Del CEU a Nueva York con el diseño de bolsos

0
480

Esperanza Luque / 2º Periodismo

Con paso firme y las ideas claras, así es como Adrián Salvador, antiguo alumno de Diseño de la CEU-UCH, decidió dar el salto al mundo empresarial tras salir de la Universidad CEU Cardenal Herrera. No lo hizo solo, junto a él, un antiguo alumno de Publicidad. Ambos crearon SIEMPREVIVAS, “un proyecto muy personal que nació hace 7 años”.
Salvador echa ahora la vista atrás para recordar cómo surgió la idea: “Junto a Lucas Zaragosí, que estudió Publicidad y RRPP en la UCH-CEU, nos planteamos crear una marca de futuro, coherente y sostenible. Y fue en Florencia, justo delante del cuadro La Primavera de Boticelli, donde empezó todo. Siempre decimos que es nuestra “niña mimada” a la que dedicamos todas las atenciones del mundo. Y es muy gratificante ver como después de estos años sigue funcionando muy discretamente, gustando cada vez a más personas y abriéndonos las puertas a otros proyectos muy interesantes de todas las partes del mundo”.
El funcionamiento de la marca tiene como guía el ahorro empresarial y el crecimiento sólido antes de dar el segundo paso. “Tenemos que ser conscientes de dónde estamos”, apunta Adrián Salvador. Han diversificado su actividad. Además de taller de moda son estudio de diseño y se ocupan de su propia comunicación.
Adrián Salvador, cuyo trabajo desarrolla desde el taller de Valencia, en el barrio de Ruzafa, triunfa en el continente americano. El público neoyorkino ha caído rendido a su idea. Se trata de obras de arte estampadas sobre la piel de un bolso: la colección Onesixone, de Adrián Salvador Candela, triunfa en Nueva York. El diario The New York Times elogió la idea creativa de este diseñador valenciano, formado en la Escuela de Diseño Industrial de la Universidad CEU Cardenal Herrera : “Siempre he defendido mi formación en la UCH-CEU porque me descubrió un mundo increíble. El Diseño Industrial y la arquitectura han marcado desde el principio las bases de todo mi trabajo, y lo cierto es que disfruto con ello”.

adrian-salvador-onesixone-2Bolsos lienzo
Con la colección Onesixone el antiguo alumno del CEU, Adrián Salvador, convierte la piel de un bolso en lienzo para una obra de arte. “Onesixone es un proyecto apasionante para el que empezamos a trabajar hace casi 2 años. Desde el principio tuvimos claro que cada colección estaría intervenida por un artista internacional. Y es justo esto lo que le da un valor enorme al producto final”, remarca Salvador. “Esta primera colección está intervenida por la pintora Vicky Uslé con quien hemos convivido durante varios meses en Ubrique para ver la mejor forma de plasmar su obra, creada especíalcamente para la marca, en la piel. En este momento ya estamos trabajando con la siguiente artista que desarrolla una disciplina totalmente distinta lo que hará que el bolso evolucione sin perder en ningún caso la esencia de Onesixone”, destaca Salvador.
Se trata de una línea exclusiva que consta de 161 piezas elaboradas artesanalmente, con tres modelos y tres estampados diferentes. Hay un creador distinto para cada modelo. Manhattan y Río de Janeiro son las puntos de venta de esta línea de bolsos.
Con proyeccción internacional pero pensando en lo local, el producto está creado en Valencia y fabricado en Ubrique, según destaca Adrián Salvador: “Onesixone nace gracias al trabajo de un equipo que hemos formado no solo desde Valencia sino en Sevilla, los artesanos de Ubrique, o la joyera Helena Rohner y la asesora de lujo Susana Campuzano, establecidas en Madrid. Con cada temporada, un artista intervendrá los bolsos, bajo su prisma y su visión de la proporción áurea”.

Españoles para 2016
Su idea ha convertido a este joven diseñador formado en la CEU-UCH en uno de los españoles más prometedores de 2016. Así lo considera la edición española de la revista Harper’s Bazaar, que le acaba de incluir en la lista de españoles con “la agenda de proyectos más boyante de 2016”. Para el joven emprendedor, lo importante es seguir creciendo con el trabajo de cada día. “Al final el éxito real es poder estar haciendo lo que me gusta desde Valencia y poder ver los diseños en todo el mundo. Pero está claro que el reconocimiento venga de donde venga es muy positivo para la marca y para la credibilidad de la misma”, sentencia.
Para el artista su trabajo es su pasión: “Creo que de alguna forma se nace con una sensibilidad que te permite desarrollarte como diseñador, pero es muy importante la educación, la formación, las ganas de aprender, la búsqueda constante, las inspiraciones y el trabajo diario”.