Antonio Vicente Amorós, experto en deontología profesional en el ámbito jurídico

¿Por qué la deontología profesional es importante para un futuro letrado o profesional de la Justicia?

La deontología profesional trata de los deberes éticos relacionados con el ejercicio de una profesión. Es vital para todo profesional conducirse con unos patrones de conducta rectos no solo porque como personas debemos actuar siempre dentro de los cauces de la corrección y la buena fe, sino porque ello también dice mucho en favor de nuestra reputación personal y profesional ante el resto de los operadores jurídicos con los que interactuamos.

Algunos expertos aseguran que la deontología profesional en la actualidad no sólo tiene que ver con la ética, sino que tienen que ver con las normas jurídicas que regulan la relación del Abogado con sus clientes, con sus compañeros de profesión, con los Tribunales donde ejercen y con su Colegio.

Efectivamente, esas normas están contenidas en el Código Deontológico de la Abogacía Española y en el mismo se detalla con bastante minuciosidad el conjunto de derechos y deberes que tenemos los abogados para con los colectivos con los que nos relacionamos (compañeros, clientes propios o ajenos, Administración de Justicia…). No ajustarnos a esas normas puede acarrearnos una responsabilidad disciplinaria e imponérsenos una sanción por el Colegio de Abogados. La sanción, si fuera muy grave, podría suponer incluso la expulsión de la profesión y la imposibilidad de ejercer la abogacía.

Qué duda cabe de que las nuevas tecnologías forman parte ya del conjunto de herramientas que se manejan a diario por los abogados y de cuyo correcto uso deben responsabilizarse. En el artículo 21 del vigente Código Deontológico se hace una llamada al uso diligente de estos recursos, preservando al máximo la confidencialidad y el secreto profesional.

En mayo de 2019 entró en vigor el actual Código Deontológico de la Abogacía en España, y entre las novedades se incluye el uso de medios tecnológicos. ¿De qué manera influye en el profesional del Derecho todo el desarrollo tecnológico que se está produciendo, y su aplicación al denominado Legal Tech?

Qué duda cabe de que las nuevas tecnologías forman parte ya del conjunto de herramientas que se manejan a diario por los abogados y de cuyo correcto uso deben responsabilizarse. En el artículo 21 del vigente Código Deontológico se hace una llamada al uso diligente de estos recursos, preservando al máximo la confidencialidad y el secreto profesional. También se exige que en las comunicaciones, aplicaciones, webs y servicios profesionales que ofrezca el abogado se encuentre perfectamente identificado, así como su Colegio de adscripción, y ello a fin de exigírsele responsabilidades en caso de alguna actuación indebida.

¿Repercute de alguna manera en la deontología de los profesionales del Derecho el papel de las redes sociales?

Las redes sociales son un poderoso instrumento de comunicación cuyo uso está poco regulado, por lo que en ocasiones puede dar pie a abusos o directamente a actos ilícitos. Como decíamos, el Código Deontológico advierte sobre la observancia de los deberes profesionales en el uso de estas tecnologías, como son, principalmente, su deber de identificación en todo momento, y la preservación del secreto profesional y la confidencialidad. A partir de aquí, ya depende del buen juicio de cada profesional el uso responsable y ponderado de estas herramientas.

El Máster de la Abogacía del CEU se caracteriza por ser con un grupo reducido de alumnos, lo que favorece el trato cercano y personalizado. ¿Considera usted que esta seña de identidad enriquece la formación del estudiante de cara a su especialización?

Sin duda. El hecho de ser grupos reducidos y albergados en aulas de dimensiones no muy grandes favorece la interrelación entre los alumnos y el profesor, lo que redunda en un mayor intercambio de ideas y propuestas. También contribuye a un seguimiento más individualizado del alumno, y éste a su vez tiene más accesibilidad al profesor, lo que fomenta su participación en clase.

La aplicación práctica de lo aprendido en la carrera es lo realmente estimulante para los alumnos del máster, sobre todo porque el hecho de cursar este postgrado significa su deseo de incorporarse al mundo profesional de la abogacía y se percibe que absorben las materias con el mayor interés.

El máster se ha configurado con un enfoque práctico de aprendizaje a través del estudio de casos, incluyendo tanto aspectos organizativos y colegiales como de estricta técnica jurídica. ¿Qué le aporta esta metodología al futuro profesional?

Le aporta un valioso acercamiento de conceptos generales adquiridos en el Grado a situaciones concretas ante las que se puede encontrar en su vida profesional. En pedagogía se denomina “aprendizaje significativo”, de tal forma que los estudiantes revisan un nuevo enfoque de los conceptos jurídicos que ya conocían previamente en la carrera, y visualizan la aplicación de dichos conceptos al caso concreto. Este método les proporciona herramientas para abordar un asunto en particular con garantías.

La aplicación práctica de lo aprendido en la carrera es lo realmente estimulante para los alumnos del máster, sobre todo porque el hecho de cursar este postgrado significa su deseo de incorporarse al mundo profesional de la abogacía y se percibe que absorben las materias con el mayor interés.

Otra de las características de este posgrado es la experiencia del claustro de profesores, especialmente por los profesionales del Derecho que participan en él, desde jueces y fiscales en ejercicio, hasta abogados de diferentes despachos y firmas. ¿De qué manera contribuye este perfil profesional a la capacitación de los alumnos?

Creo que es esencial. Con la culminación del Grado los alumnos han acabado una etapa importante en su formación, y desean escuchar algo nuevo relacionado con lo aprendido. Los profesionales les aportamos una visión cercana a la realidad cotidiana en la aplicación del Derecho. Qué pasa en la práctica cuando alguien incumple un contrato o se le impone una sanción administrativa. Es más fácil que se lo expliquemos aquéllos que estamos trabajando a diario con estas situaciones y afrontamos las particularidades que su resolución impone.

Por ejemplo, en GESEM abordamos muchas operaciones societarias. Los estudiantes en prácticas que vienen con nosotros pueden relacionar los conocimientos adquiridos en Derecho Civil y Mercantil con actas de juntas generales de sociedades o escrituras de elevación a públicos de acuerdos sociales. Es como el final de un proceso que empieza con los estudios de Grado.

Además de proporcionarle a los alumnos la capacitación profesional exigida por ley para la obtención del título para acceder a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales, ¿qué obtienen los alumnos y alumnas que cursan el máster en el CEU?

Un trato próximo con un número importante de profesionales acreditados de todos los ámbitos del ejercicio del Derecho. Ello les facilita tanto el acceso a sus conocimientos y experiencia como una relación cercana con estos formadores, lo que puede dar lugar a futuros contactos profesionales o simplemente facilitarles un acceso a éstos para el caso de necesitar consejo u otro tipo de apoyo. Tener referentes a los que acudir aporta mucha seguridad en la toma de decisiones profesionales.

¿En qué se fija un despacho de abogados como el suyo a la hora de incorporar a estos jóvenes profesionales que terminan el máster?

En GESEM hemos contado con alumnos en prácticas en casi todas las ediciones del máster e incluso alguno se ha quedado con nosotros con una relación laboral permanente. Lo que valoramos es su formación y su capacidad para gestionar las herramientas a su disposición para la consecución del trabajo encomendado. Esa metodología la vienen desarrollando en el máster ya que el profesorado les inculca la necesidad de llegar al objetivo concreto con el uso de los recursos propios de un despacho profesional (bases de datos, documentos previos, interpretación de la ley, etc.). Y por supuesto se requiere un gran espíritu de trabajo y una actitud proactiva ante el nuevo reto que se abre ante ellos.