Alfredo Cebrián habla en la CEU-UCH de su experiencia emprendedora

La Universidad CEU Cardenal Herrera ha acogido una charla de Alfredo Cebrián, socio fundador de la empresa Cuatroochenta, especializada en el desarrollo de aplicaciones para móviles y tablets. Cebrián contó su propia experiencia en el mundo laboral, y animó a los estudiantes de la UCH-CEU a ser emprendedores.

En base a su experiencia, Cebrián aclaró que en muchas ocasiones los emprendedores le dan una excesiva relevancia a la propuesta que tienen, cuando a veces sale más rentable buscar un nicho dentro de un mercado que ya existe.  “La idea se tiene que focalizar en mejorar un negocio que ya existe”, puntualizó.

Alfredo Cebrián habló sobre dos aspectos que no se suelen tener en cuenta por parte de los jóvenes emprendedores y que, sin embargo, se deberían llevar a cabo. Por una parte, es importante que los clientes no cataloguen a una empresa por trabajar con ellos a bajo precio. “Si te contratan por ser barato, no te contratarán cuando necesiten a alguien bueno”, avisó el ponente. Otro asunto necesario y al que se debe prestar atención es al de planificarse, considerado muchas veces como una pérdida de tiempo.

Cebrián trató también el tema de la expansión internacional de una organización. Para ello, puso como ejemplo las etapas por las que pasó Cuatroochenta cuando inició su globalización y aclaró que una vez un negocio va creciendo es importante saber delegar.

Para internacionalizarse, subrayó que hay que encontrar la oportunidad idónea, pero que a la vez hay que ir poco a poco, dado que el marco legal, fiscal y la cultura no son los mismos. “Lo más importante es que el otro país se interese por lo que quieres vender”, comentó Alfredo Cebrián.

También hizo hincapié en lo relevante que es que las otras sedes alrededor del mundo sientan que estás interesado por ellas, por lo que se debe viajar siempre que se pueda y “evitar el congelamiento” de la relación laboral. “Las videoconferencias por Skype con otras oficinas no son una buena idea a la hora de manteners el contacto con ellas”, apuntó el empresario.

Para finalizar, el fundador de Cuatroochenta reconoció al público que lo más valioso en la vida es el tiempo de uno y hay que decidir bien en qué se invierte y pensar en las decisiones que se toman.

Sobre Cuatroochenta

Alfredo Cebrián destacó que decidieron llamar la organización de esa forma por la resolución del primer iPhone en 2007, 480×320. Él y su socio montaron la empresa en 2011 con la sede ubicada en Castellón, en un momento en el que el mercado de la tecnología móvil era relativamente nuevo.

Actualmente, Cuatroochenta tiene oficinas en Panamá, Bogotá, Buenos Aires y Holanda y en enero abrirán una en Los Ángeles y Milán. Cebrián aclaró que cuando uno quiere internacionalizarse debe buscar apoyos y referentes en distintos lugares, a la vez que traza un plan para comenzar el proceso.

Además, la empresa ha sido galardonada con diversos reconocimientos, entre los que destacan el Premio Onda Cero Castellón 2016 en la categoría Internet y Nuevas Tecnologías, y el Premio Empresa Innovadora de la Comunidad Valenciana 2015 por el CEEI-IVACE.

Noticias Relacionadas

No están permitidos los comentarios

Universidad CEU Cardenal Herrera
Universidad CEU Cardenal Herrera

Universidad CEU Cardenal Herrera