Los navegantes holandeses del siglo XVII defendían que los océanos no podían ser patrimonio de nadie y que todos los hombres tenían derecho a navegar y sacar provecho de él. Lo mismo opinan de internet algunos navegantes del siglo XXI

“La Comunicación en general y el Periodismo en particular atraviesan hoy un fenómeno similar. Hasta hace bien poco los periodistas eran el verdadero “cuarto poder”, como expresó Edmund Burke. Existía una especie de pacto por el que unos profesionales de la información eran los representantes una sociedad que por derecho deber estar informada.

Algunos críticos con este modelo informativo entendían que los medios de comunicación bajo ese “pacto” habían instaurado un “Mare Clausum” informativo; se habían adueñado de un derecho fundamental de todos. Nadie defiende hoy un “Mare clausum” informativo. Tampoco se está en contra de un “Mare Liberum”, porque donde hay libertad hay verdad. Pero lo que sí es preocupante es pensar en que lo segundo se consolide sin periodistas, formados en la universidad y herederos de una notable profesión que ha estado muy ligada a nuestras libertades.

Asimismo, sería alarmante pensar en periodistas sin cabeceras que les representen. Ya hemos visto algunos bucaneros, piratas y corsarios que navegan por las redes a bordo de sus fake news”.

Elías Durán de Porras, decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación. Periodista

Noticias fabricadas

Como responsables de la formación de los futuros periodistas, nos preocupa el tema de las “Fake News” desde hace tiempo.

El curso pasado nos visitó Manuel Chávez, profesor e investigador de la School of Journalism de Michigan State University, para avanzar en las líneas de investigación conjuntas que el CEU mantiene abierta con esta universidad norteamericana.

En las clases magistrales que impartió a nuestros estudiantes de Periodismo abordó el tema de las noticias falsas, a las que denominó “noticias fabricadas”.

“en realidad, no es algo nuevo, siempre han existido”

En su opinión, la primera “fake new” de la historia de los Estados Unidos fue la que provocó la guerra de Cuba: la noticia falsa de que los españoles habían hundido un barco norteamericano. El famoso “yo pondré la guerra”, de William Random Hearst.

“Podemos decir que España ha sido la primera víctima de una ‘fake new’ en la historia americana”

Sin embargo, según destaca el profesor Chávez, lo que ahora sí es nuevo es que las noticias falsas se han convertido en una fuente de negocio, son una empresa exitosa. “En los Estados Unidos, grupos de extrema derecha han desarrollado agencias de noticias falsas para atacar a los opositores a sus candidatos. Y han sido rentables. Son empresas que fabrican fake news, ese es su negocio”.

Jordi Pérez Llavador, profesor del Departamento de Comunicación e Información Periodística de la Universidad CEU Cardenal Herrera, explicaba que la dificultad en la identificación de las “noticias falsas” es que tienen visos de veracidad.

“La manera de saber si una noticia es una “fake” o no, es comprobar si se ha publicado en otros medios”

La profesora del Departamento de Comunicación e Información Periodística de la CEU UCH Elvira García de Torres nos deja estos Consejos:

  • Reflexionar antes de compartir un contenido,
  • Si es información de actualidad, buscar su publicación en los medios de comunicación,
  • Si son alarmas de seguridad, acudir a los perfiles oficiales de la Policía o la Guardia Civil para contrastar su veracidad.

Un periodismo de verdad

Compartimos con el periódico Levante-EMV la creencia en que el buen periodismo ayuda a tener ciudadanos más libres. Porque el buen periodismo nos hace saber, pensar y decidir.  Queremos que cada ciudadano sepa lo que necesita saber, piense como quiera pensar y decida con la ayuda de una información veraz.

Por eso hemos abordado conjuntamente el proyecto

Periodistas y académicos hemos reflexionado sobre este fenómeno con la intención de prestar un servicio a todo aquel que busca información veraz.

https://www.porunainformacionveraz.com/el-esquema-de-la-mentira/