El VLC Thinking Challenge, desafío para emprender

0
1035
Participantes en el VLC Thinking Challenge / Foto: Pablo Ortega.
Participantes en el VLC Thinking Challenge / Foto: Pablo Ortega.

Pablo Ortega (@tom_mahawk) / 3º Periodismo

La Universidad CEU Cardenal Herrera llevó a cabo la primera edición de CEU Emprende Valencia Thinking Challenge, una concurso de la universidad para que los estudiantes desarrollen y pongan en práctica sus habilidades y conocimientos en el ámbito del emprendedurismo. Esta primera edición contó con la presencia de Eva Perea, vicerrectora de la Universidad CEU Abat Oliba de Barcelona; María Losana Montes, subdirectora general de Ordenación y Desarrollo de Centros de la Fundación San Pablo CEU; María José González Solaz, vicerrectora de Alumnado de la CEU-UCH, y de Juan Gasca, fundador y CEO de Thinkers.

El concurso, que copia el formato del original realizado por primera vez en la Universidad CEU Abat Oliba, convoca a grupos de estudiantes y les comunica, en ese preciso instante, el tema que deberán desarrollar en las siguientes horas. En esta edición inaugural, el reto propuesto fue “Alternativas de ocio para estudiantes”, la creación de una empresa que plantee alternativas saludables para adolescentes entre 14 y 16 años.

Mural de uno de los Modelos Canvas / Foto: Pablo Ortega.
Mural de uno de los Modelos Canvas / Foto: Pablo Ortega.

Apoyo docente y profesional

Los participantes no se enfrentaron en solitario a la prueba, como apoyo docente contaron con la ayuda de los profesores que componen CEU Emprende, así como del asesoramiento profesional de Juan Gasca, CEO de Thinkers, una empresa que nació como una agencia de diseño de producto e innovación y que, según su fundador, “descubrió que podía aportar al mundo algo más que mesas y sillas”, por lo que en la actualidad realizan, además, diseños de experiencias, de servicios y de negocios. “Somos creadores de ideas”, afirmó Gasca.

Para crear los modelos de negocio, los alumnos hicieron uso del “Modelo Canvas”, un reconocido sistema en el que se dividen en cuadrículas los factores a tener en cuenta en la creación de un modelo de negocio que ya se ha utilizado con anterioridad en otras actividades de emprendimiento como Teen Emprendedores CEU.

Usando este sistema, los alumnos presentaron diversas propuestas, como la ideada por María y Mariana, estudiantes de Publicidad y Relaciones Públicas, que realizaron un modelo de negocio aprovechando un vacío de mercado. Se trata de en la creación de un festival de música dedicado a aquellos menores que no pueden, por cuestión de mayoría de edad, ir a alguno de los festivales disponibles en el mercado. No fue éste el único proyecto basado en el entretenimiento al aire libre, fueron varias las ideas de llevar a cabo un espacio público con actividades musicales y culturales para los más jóvenes, basadas en muros para realizar graffitis, espacio para realizar skateboard y música reagge y rap.

‘Elevator speech’

La selección del ganador se realizó tras la exposición de todos los proyectos delante de los participantes y el jurado. La presentación se realizó usando un método presentado por Juan Gasca, el conocido como “elevator speech”, un modelo de discurso de origen anglosajón basado en la síntesis de las ideas esenciales, tal y como se presentarían en el supuesto de que tuvieran que ser expuestas en una conversación de ascensor.

El ganador fue el equipo compuesto por dos alumnos de 2º y dos alumnas de 4º que presentó un proyecto para realizar una pulsera electrónica que sirviera para comunicar e identificar a los miembros de una red social, gracias a la cual obtendrían descuentos y ventajas en locales y marcas de productos.

El CEU de Thinkers asesora a algunos de los alumnos / Foto: Pablo Ortega.
El CEU de Thinkers asesora a algunos de los alumnos / Foto: Pablo Ortega.

La primera vez que se realizó el “Thinking Challenge” fue en la Universidad CEU Abat Oliba de Barcelona. La idea surgió y fue promovida por los propios estudiantes del centro, basándose en la idea del “Hackathon day”, en el que se debe solucionar un problema en unas horas limitadas de trabajo. En su primera edición abordaron la temática del paro de larga duración y ganó un proyecto sobre catering urbano.

En su segunda edición, realizada en mayo, siguiendo con la temática social, los proyectos que debían presentar giraban en torno a las personas con discapacidad. El proyecto ganador fue el presentado por Alex Romera, un estudiante ciego que al volver de Londres se dio cuenta de que no había “captado la esencia de la ciudad”. Presentaron por tanto una empresa que permitiera captar la esencia de la ciudad a aquellas personas que carecieran de algún sentido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here