aspectos; tanto de ti misma como ya sea de la cultura del país en sí, como académicamente, como de la vida en general…

La bicicleta es el medio de transporte preferido por autóctonos y estudiantes Erasmus

¿Cómo ha sido la vida en esta región alemana de Renania del Norte-Westfalia?

Ha sido genial. No podría haber estado en una ciudad más bonita. Me parece la ciudad perfecta para hacer Erasmus. Es súper universitaria y tiene como un toque medieval. Todo el mundo va en bici, no tener bici aquí y desplazarte con ella es muy raro. Tanto jóvenes como personas mayores la usan. No es ni muy grande ni muy pequeña, es el tamaño perfecto. Es una ciudad muy cómoda. Además, tiene mucha naturaleza y zonas muy verdes. Lo único menos bueno es el tiempo, la mayoría del año está nublado o lloviendo, pero cuando sale el sol todo el mundo sale y hay mucha vida.

¿Qué les recomendarías a los futuros estudiantes de Dirección de Empresas sobre este tipo de salidas, que no son realmente un Erasmus clásico?

Les recomendaría que lo hiciesen sin dudarlo y, aparte de eso, que sepan más o menos inglés, ya que se tienen que defender con eso al estudiar. También que sean abiertos de mente, ya que van a tratar con gente de otros países. Que no se cieguen en que la forma de trabajar en España y la gente es igual que la de otros países, porque todo el mundo tiene sus costumbres y su forma de hacer las cosas. También que sean puntuales, más o menos, porque a los profesores no les gusta mucho la impuntualidad. Y si vienen, que traigan un paraguas y ropa de invierno, ya que a mí ese dato se me pasó un poco.