Alumnos de Primaria durante una fase del concurso de robótica en el CEU de Elche

Montar un robot con piezas de Lego o con piezas impresas 3D y kit de robótica BQ y posteriormente programar ese robot han sido los retos de construcción a los que más de 100 niños y niñas de 4 a 12 años han hecho frente en la tercera edición del concurso Robotics Workshop Challenge, celebrado en las instalaciones de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Elche.

Con esta iniciativa, que ya se encuentra en su tercera edición, se pretende motivar a que los estudiantes aprendan habilidades de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, a través del sistema STEAM (Science, Technology, Engineering, Art y Maths). Para conseguirlo, los alumnos participantes aplicaron durante la jornada los conocimientos que durante meses atrás han adquirido en el Taller Robotics Workshop como materia extraescolar desarrollado en diversos colegios de la provincia de Alicante.

Profesores especializados tutelaron a los estudiantes en el concurso

Los alumnos y alumnas, que van desde Infantil hasta 6º de Primaria, pertenecen a los colegios Aitana de Elche, Altozano de Alicante, Colegio Público Azorín de Catral, la Academia Hélike Formación de Elche, Nuestra Señora del Carmen de Elche, Salesianos San Rafael de ElcheSanta María del Carmen de Elda. En el concurso, los niños y niñas, distribuidos por categorías en función de la edad, y dirigido por los monitores de robótica de Taller Docente y en el que colaboran alumnos de los grados de Educación del CEU Cardenal Herrera de Elche, han resuelto dos restos, cada uno de 45 minutos. En cada uno de estos retos han ido consiguiendo una serie de puntos que se han acumulado para determinar la clasificación final.

Los más pequeños también construyeron piezas en el concurso

En el primer nivel, los estudiantes de Educación Infantil debieron resolver un reto de construcción con tres piezas de Lego y un reto de programación robótica. En el nivel Kids & Robotics, compuesto por alumnos de Primero, Segundo y Tercero de Primaria, el desafío estribaba en montar un robot y un robot animal también con piezas de Lego y después programarlo. Y, por último, el nivel Robotics Programmers, para alumnos de Cuarto a Sexto de Primaria, consistió en el montaje de de un robot con piezas impresas 3D y kit de robótica BQ y su posterior programación.