• Para Asun Climent, profesora de Fisioterapia en el CEU de Elche y fisioterapeiuta en la residencia de mayores DomusVi, los cambios que ha originado esta crisis van a mejorar la labor docente

Como a muchos otros profesionales de la Salud, la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias ha modificado y alterado no solo la vida personal de Asun  Climent, sino también su manera de ejercer la profesión de fisioterapeuta en el Centro de Mayores DomusVI en Elche. Asegura que, durante estos meses, y especialmente, en los momentos álgidos de la crisis, ha hecho “de todo”, como todos en la residencia: “La psicóloga ha hecho de TASOC (Técnico Superior de Animación Sociocultural), la TASOC ha hecho de fisioterapeuta, yo he dado desayunos y todos hemos ayudado a hacer videollamadas, algo muy importante para nuestros usuarios porque es la única manera de acercarles a sus seres queridos”. Y resalta los esfuerzos que han hecho todos los profesionales del centro parta evitar que ninguna de las personas residentes se infectara.

Desde el punto de vista emocional, ¿qué es lo que más ha afectado a los mayores del centro?

En general sus reacciones emocionales han sido adecuadas. Las videollamadas realizadas durante este tiempo han facilitado mantener esa estabilidad emocional, ya que han permitido el contacto con sus familiares. Si bien es cierto que, tras dos meses, ya se está empezando a notar la necesidad de contacto social y una vuelta a la normalidad.

¿Y a los profesionales que estáis en él?

El no poder relacionarnos normalmente con los residentes, entre nosotros y con nuestras familias, es algo que hemos echado todos de menos, pero tanto ellos como nosotros. Después de todo, además de un equipo, somos una gran familia. El acercamiento, las actividades grupales, los eventos que se organizaban y daban vida al centro…son situaciones que hacen que sintamos momentos inolvidables tanto a trabajadores como a residentes. En estos momentos no podemos llevarlos a cabo, pero volverán…

Asun Climent, durante un descanso en su trabajo en la residencia de mayores

Ante esta situación tan excepcional, ¿cómo os habéis organizado los profesionales que trabajáis en el centro?

La organización ha estado supervisada en todo momento por dirección y facilitada mediante protocolos elaborados y dirigidos escrupulosamente por el departamento de calidad y la dirección técnica asistencial de la compañía. Ha sido complicado, porque ha cambiado se ha ido actualizando casi a diario y cada profesional ha tenido que desempeñar tareas nuevas. La actitud general del equipo frente al cambio ha sido ejemplar, lo que ha sido en gran parte clave del éxito.

¿Cómo ha sido la actitud de los residentes en vuestro centro?

Al principio estaban muy expectantes y un tanto desconcertados ante la multitud de cambios que se generaron. Pero rápidamente se adaptaron y durante estos meses se han sentido seguros en el centro y eso ha facilitado que pudiéramos ir adaptando las necesidades del centro a las suyas propias.

Imagino que para hacer tu labor de fisioterapeuta, de un modo u otro, habrás tenido que modificar algunos hábitos o prácticas. ¿Puedes explicar algún caso en concreto?

En general el trabajo diario con los equipos EPIs, ha sido un cambio importante, así como toma de temperatura diaria antes del trabajo, lavado de uniforme diario desinfección de calzado. También se han modificado las tareas habituales, con el fin de dar soporte en los cuidados básicos y apoyar en los cambios organizativos que se han llevado a cabo.…

En cuanto a mi labor diaria como fisioterapeuta, inicialmente tenía que hacer las sesiones individuales en las habitaciones, completamente equipada y con medidas de protección y, poco a poco, vamos instaurando las sesiones en grupos reducidos, manteniendo la distancia de seguridad y con protecciones. Además, un ejemplo de readaptación de las sesiones, ha sido el desarrollo de la actividad de Gerontogimnasia que se ha realizado de un modo curioso, ya que los residentes se ponían en la puerta de las habitaciones con una distancia prudencial, y el profesional fisioterapeuta guiando la clase desde el centro del pasillo, para preservar la salud de todos ellos.

En cuanto al futuro de los centros para mayores, ¿cambiará en el futuro? ¿Tendrán que ofrecer un servicio más médico que asistencial?

 Actualmente disponemos de un equipo sanitario competente y preparado para dar un buen servicio, los cambios que puedan producirse a futuro dependerán de las administraciones competentes en coordinación con las empresas del sector.

Para esta experta, muchos de los cambios originados por la crisis serán positivos

Imagino que esta capacidad de reacción y de adaptación es uno de los puntos fuertes que los profesionales sanitarios habéis demostrado que tenéis para afrontar en esta pandemia.

Así es, ha sido determinante, gracias a la coordinación y supervisión de nuestro Departamento Técnico Asistencial, como al resto de áreas de la compañía, que han trabajado y trabajan a diario con una rápida capacidad de adaptación y respuesta a esta nueva realidad.

Desde el punto de vista de tu labor como profesora del CEU. ¿Qué crees que se puede trasladar de esta experiencia al campo teórico y práctico de la Educación?

Sin duda esta situación nos ha aportado un aprendizaje en educación. Una vez asentadas las bases, no dudo que muchos de los cambios generados perduren en el futuro. Es muy posible que parte de estos cambios se queden para facilitar y mejorar la labor docente.

En paralelo a esta situación de pandemia has tenido que dar clases también de forma online. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

La asignatura de fisioterapia en geriatría, se imparte durante el primer cuatrimestre del curso, por tanto no he impartido docencia durante este periodo, pero sí he tenido que ponerme al día en los cambios y actualizaciones que se han ido produciendo en la universidad. El desarrollo de exámenes online es algo en lo que me he tenido que poner al día, ya que para ello se han desarrollado programas que precisan de un aprendizaje por parte del profesorado y del alumnado que han tenido que hacer un esfuerzo extra. Aprovecho para destacar la labor de los embajadores del CEU que ha sido impecable.