• Julien Courset, alumno de 4º de Fisioterapia, realiza sus prácticas hospitalarias en Francia con pacientes COVID, a los que ayuda con técnicas de fisioterapia respiratoria

Julien Courset tiene dos pasiones que ocupan su tiempo a casi partes iguales: el deporte y la fisioterapia. En su Carcassonne natal, Julien siempre ha destacado por entusiasmarse con todo tipo de disciplinas deportivas, ya sea motociclismo, rugby o el fitness, del que ha sido monitor antes de incorporarse, hace tres años, a la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche para cursar sus estudios de Fisioterapia. En estos momentos, este estudiante de 4º de carrera se encuentra en Francia tratando a pacientes COVID en las UCIs, ayudándoles mediante técnicas de fisioterapia respiratoria.

Para este amante del deporte, la experiencia está siendo difícil, pero interesante para su formación

Al igual que muchos de sus compatriotas que optaron por tierras ilicitanas, Julien llegó al CEU por las recomendaciones de otros compañeros. Y al igual que ellos, atraído por el nivel de formación que reciben. Una preparación que le permite ahora realizar sus prácticas hospitalarias en centros sanitarios de Toulouse y Carcassone, y que le está ofreciendo momentos muy duros. “Hasta hace poco rotaba por diferentes servicios, pero ahora estoy centrado en los pacientes con COVID. Está siendo muy difícil”, asegura sin perder la sonrisa.

Y es que su trabajo en estos hospitales desde octubre busca ayudar a los pacientes infectados por el coronavirus SARS-CoV-2 quetienen problemas respiratorios. “Realizo todo tipo de acciones de fisioterapia respiratoria para intentar mejorar su calidad de vida en estos momentos”, afirma, mientras gesticula para reafirmar ese esfuerzo. Y para completar la importancia de su trabajo, ofrece una clase básica de lo que hace. “Los pacientes infectados apenas se mueven y eso provoca una atrofia de los músculos y menos actividad pulmonar, y se altera la función respiratoria”, asevera.

Reeducar la movilidad del paciente

A partir de ese momento, el papel de Julien es ayudarles a entrenar el esfuerzo. “Cuando despiertan tenemos que enseñarles a andar, reeducar también en diferentes actividades diarias, de las que hacían antes y ahora las tienen, digamos, olvidadas”. Para ello, Julien ayuda a que los pacientes eviten posturas estáticas mientras están ingresados. Al mismo tiempo, un par de veces al día, realiza alguna actividad física con ellos, con una intensidad suave, para fortalecer la musculatura. Todo para evitar que periodos de inactividad y que los pacientes consigan ser cada vez más autónomos.

En sus quehaceres diarios, Julien también ayuda en la intubación y extubación de los pacientes. En esta última, según los expertos, el papel del fisioterapeuta es esencial, porque ayuda al traslado al paciente de la UCI a planta. Por ello, para este estudiante, que también ha estado en los servicios de Ortopedia y Geriatría, la experiencia está siendo “dura, pero interesante”.

Artículo anteriorInteligencia artificial contra la Covid-19: la Cátedra ESI-CEU, en el equipo ValenciaIA4Covid finalista de los X Prize
Artículo siguienteLunes, 1 de febrero de 2021