La Diócesis de Orihuela-Alicante celebra las Semanas Sociales de la UCH-CEU

0
413

Silvia Palomino / CAV 4º

Las Semanas Sociales de España cuya organización data de 1906 son un servicio a cargo de la Conferencia Episcopal Española para el estudio, la difusion y la aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia y recorren periódicamente las distintas diócesis del país. Este año se celebraron en la Diócesis de Orihuela Alicante, donde se celebraron por primera vez en el año 1984, en su XXXIII edición.

SemanasSociales-Destacada
Cartel sobre las Semanas Sociales

Este evento congresual itinerante reúne a prestigiosos especialistas nacionales e internacionales que evalúan dónde radican los principales desafíos en Europa y las nuevas de participación en la vida pública que se puede plantear la Iglesia española.
“Por una sociedad nueva. Desafíos y propuestas” fue el lema que ha llevado esta edición y que ha tratado temas como la corrupción, los principales desafíos de Europa y las nuevas formas de participación en la vida que se puede plantear la Iglesia española.
Entre los ponentes se encontraban profesores de la Universidad CEU Cardenal Herrera, como el director del Departamento de Economía y Empresa, Enrique Lluch Frechina, y el director de Proyección Cultural y Social de la UCH CEU y presidente de la Junta Nacional de Semanas Sociales de España, Vicente Navarro de Luján, uno de los miemrbos de Consejo Nacional de la Asociación Católica de Propagandistas.

Nuevos desafíos
El acto de inauguración estuvo presidido por el nuncio del Papa en España, monseñor Renzo Fratini, acompañado por el obispo de Mondoñedo-Ferrol y consiliario de las Semanas Sociales de España, Manuel Sánchez Monge, y el obispo de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, junto a Navarro de Luján.
“Subyace una honda crisis de sentir, de valores, de respeto, de humanidad, en parte aceptada por el deterioro de la cosa pública”, manifestó en la inauguración de estas Semana Social el nuncio de su Santidad el Papa en España. Asimismo, destacó que el actual es un tiempo de renovación y llamada para los cristianos.
Monseñor Renzo Fratini centró su intervención en los nuevos tiempos para la Iglesia y los Cristianos y del mensaje que el Santo Padre envió a los participantes en estas Semanas Sociales: “El Papa Francisco ha invitado a repensar la solidaridad y creo que estas Semanas Sociales ofrecen un servicio importante”. En este sentido añadió que el título que llevan estas jornadas, “Por una sociedad nueva. Desafíos y propuestas”, invita a la reflexión.
Repensar la solidaridad, para el nuncio, quiere decir dos cosas: “Ante todo convocar el magisterio con la evolución socioeconómica, que al ser constante y rápida tiene aspectos cada vez más nuevos; la segunda es que repensar quiere decir profundizar, pensar interiormente para ver si resurge el valor de la solidaridad”.
Renzo Frantini describió a los presentes la situación de la sociedad actual. “Vivimos una crisis ética y por encima de la centralidad del hombre y siguen siendo los ídolos el poder y el dinero hay que recurrir a la Doctrina Social de la Iglesia, cuya finalidad es la de afianzar unos valores de la sociedad digna del hombre”, afirmó. “Hay que tener la valentía de reflexionar sobre los obstáculos del momento histórico en el que nos encontramos y el temple de encontrar las respuestas a esos retos”, añadió.
Finalizó pidiendo a los cristianos compromiso para “alcanzar el bien, ya que es la única posibilidad que tenemos de crear un mundo mejor”.
La conferencia inaugural estuvo a cargo del cardenal arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, miembro de la Comisión Doctrinal de la Conferencia Episcopal de Francia. Su conferencia, “Evangelización en las grandes ciudades”, trató sobre la relación que tienen los ciudadanos con la Iglesia y apostó por la creación de un lenguaje nuevo y la necesidad de animar a la iniciativa generando mucha libertad entre los católicos.
El cardenal explicó que las ciudades son lugares que hablan del encuentro de Dios con el hombre. “Cantan a la alegría y deben ser objeto de toda nuestra atención para que nos permitan esos encuentros siempre nuevos”, manifestó el cardenal arzobispo de Lyon.
El ponente encargado de inaugurar la Semana Social animó a crear en ellas espacios colectivos e iniciativas de solidaridad, espiritualidad, comunicación y paz e insistió en la necesidad de una renovación urbana “con la que se logre el arraigo y el sentido de pertenencia de los nuevos llegados a la comunidad”.
Las conferencias de la Semana Social continuaron con la participación del profesor Titular de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Murcia, Fernando Jiménez y la del profesor de Economía Política en la Universidad de Bolonia, Stefano Zamagni, que con su ponencia “Cómo relanzar el proyecto europeo. La tarea de los católicos en ese proceso”, analizó la importancia de las raíces cristianas de Europa y el papel de los católicos en la crisis actual que vive el modelo europeo. Presentado por Agustín Domingo, director de la UIMP en Valencia, Zamagni defendió una economía civil que corrigiera las insuficiencias de unas políticas económicas que han otorgado demasiada relevancia a la autorregulación del mercado.

TallerCrisiseconmica-Familia3
Talleres sobre crisis económica. / Foto: CEU

Crisis y compromiso
Las mesas redondas, que estuvieron presentes durante toda la edición, se centraron en la crisis económica y el compromiso social que debe tener la Iglesia con la situación en la que se encuentra la sociedad. En una de ellas, el director del departamento de Economía y Empresa de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Enrique Lluch, centró la atención en los efectos de la crisis económica en las familias con su ponencia “Crisis económica y familia”.
Por último, la Semana Social de España cerró su edición con la conferencia “Perspectivas económicas de España”, a cargo del catedrático de Economía Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Rafael Pampillón, y con la Eucaristía presidida el obispo Jesús Murgui.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: *