Las investigadoras predoctorales de la CEU UCH Marta Lozano y Sandra Fernández han impartido un taller en la asociación Amamanta sobre las propiedades de la leche materna y la importancia de su donación para avanzar en su estudio

Mari Carmen López Mendoza, Marta Lozano, Sandra Fernández y Dolores Silvestre, miembros del Grupo de investigación en leche humana, de la CEU UCH.
Mari Carmen López Mendoza, Marta Lozano, Sandra Fernández y Dolores Silvestre, miembros del Grupo de investigación en leche humana, de la CEU UCH.

Pertenecen al Grupo de Investigación sobre Nutrición Humana y Seguridad Alimentaria para la Salud de la CEU UCH. Marta Lozano Fuentes y Sandra Fernández Pastor son investigadoras en formación, que preparan sua tesis doctorales sobre las propiedades de la leche humana, bajo la dirección de las profesoras Mari Carmen López Mendoza, de Veterinaria, y María Dolores Silvestre, de Farmacia. Su labor investigadora en este ámbito, para sus respectivas tesis, las ha convertido en expertas invitadas por el grupo Amamanta, de apoyo a la lactancia materna.

Amamanta es una de las organizaciones que realiza más donaciones a los bancos de leche materna de hospitales, como La Fe, imprescindibles para el avance de la investigación sobre sus propiedades, como la desarrollada desde la CEU UCH y en las tesis doctorales de Marta y Sandra. Para concienciar sobre la importancia de estas donaciones y resolver las dudas de las madres lactantes, ambas se han convertido en expertas invitadas en un taller impartido por ellas.

¿Cómo describiríais vuestra experiencia?

Sandra: Ha sido tremendamente enriquecedora. El poder ayudar a los demás, en este caso a las mamás de Amamanta, con los conocimientos derivados de nuestras investigaciones es la meta que perseguimos, por lo que en este sentido, tanto Marta como yo nos sentimos realmente satisfechas.

Marta: Tras dos años de trabajo con leche materna, el poder divulgar resultados en un ámbito no científico, diferente a los congresos, es muy gratificante. Demuestra la tremenda aplicación práctica del trabajo realizado. Además, las mamás presentes eran mamás que han donado su leche para poder realizar los estudios, y el que ellas vean que su donación sirve para mejorar las condiciones de manipulación que recibe la leche materna, es genial. La inmensa mayoría no tienen acceso a una revista científica para poder leer los artículos que publicaremos, así que darles los resultados de forma directa y en un lenguaje fácil de entender fue, como dice Sandra, muy gratificante.

Marta Lozano y Sandra Fernández, junto a los miembros de la asociación Amamanta organizadores del taller.
Marta Lozano y Sandra Fernández, junto a los miembros de la asociación Amamanta organizadores del taller.

¿Cuáles son los temas concretos de vuestras investigaciones para la tesis doctoral que estáis elaborando sobre leche materna?

Marta: Mi tesis se centra en evaluar la calidad microbiológica de la leche materna, tras recibir diferentes tratamientos, que se realizan en los Bancos de leche humana donada y en las salas de Neonatología. Lo que se intenta con ello es optimizar todo el proceso de manipulación para que la leche sea lo más segura microbiológicamente hablando para el neonato, teniendo en cuenta que son receptores de alta vulnerabilidad y, por lo tanto, hay que extremar al máximo todas las condiciones higiénicas que puedan alterar el alimento.

Sandra: Con mi tesis pretendemos estudiar como pueden afectar los tratamientos a los que es sometida la leche materna en los Bancos a la capacidad antimicrobiana que la leche tiene, de forma que podamos actuar en consecuencia sobre estos procesos con el fin de que esta capacidad se vea mínimamente afectada. Esta capacidad antimicrobiana es beneficiosa para el recién nacido que hasta el año de vida posee inmadurez tanto morfológica como funcional, generalmente bebés prematuros que por cualquier tipo de limitación no pueden ingerir la leche de su madre.

Sandra Fernández, presentando la investigación de su tesis doctoral en la asociación Amamanta.
Sandra Fernández, presentando la investigación de su tesis doctoral en la asociación Amamanta.

En Amamanta, habéis sido ponentes del tema sobre el que investigáis. ¿Qué tal la experiencia divulgativa como expertas?

Marta: La experiencia divulgativa fue muy motivadora: ver que la aplicación práctica es real y ver cómo las madres donantes tienen interés en conocer los resultados de las diferentes investigaciones realizadas gracias a sus aportaciones (entre otras) es motivador, me anima a continuar con fuerza trabajando. Aunque el calificativo “experta” creo que me queda por ahora grande: estoy en mi segundo año de formación investigadora, considero a mis directoras de tesis, como mis referentes y como expertas en el tema, de las cuales estoy aprendiendo y seguiré aprendiendo.

Sandra: Yo acabo de empezar hace poco tiempo con la parte experimental de mi tesis con lo que a nivel divulgativo no pude exponer aún resultados. Realicé una comunicación sobre la importancia de la lactancia materna y sobre la composición y propiedades de la leche humana. Sirvió como introducción a los resultados que expuso Marta derivados de su parte experimental. Coincido con Marta en destacar el apoyo y la ayuda que nos dan nuestras directoras Dolores Silvestre y Mari Carmen López: sin ellas, todo esto no habría sido posible.

Marta Lozano, durante su intervención en el taller de Amamanta.
Marta Lozano, durante su intervención en el taller de Amamanta.

¿Qué tipo de dudas habéis resuelto en el taller con las madres de Amamanta?¿Os ha servido para valorar la utilidad de vuestra investigación en la práctica real de la lactancia?

Sandra: Las dudas que surgieron en el taller tenían que ver con el tipo de alimentación que debían seguir las madres durante el embarazo y la lactancia. Sobre todo querían conocer qué alimentos debían tomar y si había alimentos no recomendables. De esta forma, querían asegurar que la composición de su leche es la correcta para cubrir las necesidades nutricionales del lactante y que sus propiedades beneficiosas no se ven afectadas.

Marta: En mi caso, las principales dudas que resolví en el taller de Amamanta se referían a la manera de congelar y descongelar la leche que las propias madres almacenan en sus casas, el tiempo máximo que pueden almacenarla en el frigorífico… cosas muy muy prácticas. Hay una parte de la investigación realizada con leche de fórmula y esta parte también creó gran interés en las madres.

Publicaciones internacionales

El Grupo de Investigación en Leche Humana de la CEU UCH estudia los biocomponentes y los efectos en sus propiedades cuando la leche se dona y se conserva en bancos de leche materna en hospitales, con el objetivo de contribuir a la mejora de sus protocolos de conservación. Los estudios de este equipo investigador, que bajo la dirección de la profesora Dolores Silvestre, colabora con el Servicio de Neonatología y el Banco de Leche Humana del Hospital La Fe de Valencia, han sido publicados en revistas científicas internacionales como International Dairy Journal, Maternal and Child Nutrition o Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition.

Más noticias sobre las investigaciones del Grupo de Investigación en Leche Humana de la CEU UCH, en Actualidad CEU.

Más información sobre el taller de donación de leche materna, en la web de Amamanta.