Miquel Boix: «Los valencianos tenemos que salir de la zona de confort y arriesgar»

0
1467

Jaime Roch / 2º Periodismo

Como una persona que intenta ser consciente del mundo que le rodea y dispuesta a aprender de los demás, eso es lo que el antiguo alumno de Publicidad de la CEU-UCH destaca de su personalidad, en el plano profesional, las ideas claras y su deseo por emprender .

Pregunta. Recientemente fue nombrado Vocal del Consejo Valenciano de la Innovación. Se citaba entre los objetivos del mismo modernizar el modelo productivo, aumentar la competitividad de las empresas y sectores y la creación de más empleo y de mayor calidad. ¿Cuál es su papel para la obtención de esos objetivos?

Respuesta. Efectivamente, el 5 de noviembre de 2015 fue el acto de constitución y se nos ha dado un año para cumplir los objetivos. Por un lado, mi función, como la del resto de vocales, es la de generar una reflexión coral que nos permita pulsar el estado de la innovación valenciana a fecha de hoy. Por otro, la intención no es inventar nada nuevo sino sentar las bases para la creación de una Agencia Valenciana de la Innovación que coordine lo que ya está en marcha desde el ámbito público y privado desde hace años.

P. ¿Cómo piensa que es posible reformar el modelo productivo para lograr una mayor competitividad?

R. Creo que cualquier propuesta debe hacerse pensando en aumentar la calidad de vida de los valencianos. Como consecuencia, debemos asumir que ser más competitivo no es generar más ventas sino mayor calidad y consistencia de los beneficios. Además, lejos de entender el cambio de modelo como una acción unilateral desde el gobierno, la administración pública debe posibilitar que sean las empresas, los institutos tecnológicos y las universidades las que aporten las soluciones relacionándose entre ellas.

P. ¿En qué nivel de innovación, en el ámbito empresarial, se encuentra el pueblo valenciano?

R. En la elaboración del informe de situación del Sistema Valenciano de Innovación los miembros del CVI hemos hecho especial hincapié en subrayar que contamos con muchas potencialidades, y no partimos de cero. Pese a ello, es verdad que en la Comunitat Valenciana venimos de un modelo que no ha sabido sumar los consensos necesarios para implementar una economía productiva de manera estable, para dar el impulso a infraestructuras fundamentales como el Corredor Mediterráneo, potenciar la diversificación del hinterland del puerto de Valencia o realizar un control riguroso de resultados de los fondos y ayudas destinados a investigación. Como resultado, actualmente nos encontramos por debajo de la media española y europea en cuanto a productividad y eso supone a su vez menores rentas per cápita y menores salarios.

P. ¿Cuál es el mecanismo necesario para la captación de dichos fondos?

R. Para acceder a mayores fondos es importante que primero hagamos los deberes en casa.

P. En 2010, con el proyecto, Balencia, la cara B de la Ciudad, fue reconocido con el premio Bancaja para jóvenes emprendedores. Con la agencia de Creatividad y Comunicación Au! Cacau se embarcó en el mundo empresarial. ¿Por qué se decidió a dar el paso?

R. En todos los sitios por donde he pasado he podido aprender cosas y cada trabajo ha sido fundamental para conseguir el siguiente. Empecé de becario en abril de 2006 en una agencia donde posteriormente me contrataron, cosa que compaginaba con el último curso de la carrera en la UCH-CEU. Quería aventuras y marché a Barcelona donde trabajé como Director de Marketing y Nuevos Proyectos de una empresa de telefonía, pero como me sabía a poco me metí, conscientemente, en una cotizada del Nasdaq de distribución donde no veía el sol y me pasaba el día cara al SAP y las hojas de excel.

P. Y después regresó a Valencia con todo lo aprendido…

R. Así es, con esa experiencia volví a Valencia y cristalizó el proyecto cultural Balencia y la agencia Aucacau. Uno de los clientes hizo un proceso de selección y me fui con ellos a hacer tareas de gerencia a una empresa de energía renovable en Italia donde estuve dos años. Y con el fin de los incentivos europeos a la fotovoltaica me volví a Valencia donde compaginé como director comercial de dos empresas. La primera, una cerveza artesana que ya era cliente mío en Aucacau, y la segunda, una empresa de asesoramiento financiero, siendo esta última en la que he concentrado mi pasión y trabajo a tiempo completo.

P. ¿Cree que en España las ideas se valoran?

R. Es evidente que sí que se valoran, de hecho España es reconocida internacionalmente por dar profesionales de altísima calidad en los más diversos campos. Pero una cosa es que sepamos que damos grandes profesionales y otra muy diferente que tengamos un sistema preparado para aprovecharlos. Y así es como muchos profesionales cuando salen al mercado laboral se encuentran con un modelo falto de dinamismo que no es capaz de integrarlos y acaban teniéndose que marchar fuera.

P. ¿Podríamos hablar de cifras?

R. Me viene a la cabeza el informe Sorando-De Marco por el que sabemos que en el período 2009-2013 cerca de 22.000 jóvenes valencianos han emigrado buscando una estabilidad que aquí no encuentran. Cuando nos preguntemos a qué se deben los niveles superiores al 20% de paro o el bajo nivel adquisitivo respecto de la media europea, estaría bien que tuviéramos estas cosas en cuenta.

P. ¿Usted es de los que piensa que para ganar hay que arriesgar?

R. Sin duda. Siendo importante diferenciar entre arriesgar y ser un temerario. Arriesgamos cada vez que tomamos una decisión porque todo tiene un coste de oportunidad, pero yo no espero que nadie venga a regalarme nada así que cuando quiero algo lucho por ello. La clave es saber lo que uno quiere, tener mucha capacidad de trabajo y disponer de paciencia para no desesperar por el camino. Eso mismo puede aplicarse a la economía, a mi modo de verlo los valencianos tenemos que arriesgar un poco más y atrevernos a probar nuevos caminos que nos saquen de nuestra zona de confort.

P. La Universidad CEU Cardenal Herrera cuenta con CEU Emprende, un espacio que trabaja la actitud emprendedora de los estudiantes y antiguos alumnos.¿Qué aspectos destacaría usted, desde su experiencia personal, para que un proyecto sea atractivo?

R. Para que un proyecto sea atractivo debe de ser capaz de generar valor añadido en forma de capital, financiero y/o humano, para los sujetos que participan en él.

P. ¿Tiene algún proyecto futuro en mente?

R. Seguiré trabajando en la difusión de la cultura financiera en nuestro país.