• Estudiantes de 16 colegios de Elche y pedanías participarán durante una semana en las sesiones sobre higiene, primeros auxilios, alimentación saludable y ergonomía

Durante una semana, miles de alumnos de Primaria de 16 colegios de Elche y pedanías conocerán y aprenderán hábitos saludables como la higiene bucal, alimentación, ergonomía, valores y habilidades sociales y de primeros auxilios de la mano de la Escuela de Salud CEU, en los talleres gratuitos impartidos por estudiantes y profesores del Grado de Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera, dentro de la iniciativa la Universidad en la calle, que ya cumple su séptima edición.

“Está demostrado que la mala salud inhibe el aprendizaje. Además, diversos estudios concluyen que existe una estrecha relación entre la conducta orientada a la salud y los resultados educativos y académicos, como el rendimiento en las aulas, la asistencia a clase o en cuestiones disciplinarias”, señalan Fernando Fernández y Arantxa Cámara, profesores de Enfermería de la CEU UCH y coordinadores de la actividad.

Por ese motivo, en los talleres, dirigidos a niños con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, se trabajará la adquisición de hábitos y comportamientos para una alimentación variada y reforzar la importancia del desayuno, fundamentar la necesidad de una higiene correcta y capacitar a los alumnos para que apliquen las técnicas adecuadas, incidir en la necesidad de una higiene postural correcta, el transporte y movimiento de cargas, reducir el número de accidentes, así como capacitar a los alumnos para que apliquen técnicas de primeros auxilios de forma correcta y que desarrollen estrategias y recursos para tomar decisiones que mejoren y mantengan su salud y su calidad de vida.

Los talleres se adaptan a las necesidades y costumbres de los niños y emplean una metodología educativa, lúdica y participativa en la que los pequeños son los protagonistas

Según Arantxa Cámara, los directores y profesores de los colegios participantes en anteriores ediciones han destacado que los talleres “se hayan adaptado a las necesidades y costumbres de los niños de esta franja de edad, y han destacado tanto el lenguaje empleado para llegar a ellos como la metodología educativa, lúdica y participativa, en la que el niño es el protagonista, utilizando para ello materiales audiovisuales, fichas, muñecos, juegos. Esto es importante porque la experiencia de años anteriores nos demuestra que los niños ya tienen la información, pero ahora necesitan aplicarla con casos prácticos”.