Hace ya unas semanas acabaron las vacaciones estivales para los estudiantes. Como los de Enfermería del CEU de Castellón. Algunos habían optado por un verano de desconexión para reponer fuerzas; otros por prácticas voluntarias o por trabajar en otra cosa para sacarse un dinero extra y/o ayudar en casa. Y hay otros, como Paula Ferrer, Cristian Muñoz y Jorge Fajardo, que decidieron ampliar su formación ejerciendo como enfermeros en los macrofestivales veraniegos. Léase: Down Load Festival, FIB, Arenal Sound y Rototom. Nos lo cuentan.

“Este año he hecho prácticas voluntarias en el Arenal y en el Rototom, y he de decir que ha sido una experiencia muy instructiva que repetiría sin pensarlo dos veces y que recomiendo a los estudiantes de Enfermería”, asegura Paula Ferrer.

“En mi caso, explica la futura enfermera, era la primera vez que asistía a un festival y me estrenaba también haciendo prácticas de enfermería, así que iba un poco asustada porque me tendrían que enseñar a hacerlo casi todo”. “Sin embargo, añade, todo el personal médico de Ambulancias CSA fue muy atento y considerado, nos trataron muy bien y nos explicaron todas nuestras dudas con mucha paciencia”.

‘Estas oportunidades no se presentan todos los días y te ayudan a ganar experiencia y a aprender a trabajar en un sitio diferente’

“En ambos festivales, continúa Paula Ferrer, he aprendido muchas técnicas enfermeras que desconocía, así como a trabajar en equipo. De hecho, lo que más valoro de esta iniciativa es que fomentó el compañerismo y nos permitió ver cómo era el trabajo de enfermería en los festivales ofreciéndonos la oportunidad de aprender de más profesionales”.

De un modo muy similar se expresa Jorge Fajardo, que ha estado de prácticas en el Arenal Sound. “Creo que es una buena oportunidad para aprender más sobre nuestra futura profesión, pues se ven cosas que no suelen verse en el día a día de, por ejemplo, un centro de atención primaria o en una planta de hospital”, asegura.

‘Lo recomiendo a toda persona que esté estudiando Enfermería, porque se viven situaciones que en centros sanitarios no se experimentan normalmente’

A este estudiante le ha picado el gusanillo de los festivales. “Ya participé en dispositivos sanitarios similares el año pasado, y este verano he repetido. El año pasado lo hice para conseguir créditos y conocer un poco la experiencia, pero este año ya sabía lo que era y quise repetir porque me gustó”, afirma.

Y anima a sus compañeros: “Lo recomiendo a toda persona que esté estudiando Enfermería, porque se viven situaciones que en centros sanitarios no se experimentan normalmente. A veces los turnos se hacen pesados, pero creo que es una experiencia recomendable para cualquiera”.

También se muestra muy satisfecho con la experiencia Cristian Muñoz, que ha realizado prácticas en el FIB. “Estar como enfermero en un festival te permite verlo desde un punto de vista diferente. Es una experiencia muy positiva que recomiendo a mis compañeros y que yo personalmente repetiría al año que viene sin pensármelo. Estas oportunidades no se presentan todos los días y te ayudan a ganar experiencia y a aprender a trabajar en un sitio diferente que nada tiene que ver con el hospital y el centro de salud al que estamos acostumbrados”, subraya.

‘LO QUE MÁS VALORO DE ESTA INICIATIVA ES QUE FOMENTÓ EL COMPAÑERISMO Y NOS PERMITIÓ VER CÓMO ERA EL TRABAJO DE ENFERMERÍA EN LOS FESTIVALES’

Igual que sus compañeros, este estudiante de Enfermería del CEU está muy agradecido por la acogida que les han dispensado los profesionales de CSA: “Vives el festival aplicando todas las técnicas aprendidas y aprendiendo otras nuevas que los profesionales allí presentes no dudaban en enseñarnos a pesar de la gran afluencia de pacientes”.

“A ellos, continúa Cristian Muñoz, no les importaba parar para explicárnoslo, así como dar consejos para que la técnica que íbamos a utilizar, tanto allí como en un futuro, nos diera mejores resultados. El trato de estos profesionales hacía que te sintieras uno más, te hacía ver lo importante que es el trabajo en equipo y el buen rollo entre compañeros para que el resultado sea satisfactorio”.

Una oportunidad exclusiva para alumnos del CEU

Las prácticas voluntarias en festivales y grandes eventos de las que están disfrutando los estudiantes de Enfermería del CEU tienen su origen en el acuerdo exclusivo suscrito por esta universidad con Ambulancias CSA, firma líder en su sector.

Gracias a este convenio, los futuros enfermeros tienen la oportunidad de realizar prácticas voluntarias en los numerosos dispositivos sanitarios de CSA en la provincia de Castellón. Unos preventivos que les permiten reforzar su formación y destrezas sanitarias en entornos y situaciones complejas, muy diferentes a las que se encuentran en las prácticas que realizan en los centros sanitarios.

“Ejercer la enfermería junto a experimentados profesionales aporta a nuestros alumnos una visión más completa de la enfermería y diferencia su currículo de cara a su inminente futuro profesional”, destaca Isabel Almodóvar, coordinadora de la titulación en el CEU de Castellón.