• Los estudiantes de Enfermería y Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera entrenan la observación clínica analizando obras pictóricas
Las alumnas de Medicina Judith Martín, Raquel Martínez, Francisca Pous, Alicia Silvestre y Paula Victoria Torres han realizado esta recreación del «Escuela del natural» de Joaquín Sorolla

Paperas, heridas, adicciones, pediculosis, hemiplejía, intoxicación etílica… Artistas pictóricos de todas las épocas, estilos y procedencias, como Goya, Ribalta, Sorolla, Manetti, Juan Van Der Hamen y Daniel Sabater, han convertido el estudio del cuerpo humano, los problemas de salud, e incluso los cuidados a los pacientes y la educación sanitaria, en un personaje más de sus obras.

Esta es la premisa de un nuevo proyecto de innovación docente de la Universidad CEU Cardenal Herrera destinado a reforzar la formación de los futuros profesionales de la salud.

Este proyecto de innovación ayuda a que los estudiantes profundicen en el entrenamiento de la observación clínica

ConCIENCIArte es una iniciativa impulsada de manera conjunta por profesores de Enfermería y Medicina del CEU para que los estudiantes profundicen en el entrenamiento de la observación clínica mediante técnicas iconográficas de análisis visual.

Dicho de otro modo, los estudiantes de Medicina y Enfermería del CEU han entrenado su mirada clínica observando en profundidad y de manera organizada una selección de cuadros, atendiendo al contexto y a cada detalle, para extraer toda la información posible de los mismos.

Paula Agustí, María Pedrosa, Inés Navarro, María Palau y Sebastián Predescu, alumnos de Enfermería del CEU, han realizado esta recreación de la obra «Tobías restablece la vista a su padre», de Vicente López Portaña

“Se trata de que pasen del mirar al ver, ya que un buen sanitario no solo debe observar los síntomas de una enfermedad, sino que tiene que contextualizarlos en la realidad del paciente y ser capaz de percibir todas las pistas, aunque no sean tan evidentes”, explica la vicedecana de Ciencias de la Salud del CEU, Paula Sánchez, y coordinadora de esta novedosa iniciativa.

“El objetivo, continúa la docente, es que nuestros futuros médicos y enfermeros sean capaces de extraer la información necesaria no solo para hacer un buen diagnóstico, sino para reconducir, en colaboración con el paciente, ese proceso de enfermedad hacia una situación de mejoría”.

Así, los estudiantes se han distribuido en equipos de trabajo virtuales para analizar en profundidad las obras, y entregar unas completas fichas con la información recogida.

Los estudiantes de Enfermería Chaima Baghach, Nuria Belenguer, María Gimeno, Hadjer Nessaf Maza y Sara Simón son los autores de esta interpretación de «La cocaína», de Daniel Sabater

Por ejemplo, en el cuadro “María convaleciente” de Joaquín Sorolla, la ficha incluiría una breve descripción de obra, autor y pinacoteca, así como la enfermedad reflejada, tuberculosis, sus principales síntomas, los medicamentos empleados en su tratamiento y los posibles remedios fitoterápicos avalados por la comunidad científica.

Gamificación para sanitarios

Además, con el ánimo de involucrarse en este ejercicio de observación profunda, empatizar con los pacientes y aportar un extra de motivación, los estudiantes  debían abordar también uno de los retos más virales durante este confinamiento: su propia recreación del cuadro a modo de collage comparativo.

El proyecto de innovación se completaba con otras actividades lúdicas destinadas a promover la vocación investigadora de los futuros médicos y enfermeros así como poner en valor el trabajo de las mujeres científicas.

El San Roque de Francisco Ribalta, con su interpretación a cargo de los estudiantes de Medicina Ester Font, Raquel Mezquita, Núria Monfort y Carmen Sebastià

Los docentes del CEU se muestran muy satisfechos con el resultado. Y es que ConCIENCIArte ha demostrado ser muy valioso para la formación de los futuros profesionales sanitarios, ya que fomenta habilidades de observación, empatía y sensibilidad, además de complementar la formación científica de nuestros estudiantes con contenidos humanísticos, importantes también para una atención integral y de calidad al paciente.

Éxito de aprendizaje

Por su parte, los estudiantes también valoran positivamente la experiencia formativa. Por ejemplo, las alumnas de Medicina artífices de la recreación fotográfica que encabeza este reportaje aseguran que la iniciativa les ha ayudado a entrenar su mirada clínica.

«Poder llegar a ver en una obra de arte patologías características según la época es una forma innovadora de adentrarse en la práctica del diagnóstico», afirma Judith Martín.

«Además, agudiza la vision y sexto sentido del profesional, algo que es altamente relevante para nuestro futuro», añade Raquel Martínez.

‘Ver en una obra de arte patologías características según la época es una forma innovadora de adentrarse en la práctica del diagnóstico’

Su compañera Francisca Pous destaca que este proyecto le ha dotado «de capacidades para fijarnos en detalles del paciente o en patologías, en la pintura, que posiblemente en consulta no llegáramos todos a ver, pero los autores sí llegaron a captar».

«Esta experiencia, prosigue Alicia Silvestre, nos ha dado la posibilidad de ver la patologia desde los ojos del mismo autor, así como encontrar una manera diferente y original de aprender».

«¿Llevarían los artistas en la sangre, además del arte, la medicina?», reflexiona la quinta integrante de este equipo de estudiantes, Victoria Torres.

En esta primera edición de ConCIENCIArte, que sigue la estela de un proyecto de innovación impulsado hace unos años por el profesor Vicente Rodilla en el campus de Valencia de la CEU UCH, han colaborado, además de este docente, Francisco Bueno,
Encarna Castillo, Lidia Ibáñez, Aracely Calatayud e Isabel Martínez.