Los estudiantes de Enfermería del CEU de Castellón se entrenan en el acompañamiento a las personas que sufren 

El papel de la comunicación empática y la escucha activa en los servicios de salud es fundamental para conseguir una atención asistencial de calidad. A ​simple vista, puede parecer que las habilidades y/o conocimientos técnicos de cada servicio son lo más importante, pero, dando estos por supuestos, lo que realmente diferencia a un buen profesional sanitario es la capacidad de relacionarse eficazmente con la persona que sufre.  

Partiendo de esta premisa, el claustro de Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón organiza periódicamente iniciativas formativas encaminadas a reforzar la capacidad de los estudiantes para saber acompañar a los pacientes a los que atenderán en el futuro. Y una de las más recientes ha sido “la isla de la comunicación empática”, un motivador juego de roles en una supuesta isla desierta en la que se había estrellado un avión, cuyos supervivientes solo lograban salir si demostraban su empatía con los demás. 

En este motivador juego de roles, los supervivientes solo lograban salir si demostraban su empatía con los demás

Este juego de roles, que planteaba diferentes situaciones de sufrimiento en las que los estudiantes, distribuidos en equipos, ejercían alternativamente de profesionales y víctimas, es una estrategia pedagógica innovadora en el campo de la comunicación con la que los futuros enfermeros CEU han fortalecido su aprendizaje de una manera dinámica y divertida. 

Al servicio del paciente 

Como explica la profesora que ha organizado la actividad, Montse Cañabate, “el profesional enfermero es el que más tiempo dedica al contacto con el paciente y por eso es crucial que los estudiantes de Enfermería aprendan desde la universidad la comunicación empática con la persona que sufre”. “Una enfermedad implica en la mayoría de los casos vivencias desagradables, tanto para los pacientes como para los familiares, y una buena comunicación con el personal de enfermería es clave para su tratamiento”, prosigue la docente. 

‘Una buena comunicación del personal de enfermería con el paciente es clave para su tratamiento’

Los estudiantes valoran mucho el aprendizaje que les ha proporcionado este original ejercicio de comunicación empática. Por ejemplo, Eduardo Casañ tiene claro que en cualquier profesión en la que se trata con personas, hay que desarrollar estas habilidades, más aún en enfermería.  

Eduardo confiesa que, antes de hacer la práctica, no tenía muy claro si le iba a encontrar utilidad para su futura actividad profesional, «pero cuando la realicé me di cuenta de que sí, ya que en enfermería tratamos a diario con pacientes, familiares y compañeros», explica.

“Los pacientes, y sus familiares, se encuentran en un momento de la vida nada agradable, y los profesionales que los estemos cuidando, además de saber las técnicas y procedimientos que debemos realizar, también tenemos que saber comunicarnos con ellos”, subraya.  

‘Para un enfermero es importantísimo tener habilidades comunicativas, sobre todo si queremos aplicar un modelo de salud integral’

Eduardo Casañ, estudiante de Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón

El estudiante de Enfermería del CEU de Castellón considera que “para un enfermero es importantísimo tener habilidades comunicativas, sobre todo si queremos aplicar un modelo de salud integral, más allá de la patología concreta, y tratar a los pacientes como a nosotros nos gustaría que nos trataran”. “Y con ejercicios como este, añade, también aprendemos a comunicarnos eficazmente y a tener empatía con nuestros futuros compañeros de profesión”. 

Otro de los aprendizajes que valora mucho el futuro enfermero se refiere al plano personal. «En esta actividad se crearon varios roles, a semejanza de la vida diaria, en la que convivimos con muchos tipos de personas con formas muy diferentes de ver las cosas. Y eso te ayuda a darte cuenta de que no todo es blanco o negro, y de que hay muchas tonalidades de grises», concluye.

Este proyecto de innovación del Grado de Enfermería del CEU de Castellón, ha sido impulsado por la profesora Montserrat Cañabate con la colaboración de sus compañeros de claustro Rafael González, Yolanda Sánchez y Raquel Martínez.

Artículo anteriorViernes, 11 de febrero de 2022
Artículo siguienteMujereSTEAM en la CEU UCH: ¿qué es para ellas ser mujer en la ciencia?